Atrás

Inicio de la vendimia en el Marco de Jerez

1/08/2022

La vendimia de la variedad predominante en la provincia (Palomino) comenzó la semana pasada, concretamente el jueves 28 de julio. Esta semana se espera que se generalice la vendimia en la provincia, estimándose sea ésta una de las más corta de la historia. Ésta ha sido la vendimia de la variedad Palomino más precoz y la primera que se adelanta al mes de julio. No ha ocurrido así con las variedades tempranas Chardonnay y Sauvignon Blanc, las cuales no han sufrido el adelanto de la variedad Palomino, recolectándose éstas en su fecha habitual.

La vendimia en Cádiz se está produciendo a marchas forzadas en los pagos de interior, los más expuestos a la sequía y al calor extremo de las últimas semanas, los cuales han provocado la deshidratación de la uva, con la consiguiente pérdida de kilos. En las 3 últimas campañas se han recogido entre 53 y 58 millones de kilos de uva, muy lejos de los 81,3 millones de kilos que se vendimiaron en 2018. Esta campaña se prevé recolectar poco más de 45 millones de kilos de uva, por lo que ya es la cuarta campaña consecutiva de bajos rendimientos.

En los meses de junio y julio es habitual que se produzcan periodos de días con vientos de Poniente, templados y cargados de humedad, los cuales ayudan enormemente al llenado de las bayas; sin embargo, este verano de 2022 apenas se han producido estos vientos tan beneficiosos para la viña de la provincia, todo lo contrario, han predominado los vientos secos y cálidos de Levante, acompañado de sucesivas olas de calor que, por un lado, han acelerado la maduración de la uva y el consiguiente adelanto de la vendimia, y por otro, la pérdida de peso de los racimos de uva. Además, esta campaña venimos de padecer unos de los inviernos más secos de los últimos años, contribuyendo a una importante falta de humedad en el suelo, donde las cepas se han desarrollado con menos hojas de lo normal, por lo que los racimos se han visto más expuestos a la luz directa del sol.

Ha habido otro problema añadido, se ha observado, de forma casi generalizada, una gran diferencia entre las uvas de un mismo racimo, donde han podido encontrarse uvas deshidratadas (y hasta pasificadas), junto a granos verdes que ya no van a madurar, de ahí también el adelanto de la recolección ante el temor a una pérdida de cosecha aún mayor. Ni siquiera la tregua por la bajada de las temperaturas de mediados de la semana pasada, acompañada de vientos de Poniente, ha variado mucho la situación, estando además previsto un nuevo ascenso térmico, hasta alcanzar los 40 ºC, para esta primera semana de agosto, donde volverá a soplar el viento de Levante. Éste acelerará el inicio de la campaña en viñas donde se ha decidido aguantar unos días para lograr un mayor equilibrio entre los distintos parámetros que determinan el arranque de la vendimia, como la graduación, acidez, etc, muy dispar entre cepas esta campaña.

La vendimia en la provincia se caracteriza por un proceso gradual que comienza en los viñedos del interior y que se va extendiendo progresivamente hacia las localidades de la costa, a medida que la uva va adquiriendo el grado de madurez idóneo para su recogida (10,5 grados Baumé).

El estado fitosanitario del viñedo ha sido, en general, satisfactorio; la uva está muy sana, con una muy escasa incidencia de plagas y enfermedades. Tan sólo se han observado algunos episodios puntuales de araña amarilla (Tetranychus urticae) asociados a periodos de altas temperaturas, que se han combatido puntualmente con tratamientos focalizados. No se ha observándose mucha incidencia de enfermedades, las cuales se han controlado adecuadamente con los oportunos tratamientos fungicidas preventivos y curativos.

Foto: Diario de Jerez.