Ifapa respalda al sector olivarero en su apuesta por la innovación y la especialización

'Alameda del Obispo' cierra la XIV edición del Curso Superior de Olivicultura el Ifapa, que ha reunido alumnos de cinco países
IFAPA
Acto clausura curso
Entrega diplomas alummnos
Foto grupo participantes curso

FEADER_2019_t.png  Esta actividad ha sido cofinanciada al 90% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.

 

europa_invierte_2019_t.png

La ciudad de Córdoba ha acogido el acto de clausura del XIV Curso Superior de Olivicultura organizado por el Centro del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) ‘Alameda del Obispo’ y en el que han participado 25 alumnos procedentes de España, Portugal, Italia, Argentina y Japón. El acto ha contado con la presencia del presidente del Ifapa, José Cara, y la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Araceli Cabello.

En su intervención, Cara ha destacado el trabajo realizado por los los investigadores y técnicos de los centros implicados en el curso y ha agradecido “la colaboración de otros centros, empresas e instituciones que constituyen el polo más importante y avanzado de investigación e innovación en el sector del olivar a nivel mundial”. En total, 45 profesores han aportado su conocimiento y experiencia a esta actividad formativa.

El presidente del Ifapa también ha incidido en la importancia de este curso como “generador de conocimiento, cuya transferencia es primordial para la actualización y formación de nuevos profesionales con el fin de hacer frente a la gran demanda de personal cualificado por parte de las empresas del sector del aceite de oliva virgen”.

Por su parte, Araceli Cabello ha querido felicitar a los alumnos que finalizan el curso, a quienes ha emplazado a que incorporen nuevas ideas y enfoques al mundo del olivar, un sector dinámico que evoluciona aplicando innovaciones surgidas del I+D. Cabello ha recalcado que el olivar es “una cultura y un modo de vida en nuestro contexto, con múltiples facetas y aproximaciones”, y ha explicado que solo en la provincia de Córdoba hay alrededor de 40.000 las familias que gestionan olivares, sin incluir los asalariados, los jornaleros o los trabajadores de la industria transformadora, la industria auxiliar y la comercialización.

Información sobre el curso

El curso, dirigido por Javier Hidalgo, se ha impartido en el lugar que acumula y genera más conocimiento científico en olivicultura del mundo, lo que ha garantizado un excelente marco para desarrollar un programa cuyo objetivo ha sido mejorar la cualificación de los profesionales del sector olivarero mediante la discusión de las bases científicas y de las técnicas más avanzadas. Así, se ha propiciado un foro para el intercambio de información y experiencias entre las personas participantes, tanto profesorado como alumnado, favoreciendo la cooperación científica y técnica entre profesionales y sus organismos o instituciones, lo cual no ha resultado sencillo debido a las limitaciones impuestas por las normas de cumplimiento relacionadas con la pandemia por la Covid-19.

Destacar la importante componente práctica que presenta este curso, ya que se han realizado visitas a viveros,  plantaciones de olivar tradicional, intensivo y en seto, olivar ecológico en Jaén (Cortijo Spiritu Santo) y Córdoba (Luque). Asimismo, los participantes se han trasladado también a la factoría aceituna de mesa (Agrosevilla), la almazara (Arbequisur) y la Sociedad Cooperativa de Segundo grado (Oleoestepa). En todos estos lugares han podido ver in situ el desarrollo práctico del programa teórico impartido.

En esta actividad formativa han participado profesionales del Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba (IAS) y el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (Cebas), ambos pertenecientes al CSIC; así como profesionales de la Universidad de Córdoba (UCO), de la Universidad Nacional del Sur en Bahía Blanca y de la Universidad  Nacional de Chilecito (ambas en Argentina). También ha contado con la colaboración de personal del Consejo Oleícola Internacional (COI), de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (Agapa), de los laboratorios de Producción y Sanidad Vegetal de Jaén y Sevilla, de la Sociedad Hispana de Certificación (Sohiscert), del Cabildo de Tenerife, de Todolivo, de la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) y de la Asociación de Técnicos de Producción Integrada en Olivar (AtpiOlivar).