Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

Alabardero y tiraores

Ruedas de tiraores Autor: Eva Cote Montes Fecha: 2009 Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
¿DÓNDE?
Varios lugares en el municipio, Campotéjar, Granada
¿CUÁNDO?

Consultar programación.

¿CUÁNTO?
Gratuito.

Los tiraores en Campotéjar constituyen un grupo de hombres encargados, para todos los efectos, de la responsabilidad de la imagen de la Virgen de los Remedios en sus fiestas patronales, puesto que no existe una hermandad oficial, aunque se está en trámites para poder constituirla. Ellos deben ponerse de acuerdo con el párroco respecto a los horarios de los oficios y las procesiones. Si no hubiese anderos suficientes para cargar las andas o necesitasen un relevo, son los tiraores los que deben responsabilizarse y hacerse cargo de ellas. De ellos es el deber de "protegerla" y de ahí el uso de las armas de fuego durante todo el ritual. A lo largo de todo el recorrido procesional, todo aquel vecino o vecina que quiera, bandea las banderas delante de la Virgen y, al término de cada bandeo, un tiraor dispara una salva y la bandera pasa a otras manos. Al mismo tiempo, el resto de tiraores van haciendo una rueda de salvas delante del alabardero. El día de la Virgen del Rosario, los tiraores hacen lo que se denomina "La rueda". Se trata del modo de disposición de los agentes que participan en el ritual, a modo de homenaje a una persona y también a las banderas de la Virgen de los Remedios. Las ruedas las hacen los tiraores con el alabardero a la cabeza y tienen una estructura fija. Unos metros antes del lugar de recogida, los tiraores se colocan en fila, quedando en primer lugar el sargento alabardero quien, a la señal del redoble del tambor , inicia una carrera seguido por sus hombres. Al llegar al "tranco", que es el modo de llamar a la puerta de la casa donde se recoge al tiraor o la bandera, giran en redondo dando una vuelta en círculo delante de la misma. El tiraor que vaya a disparar la salva en cada ocasión sale de la fila al llegar a la puerta, se coloca a su lado y prepara su arma, mientras todos los demás continúan con una segunda vuelta. Cuando el alabardero vuelve a llegar a la puerta, el tiraor ya puede disparar, para ello la personalidad en cuestión se adelanta y coloca su mano sobre el hombro del tiraor, quien dispara su carabina. Acto seguido los tiraores inician la marcha continuando en fila y la persona recogida se coloca en último lugar detrás del grupo de tiraores. Actualmente se hacen ruedas delante de las casas de cada tiraor durante la recogida de los mismos, delante de cada una de las autoridades a las que van a recoger, y en la recogida y bajada de las banderas. Antaño se hacía también a las puertas de las casas de aquellos vecinos que invitaban a los tiraores a tomar un refresco a modo de agradecimiento. El alabardero, dentro del espacio para el ritual es la principal autoridad. Los tiraores deben pedir permiso al alabardero para hacer cualquier disparo o movimiento. Antaño, era él quien costeaba a los tiraores. De él se espera que tenga una serie de cualidades, como que sepa hacer respetar su cargo, sea buen organizador y procure que los tiraores no estén provisto de todo lo necesario durante los días que duran las fiestas.

Abril.