Atrás

Evolución del cultivo de remolacha azucarera durante el mes de junio

5/07/2022

El estado fenológico dominante del cultivo durante el pasado mes de junio ha estado entre “BBCH: 43-46” (30-60% tamaño raíz estimado) y “BBCH: 49” (Raíz tamaño cosecha). El día 16 de junio comenzó la recolección del cultivo.

El mes de junio se ha caracterizado por unas altas temperaturas, siendo más elevadas de lo habitual para la época, con unas temperaturas máximas de más de 40 ºC en gran parte de Andalucía, y durante varios días consecutivos.

Las plagas y enfermedades más destacadas durante el mes de junio han sido las siguietes:

  • En la provincia de Sevilla, respecto a cásida (Cássida vittata),  se han registrado, durante junio, unas medias provinciales de entre 40 y 55 adultos/UM (Unidad de Muestra=50 plantas) y en torno a 11 huevos+larvas/U.M.; mientras que en Cádiz éstas ha oscilado entre los 11 y 24 adultos/U.M. y  entre 6 y 16 huevos+larvas/U.M. Se realizó tratamiento insecticida para controlar esta plaga en las parcelas de ambas provincias que superaron el umbral. En las parcelas más tardías se aconseja estar muy atentos a su evolución, y ahora aún más con la subida de las temperaturas.
  • La presencia de lixus (Lixus scabricollis) ha sido baja en Cádiz y alta en Sevilla, registrándose unas medias provinciales en torno a 2-3 adultos/UM en Cádiz y entre 35 y 60 adultos/UM en Sevilla.
  • La presencia de larvas de noctuidos defoliadores (Spodoptera spp.) ha sido muy baja en ambas provincias, registrándose valores inferiores a 1 larva pequeña/U.M., de media provincial. Los niveles de los pulgones sobre el cultivo se han mantenido bajos durante junio en ambas provincias remolacheras, con unas medias provinciales de hasta 1,8 colonias (>25 pulgones)/U.M. en Cádiz y 0,3 en Sevilla. En cuanto a la fauna auxiliar asociada a estos agentes, se ha detectado presencia de sírfidos, coccinélidos y crisopas, siendo los más abundantes los adultos de coccinélidos y las larvas de crisopa.
  • Los niveles de cercospora (Cercospora beticola) han sido moderados en Cádiz y altos en Sevilla; registrándose, a final de junio, unas medias provinciales respectivas del 7,8 % y 12,6 % de hojas intermedias con presencia. Se ha realizado tratamiento fungicida contra esta enfermedad en las parcelas de Sevilla que superaron el umbral. Las actuales condiciones meteorológicas pueden ser favorables para su expansión en el cultivo.
  • Se ha observado presencia leve de roya (Uromyces betae) en ambas provincias, con  niveles de daño en torno al 5 % de hojas intermedias con presencia en Cádiz, y en torno al 6 % en Sevilla. Se han realizado tratamiento fungicida para controlar a este hongo en las parcelas de Cádiz que superaron el umbral. Los productos empleados para combatir la cercospora han estado también controlado a esta enfermedad. 
  • La presencia de oídio (Erysiphe betae) sobre el cultivo ha sido muy baja en las dos provincias remolacheras. Las medias provinciales de presencia de esta enfermedad han sido del 0,3 % de plantas afectadas en Cádiz, y en torno al 1,2 % en Sevilla, realizándose tratamiento fungicida en las parcelas de Sevilla que superaron el umbral.
  • La presencia de lepra (Physoderma leproides) en corona ha sido muy baja en ambas provincias, siendo la media provincial del 0,3 % de plantas con tumores en corona en Cádiz, y del 0,02 % en Sevilla. En cuanto a esclerocio (Sclerotium rolfsii), se ha observado también presencia muy baja, casi nula, de este hongo sobre el cultivo, tanto en Cádiz como en Sevilla, con unas medias provinciales respectivas del 0,14 % y 0,07 %.

Es importante recordar que, al haber comenzado la recolección, en caso de tener que realizar tratamientos fitosanitarios para controlar alguna plaga o enfermedad, se debe respetar el plazo de seguridad de los productos fitosanitarios a emplear; así como, usar materias activas de distinta familia química a las ya empleadas anteriormente, para evitar resistencias.