Código de Google Analytics

La Ley andaluza de Artes Escénicas dará estabilidad al sector y garantizará el máximo acceso de la ciudadanía

30/10/2018

El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar la tramitación del anteproyecto de Ley de Artes Escénicas, que establecerá por primera vez el marco regulador de las iniciativas de ordenación, fomento y difusión que desarrolla la Junta en este ámbito.

La norma, pionera en España por su alcance, fortalecerá y dará estabilidad a un sector que en Andalucía suma casi 1.400 empresas, a través de instrumentos de apoyo a la creación y a la producción en las disciplinas del teatro, la danza, las actividades performativas, la narración oral, el circo, los espectáculos escénicos del flamenco y las actuaciones musicales en vivo. Asimismo, establecerá medidas de carácter transversal para reforzar la presencia de las mujeres y garantizar el máximo acceso de la ciudadanía en condiciones de igualdad, inclusión social y cohesión territorial.

En la presentación al Consejo de Gobierno, el titular de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ha destacado “la oportunidad que este anteproyecto nos brinda para canalizar la participación y el diálogo con los agentes públicos y privados”. “Nuestro objetivo es ofrecer una plataforma para juntos fortalecer y dar estabilidad al sector, apostando por la creación y la producción y estableciendo instrumentos eficaces de coordinación y financiación para favorecer el disfrute por parte de la ciudadanía”, ha añadido Vázquez.

En relación con las políticas de fomento, el texto reúne líneas de ayuda específicas para la creación, producción, exhibición, distribución y difusión, así como para favorecer la investigación, el asociacionismo, la accesibilidad y la construcción, rehabilitación y dotación de espacios escénicos. Estas medidas contarán con un marco estable de financiación a través de una cartera de recursos, similar a la prevista en la Ley del Cine, que se nutrirá de los presupuestos autonómicos, del Fondo de Apoyo a las Pymes Culturales y de otros fondos de procedencia estatal o privada que puedan ser de aplicación al sector, así como de una estrategia de convenios nacionales e internacionales y de captación de recursos públicos y privados.

El anteproyecto, que da respuesta a las demandas de las principales asociaciones y colectivos profesionales del sector, incluye la regulación de otras figuras de fomento y apertura de oportunidades para la creación y la producción. Destaca en este capítulo la cesión de espacios escénicos y recursos para compañías residentes y residencias artísticas que desarrollen proyectos creativos o de investigación, así como acciones dirigidas al sector no profesional.

En línea con la estrategia transversal de la Consejería de Cultura, el anteproyecto incluye también disposiciones para promover la participación y presencia activa de la mujer en el sector y para facilitar la accesibilidad a los espacios escénicos por razón de discapacidad, mediante incentivos específicos en aspectos como adaptaciones arquitectónicas, reservas mínimas del 3% de localidades, dispositivos de audiodescripción o sistemas de subtitulación.

Estrategia de impulso

Para el desarrollo y la planificación de las medidas previstas, el anteproyecto establece el desarrollo de la Estrategia Andaluza para el impulso de las Artes Escénicas. Esta planificación, que tendrá una vigencia de seis años y contará con la participación de agentes públicos y privados, se apoyará en otra herramienta de conocimiento de la realidad y las necesidades del sector: el Mapa de Espacios Escénicos Andaluces.

El objetivo fundamental se dirige a asegurar la máxima accesibilidad de la ciudadanía con una oferta suficiente en todo el territorio y en el mayor número posible de municipios, con especial atención a los que presentan mayores dificultades para la exhibición y difusión. En este sentido, la Junta identificará aquellos espacios que, por razones geográficas, de población o económicas, puedan ser declarados de interés estratégico.

En relación con ello, Miguel Ángel Vázquez ha destacado que “la Ley tiene que ser una oportunidad para la cohesión cultural de Andalucía y por eso prevé que las administraciones públicas colaboren en el diseño y mantenimiento de redes de exhibición que aseguren la programación de las artes escénicas en los municipios andaluces, con programas estables y permanentes para mejorar la oferta cultural y dar visibilidad a las artes escénicas”.

La futura ley reforzará también la presencia de las escénicas en el sistema educativo, atendiendo a la demanda histórica de los profesionales en el sentido de integrar estas disciplinas en colegios, institutos y universidades, así como en la formación para el empleo, como parte de la formación integral del alumnado.

Finalmente, para mejorar la cooperación, el anteproyecto incluye la creación de una comisión interadministrativa de coordinación de políticas públicas, así como del Consejo Asesor de las Artes Escénicas. Este órgano consultivo contará con la participación del sector privado, profesionales de reconocido prestigio, administraciones públicas, organizaciones empresariales y sindicales, representantes de la economía social y organizaciones de consumidores y usuarios.

Según los últimos datos de la Sociedad General de Autores y Editores de España, correspondientes a 2016, el teatro, la danza y la lírica obtuvieron en Andalucía una recaudación de 13,4 millones de euros, a lo que se suman los 24 millones de la música popular en vivo, los conciertos y los festivales.