Bancos de germoplasma: recursos genéticos para la mejora de los cultivos y la seguridad alimentaria

Los bancos de germoplasma dan respuesta a la estrategia de conservación definida por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible recogida en el Libro Blanco de los Recursos Fitogenéticos con riesgo de erosión genética de interés para la agricultura y la alimentación en Andalucía. El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) cuenta con cinco bancos de germoplasma ubicados en varios de sus centros.
IFAPA
vid
olivo
fresa
calabacín
alfalfa

Los bancos de germoplasma de recursos fitogenéticos son colecciones de material vegetal vivo, en forma de semillas, bulbos, polen y esporas. Su objetivo es contribuir a la preservación del patrimonio genético a través de la conservación ex situ de especies, variedades, ecotipos vegetales autóctonos, y cultivares en desuso, así como de la información asociada de las entradas conservadas para su aprovechamiento actual y futuro. Según la FAO, “los bancos de germoplasma desempeñan un papel fundamental en la conservación, la disponibilidad y el uso de una amplia diversidad fitogenética para la mejora de los cultivos y con ello la seguridad alimentaria y nutricional. Sirven de puente entre el pasado y el futuro, asegurando la disponibilidad continua de los recursos fitogenéticos para la investigación, la reproducción y la mejora del suministro de semillas para un sistema agrícola sostenible y resiliente”.

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) contribuye a esta conservación con los siguientes bancos de germoplasma:

Banco de germoplasma del olivo

El Banco Mundial de Germoplasma de Variedades de Olivo del IFAPA (BGMO-IFAPA) está formado por la Colección Mundial de Variedades de Olivo que alberga el Centro Alameda del Obispo (Córdoba) y su copia de seguridad establecida en las instalaciones del Centro Venta del llano (Megíbar, Jaén). El BGMO-IFAPA es el Banco Nacional de referencia para olivo, está integrado en la Red de Colecciones del Programa Nacional de Recursos Fitogenéticos (INIA) y está incluido en Inventario Nacional (CRF-INIA) y europeo (ESP046). También forma parte de la Red Internacional de Bancos de Bancos de Germoplasma establecida y coordinada por el Consejo Oleícola Internacional (COI) por lo que es reconocido como el primer Banco Internacional de Referencia del olivo.

La colección juega un papel esencial desde hace décadas en conservar y mantener el patrimonio varietal del olivo. Cuenta con alrededor de 1400 accesiones  procedentes de 29 países; entre ellas más de 1000 se mantienen en el campo. La copia de seguridad ubicada en el centro de Mengíbar, asegura la conservación del germoplasma ante cualquier imprevisto medioambiental, plagas, enfermedades o presión urbanística. Hasta la fecha se han traslado a Jaén alrededor de 425 variedades y actualmente se continua el traslado de las nuevas accesiones introducidas en la colección. 

Por otro lado, el patrimonio genético del olivo también incluye poblaciones auténticamente silvestres (acebuches) encontradas en hábitats naturales bajo escasa o nula influencia antrópica. Estas poblaciones silvestres podrían representar una fuente adicional de variabilidad genética en el futuro. En este sentido, el centro Alameda del Obispo alberga también una colección de acebuches y subespecies relacionadas que cuenta con alrededor de 180 genotipos provenientes de diferentes regiones de España y alrededor de 80 provenientes de otros países.

Banco de germoplasma de vid

La colección de vides del Centro IFAPA Rancho de la Merced tiene una gran relevancia tanto a nivel regional como nacional desde antaño. Su origen se remonta a la fundación de la Granja Escuela Práctica de Agricultura Regional de Jerez de la Fronteram en 1887 y a la creación en 1907 de la primera estación ampelográfica en España compuesta de una colección de portainjertos y variedades (que proporcionaba asesoramiento frente a la filoxera). En 1984, tras una replantación y ampliación de la colección, asume el estatus de colección de vid de referencia en España junto con la del “El Encin” en Alcalá de Henares. Actualmente cuenta con 1.496 accesiones catalogadas como Vitis vinífera, 108 portainjertos , 55 híbridos productores directos, 44 vides silvestres, 104 cruces intraespecíficos de Vitis vinífera procedentes de programas de mejora actuados por el personal del banco en los años 80 y 90, y 12 especies del genero Vitis distintas de origen americano y asiático. Esto lo convierte en uno de los 10 principales bancos de vid a nivel mundial.

Banco de germoplasma de leguminosas

El banco de germoplasma de leguminosas, ubicado en el Centro IFAPA Alameda del Obispo (Córdoba), está constituido por un banco de semillas de distintas colecciones de especies leguminosas y de distinta naturaleza como Colecciones Activas o Colecciones de Trabajo. Una Colección Activa es aquella constituida para su estudio usándose este material para la regeneración, multiplicación y distribución. Una colección de trabajo o colección de mejora es aquella que que mantiene la variabilidad necesaria para satisfacer las necesidades de un programa de mejora genética, siendo normalmente mantenida por un equipo de mejora para su uso directo. 
Las Colecciones Activas conservadas son las de haba (Vicia faba L.) y garbanzo (Cicer arietinum L.), colecciones integradas en la Red de Colecciones del Programa Nacional de Conservación y Utilización Sostenible de los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación. El Banco mantiene las colecciones de trabajo de alberjas (Vicia narbonensis), yeros (Vicia ervilia), veza común (Vicia sativa), lentejas (Lens culinaris), esparceta (Onobrychis viciifolia), alfalfa (Medicago sativa) y zulla (Hedysarum coronarium)

Banco de germoplasma de fresa

Los más de 25 años de labor científica e investigadora han permitido que el Centro IFAPA de Málaga, en su sede de Churriana, se conserven variedades y especies silvestres del género Fragaria de muy diversa procedencia. La colección, iniciada en 1988, provee de material vegetal a diversos proyectos de investigación que se desarrollan en el propio Instituto y en otras entidades con las que colabora este organismo adscrito a la Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible.

En el banco de germoplasma de Fresa dispone de unas 400 variedades de fresa cultivada (Fragaria x ananassa) de múltiples y diversos orígenes y procedencias, con variedades originadas desde 1800 hasta nuestros días. También dispone de 300 accesiones o entradas distintas de fresas de otras especies silvestres relacionadas con la fresa cultivada como son las especies americanas Fragaria chiloensis y Fragaria virginiana, a partir de las cuales se origino la actual fresa cultivada, o la Fragaria vesca o fresa del bosque, de la que contamos con numerosas accesiones de distintas regiones españolas y europeas. 

Para su conservación se mantienen tres réplicas del mismo individuo in vivo (en macetas) y además se mantienen frigo-preservadas, in vitro a 4 grados y en oscuridad para evitar los peligros de plagas o epidemias. 

Con la reciente incorporación de 199 accesiones de Fragaria vesca, esta colección de variedades de fresa se ha convertido en una de las más importantes de Europa. 

Banco de germoplasma de hortícolas

En cuanto a hortícolas, el banco de germoplasma de IFAPA está conservando principalmente cuatro cultivos de capital importancia para la economía de nuestra comunidad, como son tomate, calabaza/calabacín, pepino y brasicas. De todas ellas se conserva la semilla, multiplicada regularmente para no perder viabilidad, y actualmente se está llevando a cabo una descripción y caracterización de estos recursos que permitan la selección para que puedan ser utilizadas tanto en proyectos de mejora genética vegetal, como de recuperación de cultivos tradicionales. Aunque son solo 4 las que actualmente se conservan, se es consciente de la importancia de conservar otras especies de hortícolas presentes en nuestra comunidad, para lo cual se plantea para el futuro abrir sucesivamente nuevas líneas de trabajo de conservación de germoplasma con cultivos tan importantes como pimiento o melón.