Ifapa participa en 51 proyectos innovadores dirigidos a impulsar la competitividad andaluza

Entre otros ámbitos, estas iniciativas aventajan en sanidad vegetal, nuevas tecnologías agrarias, sostenibilidad y calidad alimentaria
IFAPA
foto 1 investigación
foto 2 investigación
foto 3 investigación
foto 4 investigación

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha trasladado al Consejo de Gobierno un informe sobre la participación del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa) en proyectos innovadores encaminados a continuar avanzando en la modernización y competitividad del sector agroalimentario y pesquero de Andalucía. Para lograr este objetivo, el Ifapa impulsa, además de la innovación y la investigación, la transferencia de tecnología y la formación de los técnicos y profesionales de estos sectores andaluces.

En concreto, este instituto dependiente de la Consejería de Agricultura está trabajando actualmente en el desarrollo de 51 iniciativas cuyo presupuesto global se acerca a los 16 millones de euros. Este montante incluye la dotación económica de cinco proyectos nacionales (casi 985.000 euros en total), 19 actuaciones en las que participan agentes de diversos países europeos (6,7 millones de euros de financiación global) y otros 27 proyectos que cuentan con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (8,2 millones de euros en total).

El primero de estos grupos de actuaciones está formado por cinco iniciativas altamente innovadoras que cuentan con fondos públicos de la última convocatoria, en concurrencia competitiva, de ‘Proyectos de I+D+i’ de los Programas Estatales de Generación de Conocimiento y Fortalecimiento científico y tecnológico del Sistema de I+D+i y de I+D+i orientada a los retos de la sociedad. En este caso, los proyectos en los que participa el Ifapa se centran en líneas poco desarrolladas hasta la fecha pero ampliamente demandadas por el sector como el control de enfermedades emergentes, la resistencia a enfermedades del trigo en un contexto de cambio climático, el avance genético de leguminosas tradicionales o la mejora del contenido y composición fenólica en el olivo. Destaca especialmente entre estos trabajos, dada su relevancia y alto componente innovador, el proyecto que coordina el centro Ifapa Rancho de la Merced (ubicado en la provincia de Cádiz) y titulado ‘Hacia una vitivinicultura sostenible y circular: El uso de extractos de algas para reducir los productos químicos y mejorar la resistencia a las enfermedades de la vid. Efectos secundarios en la calidad del vino’ (Seawines). Esta actuación interdisciplinar persigue evaluar la bioactividad del extracto de algas a través de ensayos de invernadero y de campo, y se centra en la búsqueda de mejoras en la salud y la fisiología de las plantas de vid, en la composición de la uva y el microbioma, y en la calidad del vino.

Por otro lado, el Ifapa participa también en 19 proyectos europeos que han obtenido respaldo público recientemente compitiendo con los centros de investigación más importantes a nivel comunitario. En este caso, los trabajos abordan un amplio abanico de temáticas cuyo denominador común es el empleo de metodologías innovadoras y las nuevas tecnologías. Entre otros aspectos, estas iniciativas se refieren a agricultura orgánica, a mitigación del cambio climático, al impulso de la acuicultura, a la innovación de los sistemas de regadío, a la búsqueda de nuevas variedades de frutos rojos o al impulso de una alianza litoral atlántica para el crecimiento azul. Destaca especialmente el proyecto ‘Innovaciones sistémicas hacia una cadena de suministro sin desperdicio de alimentos’ (ZeroW) de la Convocatoria H2020, cuyo ambicioso objetivo es reducir al 50% la pérdida y el desperdicio de alimentos para 2030 y alcanzar prácticamente su eliminación completa para 2050.

Proyectos financiados por Feder

En cuanto a las 27 iniciativas que cuentan con financiación Feder, cabe distinguir dos grupos atendiendo a los proyectos coordinados y gestionados por Ifapa que responden a retos del sector y se enmarcan en la convocatoria de ayudas ‘Avanza’ (22 investigaciones), y aquellas actuaciones en las que participa el instituto andaluz que atienden una demanda institucional (cinco estudios).

Los trabajos ligados a ‘Avanza’ (6,6 millones de euros de financiación global) abordan nuevas líneas de investigación y transferencia que persiguen, entre otros aspectos, mejorar la fertilidad de rebaños ovinos, regenerar las dehesas, impulsar la transformación digital del sector olivarero, incrementar la calidad del aceite de oliva virgen, potenciar la trazabilidad de la agricultura ecológica o estudiar el impacto del cambio climático en la agricultura andaluza. Destaca especialmente el proyecto ‘Innorega: rIego sosteNible basado en moNitORización distribuida e intEliGencia Artificial’ que se coordina desde el centro Ifapa Alameda del Obispo (situado en la provincia de Córdoba) y cuyo objetivo es aportar soluciones innovadoras a los agricultores para mejorar la gestión de los recursos hídricos mediante un modelo digital de gestión inteligente y sostenible del riego. Para ello, se basa en información digital masiva obtenida mediante monitorización distribuida y tecnologías asociadas al Big Data, la inteligencia artificial y la ingeniería de sistemas y automática.

En cuanto a los proyectos de demanda institucional (1,6 millones de euros en total), estas investigaciones abordan el control de plagas en el castaño, el estudio de fuentes de contaminación por nitratos en Andalucía, la influencia de la temperatura de congelación en la elaboración de mojama, el uso de Copernicus para el seguimiento de la Política Agrícola Común (PAC) y el análisis de alternativas de control de Epitrix en patata. Entre ellos resalta el ‘Estudio de las principales fuentes de contaminación y evaluación de medidas para la corrección de impactos ambientales derivados del uso de fertilizantes nitrogenados en zonas vulnerables a la contaminación por nitratos en Andalucía’, que plantea el desarrollo de programas piloto de riego y fertilización en zonas andaluzas vulnerables a este tipo de contaminación. Asimismo, este proyecto pretende contribuir también al diseño, calibración y validación de la herramienta ‘Farming Sustainable Tool’ (FaST) que ha propuesto la Comisión Europea y en la que Andalucía es una de las regiones piloto.