Atrás

Detecciones de Bactrocera dorsalis en Francia

24/01/2023

El pasado mes de julio la EPPO alertó de una nueva captura de Bactrocera dorsalis (mosca oriental de la fruta), clasificada como plaga prioritaria por la Unión Europea y regulada en el Reglamento Delegado (UE) 2019/1702. Además, se encuentra incluida en la lista A1 de la EPPO.  

Las interceptaciones en el país vecino se dan por primera vez en el año 2019 con la captura de 2 machos en el norte de Francia, en la región de Ile-de-France durante el mes de julio, concretamente en el municipio de Chevilly-Laure, en una zona urbana cercana al aeropuerto de Orly y al Mercado Internacional de Rungis.  En agosto vuelve a capturarse en esta misma región un tercer adulto macho en el municipio de Vitry-Sur-Seine, y el cuarto, en el municipio de Thiais. Estas capturas se asocian a la importación de frutas exóticas y no a la existencia de un brote, aun así, se intensifican las labores de inspección.

En el mes de octubre de ese mismo año se capturan al sur de Francia 4 machos en una huerta de melocotoneros en el municipio de Saint-Jean-Védas, perteneciente a la región de Languedoc-Rosellón, y un mes después, se atrapa otro macho en el municipio de Lavérune (región de Occitania), en una trampa situada en una granja de cultivo de hortalizas y frutales. Ambas interceptaciones ocurren en zonas cercanas a un mercado de productos agrícolas y a una carretera de comunicación de Francia con el sur de Europa, y al no encontrarse síntomas ni frutos afectados en campo, estas capturas se asocian de nuevo a la importación de frutas exóticas. Se aplican los productos fitosanitarios pertinentes y se continúa la búsqueda exhaustiva de nuevos posibles positivos.

En el año 2021 vuelven a capturarse 8 individuos en la Ile-de-France, de nuevo en las inmediaciones del aeropuerto de Orly, y en el sur, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, concretamente en el municipio de Hyères, se hallan 5 adultos macho en un huerto de cítricos, sin observarse larvas ni síntomas en el cultivo, por lo que de nuevo se habla de capturas vinculadas a la importación de fruta exótica infestada, y no de brotes.

Las últimas capturas tienen lugar durante el verano de 2022 en la región de Gran Este, en la aglomeración de Mulhouse Alsacia, donde se atrapa un adulto en una trampa situada en un melocotonero ubicado en una finca urbana, cercana a empresas de importación de fruta. Las medidas fitosanitarias a aplicar incluyen la destrucción de la fruta infestada. De nuevo, se considera que la entrada de Bactrocera dorsalis en el país es debida a la importación de fruta de otros países en los que la plaga se encuentra presente, y no a un brote. Aun así, se continúa muy pendiente de la evolución de esta plaga por todo el país.

Pese a que Bactrocera dorsalis en Francia es considerada por la EPPO como “Hallazgo transitorio y aislado en trampas cerca de los puntos de entrada, no relacionado con un brote”, la preocupación crece de manera generalizada por lo ocurrido durante el pasado año 2022 en Italia, donde las capturas pasaron de no alcanzar la decena de individuos, a rebasar el millar en cuestión de un par de meses, lo que indica que se ha adaptado a la perfección al clima mediterráneo

Se trata de una plaga muy polífaga que afecta a centenares de especies de frutales (albaricoque, aguacate, plátano, cítricos, café, higo, guayaba, níspero, mango, papaya, maracuyá, melocotón, pera, caqui, piña, cereza, etc.), y de hortícolas (tomate, pimiento, berenjena o pepino), además, cuando se establece en una zona determinada, posee una alta capacidad para imponerse ante el resto de moscas de la fruta autóctonas convirtiéndose así en la plaga principal.

Su aparición podría suponer para los agricultores pérdidas económicas muy elevadas, debido tanto a los daños directos que produce en la fruta por perforación y putrefacción de esta, como a los perjuicios indirectos por las medidas de inmovilización u obligación de la destrucción de la misma, considerándose por ello una de las mayores amenazas para los cultivos europeos.

En Andalucía, Bactrocera dorsalis se encuentra incluida desde 2015 entre los organismos objeto de control del Plan Andaluz de Vigilancia Fitosanitaria en Cítricos (PAVFC), sin que hasta la fecha se haya detectado su presencia en nuestra comunidad.

 

Referencias bibliográficas:

Bactrocera dorsalis. Direction Régionale de l´Alimentation, de l´agriculture et de la foret

Intercepciones de Bactrocera dorsalis en Francia. EPPO

Ficha divulgativa Bactrocera dorsalis "mosca oriental de la fruta". Junta de Andalucía