Atrás

Estado fitosanitario del cultivo de algodón durante el mes de julio

9/08/2022

El estado fenológico durante el mes de julio ha evolucionado del estado de ”B” (Botones) al estado “P” (Cápsulas pequeñas), consolidándose la etapa de formación del fruto, con la aparición de las primeras cápsulas grandes. A finales de julio, las parcelas más tardías se encontraban en cápsulas pequeñas, mientras que en las más tempranas se observan ya las primeras cápsulas abiertas (principalmente en parcelas de secano).

Las elevadas temperaturas del mes de julio (con registros, muchos días, de más de 40 ºC) no han favorecido demasiado al cultivo, por lo que los agricultores se han visto obligados a tener que realizar riegos de forma generalizada, dada la alta tasa de evapotranspiración de las plantas. En este sentido es importante reseñar que, en algunas parcelas, se ha observado una mayor caída al suelo de botones y capsulas pequeñas que otras campañas. 

El algodón es un cultivo ávido de altas temperaturas, sin embargo, por encima de los 37 ºC se detiene el crecimiento del tallo principal. La temperatura óptima para su desarrollo es de 32 ºC. Temperaturas por encima de los 37 ºC provoca en el cultivo un descenso de la fotosíntesis (al cerrarse los estomas), así como un aumento de la tasa de respiración, cuya consecuencia es una menor elaboración de sustancias nutritivas para el crecimiento y almacenamiento, con la consiguiente merma en los rendimientos finales.  

La evolución de plagas y enfermedades durante el mes de julio ha sido la siguiente:

  • En cuanto a araña roja (Tetranychus urticae), su presencia ha sido muy baja en todas las provincias, destacando Sevilla con una media provincial del 1,5 % de plantas ocupadas, registrada a final de julio. En el resto de las provincias algodoneras la media provincial de finales de julio ha oscilado entre el 0,5 % de Cádiz y el 0,6 % de Córdoba. Se han realizado tratamientos acaricidas en las parcelas que superaron el umbral del 20 % en las provincias de Cádiz y Sevilla.
  • Referente a los pulgones (Aphis gossypii), su aparición ha sido también muy baja en general, con niveles de presencia que han oscilado entre el 0,32 (nivel de 0 a 3) de Jaén y el 1 de Cádiz; efectuándose tratamiento químico para controlarlos en las parcelas más afectadas (con un nivel superior a 1,5) de todas las provincias algodoneras, excepto Jaén.
  • La presencia de mosca blanca (Bemisia tabaci) ha sido muy baja en julio, con unas medias provinciales que han oscilado entre las 0,7 pupas/hoja de Cádiz y las 2,7 de Jaén. Se ha realizado tratamiento insecticida en las parcelas de Sevilla y Cádiz que superaron el umbral de 10 pupas/hoja.
  • En relación a puestas y larvas de heliotis (Helicoverpa armigera), su presencia es generalizada en todas las provincias algodoneras de Andalucía. Las medias provinciales de puestas han oscilado entre los 1100 huevos/ha de Jaén y los 4700 de Sevilla; mientras que las medias provinciales de larvas pequeñas/ha han estado entre las 1100 de Jaén y las 3700 de Sevilla. Se han realizado tratamientos insecticidas para controlar a esta plaga en las parcelas que superaron el umbral; efectuándose éstos, en mayor o menor medida, en todas las provincias algodoneras, excepto en Jaén.  Una vez bajen algo las temperaturas de las últimas semanas, se recomienda prestar una atención especial a su evolución, efectuándose muestreos periódicos con el fin de constatar la presencia o no de puestas y/o larvas de esta plaga, así como su incidencia, para poder planificar una adecuada estrategia de control. En este punto, es importante conocer la previsión meteorológica a corto plazo, ya que las altas temperaturas de más de 35 ºC pueden ejercer un control natural de la plaga, haciendo abortar puestas y diezmando la población de larvas (sobre todos las más pequeñas).
  • En cuanto a earias (Earias insulana), las medias provinciales han oscilado entre las 200 larvas pequeñas/ha de Cádiz y las 11.100 de Córdoba. Se han realizado tratamientos contra esta plaga únicamente en las parcelas de Sevilla que han superado el umbral.
  • Referente al gusano rosado (Pectinophora gosypiella), las medias provinciales de capturas de adultos han oscilado entre los 0,4 adultos/trampa y día de Jaén y los 13,1 de Cádiz. En cuanto al daño en frutos, se han observado cápsulas atacadas solamente en las provincias de Cádiz y Sevilla, donde se han realizado tratamientos para repeler el vuelo de adultos de esta plaga. Los porcentajes de daño han sido muy bajos en estas dos provincias, no más del 0,2% en Cádiz, y del 0,8% en Sevilla.
  • En el caso de las chinches fitófagas (Lygus sp. y Creontiades sp.), los niveles poblaciones de ninfas de estas plagas han oscilado entre las 16.000 ninfas/ha de Cádiz y las 75.000 ninfas/ha de media provincial en Córdoba. Se ha realizado tratamiento insecticida para controlarlas en las parcelas que superaron el umbral de las 150.000 ninfas/ha de todas las provincias, a excepción de Jaén.

Foto: Flor atacada por gusano rosado.