Atrás

Riesgo de orugas y oídio al inicio de la campaña de fresa

17/11/2022

El estado fenológico dominante en estos momentos en el cultivo de fresa es A “Inicio de la actividad vegetativa-Despliegue de hojas”.

Finalizada la fase de plantación a finales de octubre continúa, actualmente a mediados de noviembre, la fase de replantación de aquellas plantas que no han superado el ambiente cálido y seco de octubre, que en este inicio de campaña han sido muchas, en torno al 35-40%. Este índice de mortalidad de plantas se debe principalmente a la suma, entre otros factores, de las condiciones de ambiente cálido y seco del mes de octubre en la provincia de Huelva durante la plantación y las altas temperaturas registradas en los viveros de altura, lo que ha dificultado la parada de la planta tan necesaria previo al arranque.

Por otro lado, aquellas parcelas que ya han finalizado la plantación y replantación proceden a cubrir el cultivo con el fin de propiciar protección y un ambiente favorable para el desarrollo y fructificación de las plantas. Dicha labor es aconsejable retrasarla lo máximo posible para favorecer el enraizamiento de las plantas una vez que las temperaturas mínimas registran valores en descenso, si bien, en épocas de lluvia prevalece la protección de los caballones.

En plantaciones tempranas, que comienzan a tener un desarrollo foliar importante y las primeras flores, y en especial aquellas que ya disponen de la cubierta plástica, el riesgo por Oídio (Podosphaera aphanis) es alto con las condiciones actuales de elevada humedad relativa y temperaturas suaves en las horas centrales del día. En todo caso, los plásticos deben manejarse para favorecer la aireación y mantener el ambiente fresco.

Además, hay que tener en cuenta que actualmente la planta inicia la actividad vegetativa y su formación, considerándose este, probablemente, el periodo más crítico de la campaña. Por ello, se recomienda, en post-plantación, prestar especial atención a la presencia de orugas de lepidópteros en el cultivo, al atacar al cogollo de la planta y poder causar desde un menor desarrollo de ésta hasta su pérdida. Por su importancia y proporción destacan las especies Helicoverpa armigera, Spodoptera littoralis, Spodoptera exigua y Chryxodeisis chalcites. La incidencia de cada una de ellas va a depender de la zona y de la campaña, por lo que se recomienda la monitorización de cada una de ellas como sistema de apoyo a los muestreos. Las primeras flores de variedades tempranas o procedentes de maceta también pueden ser dañadas.

En el caso de resultar necesaria una intervención química, en la página web de la RAIF, está disponible el listado actualizado de materias activas autorizadas en Producción Integrada de fresa.