La Consejería de Cultura concede ayudas a la producción de largometrajes por 1,8 millones

19/11/2021

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha concedido, a través de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, ayudas por valor de 1,8 millones de euros al sector audiovisual andaluz. En concreto, se han otorgado 700.000 euros para la producción de largometrajes de ficción dirigidos por profesionales que se inician en el campo de la realización y de autoría andaluza que promuevan el talento creativo y con clara vocación de comercialización, y 1.100.000 para la producción de largometrajes cinematográficos y televisivos de ficción y/o animación que promuevan el tejido industrial del sector audiovisual andaluz.

En este sentido, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha destacado que estas ayudas “sirven para volver a inyectar liquidez a un sector fundamental para nuestra cultura como el sector audiovisual andaluz” y que servirán, “de manera directa e indirecta, para el mantenimiento del empleo en un colectivo que genera muchos puestos de trabajo en nuestra industria cultural”.

Las ayudas vienen como consecuencia de la convocatoria de 30 de abril de 2021 (BOJA nº 87, de 10 de mayo), en la que se recogen también las medidas extraordinarias y urgentes para la reactivación del sector cultural ante la situación generada por el Covid-19 del Decreto-Ley 13/2020. Las ayudas han sido otorgadas por una Comisión de Valoración, que se reunió el 30 de septiembre y el 5 de octubre de 2021, y serán entregadas a lo largo de tres anualidades.

En este caso, para las ayudas a producción de largometrajes de ficción dirigidas por autores noveles se han resuelto positivamente cinco solicitudes, mientras que para la segunda línea de ayudas, destinada a la promoción del tejido industrial del sector se han resuelto seis subvenciones.

Los beneficiarios de subvenciones de las convocatorias 2021 podrán mantener la cuantía de las subvenciones concedidas en aquellos supuestos en que se produzca una modificación no superior al 30% en el presupuesto aceptado de la actividad financiada, siempre y cuando no se sobrepasen los porcentajes máximos de financiación.

En aquellos casos en que tal reducción supere ese porcentaje, las vigentes bases reguladoras prevén el reintegro total de la ayuda concedida; por entender que en tales supuestos se desvirtúa, de manera determinante, el proyecto subvencionado. Y todo ello, sin perjuicio de lo establecido para la graduación de los incumplimientos en las bases reguladoras que se modifican en el mencionado Decreto-ley. Todas las modificaciones de presupuesto deben ser comunicadas obligatoriamente, con carácter previo, al órgano que las concede y deben ser autorizadas por éste.