MAGDALENAS

UN POCO DE HISTORIA

Dulce tradicional hecho con huevos, en forma de concha, alargada o redonda, originaria de de Commercy (localidad francesa de la región de la Lorena, en francés "La Lorraine"). La ciudad de Commercy es la cuna de la magdalena, creada en el siglo XVIII en las cocinas del castillo del rey Estanislao I Leszczynski, suegro del rey Luís XV de Francia, y él mismo ex-rey electo en Polonia, Duque de Lorena . Commercy era la ciudad de los "Placeres reales" de Stanislas al que le gustaba venir para cazar y para recibir a sus invitados. Se dice que la magdalena de Commercy lleva el nombre de una joven de Commercy, Madeleine Paulmier, sirvienta de la marquesa Perrotin de Baumont, quien en 1755, fabricó estos dulces para el duque Stanislas Leszczyński.

Según otras fuentes, el origen de la magdalena se remontaría al camino de Santiago de Compostela, donde una joven llamada «Madelaine», habría ofrecido a los peregrinos un dulce hecho con huevos en un molde con forma de concha de Santiago, símbolo de esta peregrinación.

El escritor Marcel Proust la inmortalizó a principios del siglo XX en su obra “À la Recherche du temps perdu”, donde cuenta cómo el sabor de una magdalena le evoca el recuerdo de su infancia feliz en Combray .

«Je portai à mes lèvres une cuillerée du thé où j’avais laissé s’amollir un morceau de madeleine. Mais à l'instant même où la gorgée mêlée des miettes du gâteau toucha mon palais, je tressaillis, attentif à ce qui se passait d'extraordinaire en moi. Un plaisir délicieux m'avait envahi, isolé, sans la notion de sa cause»

Desde Proust, la expresión «petite madeleine» se ha incorporado al francés, así podemos oir a un francés diciendo: «ça, c’est ma petite madeleine à moi» hablando de algún plato como el que preparaba su madre o su abuela, o evocando algún recuerdo de la infancia.

El blog "Ma Madeleine de Proust" propone realizar un viaje a los recuerdos de infancia de varios personajes célebres franceses: pequeñas sensaciones relacionadas con el gusto, el olfato, ... Cada uno explica su "madeleine de Proust" en un vídeo de pocos minutos.

RECETAS