Código de Google Analytics

Needcompany elige el Teatro Central para el estreno en España de ‘All the good’, un híbrido de danza, teatro, concierto e instalación

06/11/2019

Needcompany (foto de Maarten Vanden Abeele)

Needcompany (foto de Maarten Vanden Abeele)

El Teatro Central presenta los días 8 y 9 de noviembre el estreno en España de la última creación del artista escénico belga Jan Lauwers, ‘All the good’, una propuesta teatral híbrida donde la danza, la música y la instalación sirven para lanzar un grito contra el odio y la incomprensión, pero también de amos y esperanza. ‘All the good’ narra en clave familiar - tres de los 12 actores son familiares de Lauwers- la peripecia de un ex soldado de élite israelí que se convierte en bailarín profesional.

La séptima entrega de Jan Lauwers / Needcompany que podremos disfrutar en el teatro sevillano de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico es una historia con  doble fondo autobiográfico: la vida de Elik, soldado de élite israelí y veterano de guerra que se convierte en bailarín tras un grave accidente y su larga rehabilitación, y la del propio Lauwers con su mujer -Grace Ellen Barkey- y sus hijos –Romy y Víctor- en la vieja panadería del infame distrito de Molenbeek donde viven.

12 intérpretes

En paralelo ‘All the good’ narra también la historia de Romy, una joven que durante un viaje a China conoce al soldado Elik mientras vomitaba en un callejón tras beber sangre de una serpiente, encuentro que  cambió su vida. Sobre el escenario 12 intérpretes cuentan una historia de pérdida y esperanza, pero sobre todo de amor, cuando Europa sacrifica sus valores y donde cada vez más personas sucumben al odio y la incomprensión. ‘All the good’ es una creación híbrida entre teatro, danza, concierto e instalación visual para recordarnos que el arte no se define en una sola palabra.

Séptima visita

Con ‘All the good’ el Teatro Central añade una séptima visita del artista belga a Sevilla, después de su presencia con ‘La habitación de Isabella’, ‘The Deer house’, ‘Plaza del mercado 76’, ‘El poeta ciego’, ‘Guerra y Trementina’, y ‘This door is too small (for a bear), obras disfrutadas casi en exclusiva en el pequeño coliseo de la Isla de la Cartuja en los últimos años. El propio Jan Lauwers dice que, para los menos pudientes, “la identidad es a veces la única salvación y la única forma de conservar la dignidad”, aunque se trata de “una imagen falsa y deshonesta que en manos de nacionalistas puede llegar a ser destructiva”.

Jan Lauwers deja clara la misión del arte y de la creación: “Los artistas deben hacer todo lo posible para asegurarse de que su ‘poética’ proporciona una respuesta contundente a la sofocante y aniquiladora realidad política en la que nos encontramos. Brexit, Trump, Erdogan, el abuso de  nuestro planeta, el terror de la economía de expansión y la pérdida de la solidaridad son todos temas que deben ser abordados políticamente. Pero la poética tiene que cuidar de la humanidad”.