Ifapa y SCA San Jerónimo de Moriles colaboran para la obtención de vinos jóvenes y espumosos

IFAPA
Campo de ensayo de vid

logo_FEDER.jpgEste proyecto está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro del Programa Operativo de Andalucía 2014-2020

 

Andalucía se mueve con Europa

El IFAPA y la Cooperativa vitivinícola San Jerónimo SCA de Moriles, firman un convenio para la realización del proyecto “Comportamiento enológico de la variedad Torrontés cultivada en Moriles para la elaboración de vinos blancos jóvenes y espumosos”.

Esta cooperativa se ha dedicado desde su fundación, en el año 1955, a la elaboración y venta a granel de vinos amparados por la Denominación de Origen Montilla-Moriles. Destaca en volumen la variedad Pedro Ximénez que supone un 85% de su producción, mientras que el 15% restante, corresponde al tradicionalmente llamado en la zona “vidueño” que está constituido por variedades autorizadas en la DO, pero que se cultivan de forma minoritaria. Estas son Baladí, Lairén, Macabeo, Moscatel y Torrontés, constituyendo la última un 7% del total entregado por los socios.

Las variedades que componen el vidueño en la zona de Montilla-Moriles, normalmente están ubicadas en plantaciones tradicionales con cepas de edad avanzada, sistemas de poda en cabeza y en muchas ocasiones se encuentran diseminadas entre las cepas de la variedad Pedro Ximénez, ya que antiguamente se plantaban a propósito así para bajar la alta graduación alcohólica alcanzada de forma natural por esta. Sin embargo, en los últimos años el cultivo de estas variedades minoritarias se está perdiendo en la zona como consecuencia de los arranques de viñedo tradicional, con la consecuente pérdida de diversidad genética y productiva.

En esta cooperativa en 2018, se inició la venta de producto embotellado, empleando para ello los vinos procedentes de la variedad Pedro Ximénez, mediante el sistema de elaboración tradicional de “Vinos de Tinaja”, con una graduación alcohólica de entre 13,5-15% v/v, lo que les está permitiendo obtener mayor valor añadido de sus producciones. En la actualidad, los mercados demandan cada vez más vinos jóvenes, de menor graduación alcohólica, frescos y ricos en aromas primarios, es por esto por lo que los socios están interesados en indagar en las potencialidades de la variedad Torrontés para la elaboración de vinos jóvenes y espumosos.

En este contexto se realizará el proyecto en el IFAPA de Cabra que consiste en el desarrollo experimental y transferencia, para un control óptimo de las vinificaciones de la variedad minoritaria Torrontés cultivada en la zona vitícola de Moriles para la elaboración de vinos blancos jóvenes y espumosos como monovarietal y en combinación con la variedad Pedro Ximénez.

Esta colaboración contribuirá a la conservación del patrimonio genético andaluz poniendo en valor una variedad tradicional cuya superficie de cultivo es cada vez más pequeña. Así coma la diversificación de la producción vitivinícola andaluza y al desarrollo de nuevos productos más demandados por los consumidores. La tecnología desarrollada será transferida al sector en jornadas técnicas y publicaciones divulgativas.

Con la firma de este convenio son ya siete las empresas que se suman al Proyecto de Transferencia y Cooperación en Vitivinicultura Andaluza (TRANSVITI), cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, (FEDER), dentro del Programa Operativo de Andalucía 2014-2020.