Recogida la última cosecha de cebada cultivada entre olivos

Se ha recogido en Jaén la última cosecha de cebada cervecera de olivar del Proyecto Olivo: cuidado del medioambiente y nuevas técnicas agrícolas para apoyar la economía local
IFAPA
Miembros proyecto Olivo

La actividad en los olivares de Huelma (Jaén) no cesa en estos calurosos días de julio, cuando los agricultores recogen la cuarta y última cosecha de cebada cervecera del Proyecto Olivo, desarrollado por la cervecera HEINEKEN España con su marca Cruzcampo. Esta investigación, pionera a nivel mundial, fomenta el cultivo de cebada cervecera entre olivos de Jaén con el objetivo de proteger las condiciones hídricas y la biodiversidad natural de la zona, además de impulsar la economía local con nuevas técnicas agrícolas que mejoran la rentabilidad del agricultor.

En concreto, IFAPA y la empresa Heineken España S.L. desarrollan, desde el año 2016, el proyecto “Eficiencia del uso del agua en el cultivo mixto cebada-olivar y eficiencia en la siembra de cebada maltera” que consiste en la implantación de un cultivo de cebada de aptitud maltera entre las calles de olivar. Su objetivo es el análisis de la interacción entre ambos cultivos en términos de producción y calidad así como el estudio de la eficiencia en el uso del agua por parte de los mismos.  En principio, la implantación de cebada en las calles permite un uso más eficiente del agua, la mejora de la biodiversidad, la solución de algunos problemas de erosión del suelo y el aumento de la rentabilidad del agricultor.

Las conclusiones de esta investigación se conocerán tras la recogida de la última cosecha de aceituna en los primeros meses de 2021. Se estima que el Proyecto Olivo podría aportar al entorno más de 700 millones de litros de agua si se adoptase en el 3% de las más de 60.000 hectáreas de campos de olivar de calle ancha que hay en Andalucía, conviviendo cebada y olivar. Una vez alcanzado el balance hídrico positivo en esta comunidad autónoma, donde HEINEKEN España ya devuelve a la naturaleza más agua de la utilizada para elaborar sus cervezas, estos resultados permitirán dar continuidad al Proyecto Olivo, evaluando la eficiencia en el consumo de agua de los cultivos de cebada y olivar, así como la rentabilidad agronómica y económica de los mismos.