Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

EX. El final del simulacro, DAVID MONTERO/BELÉN MAYA

EX. El final del simulacro
¿DÓNDE?
Teatro Alhambra , Granada
Calle Molinos, 56
¿CUÁNDO?
22 de Abril - 23 de Abril de 2022

Para ver horario, consultar la web del teatro.

¿CUÁNTO?
General: 18 Euros.

 

Dramaturgia: DAVID MONTERO

Coreografía: BELÉN MAYA

Acompañamiento artístico y ayudantía de dirección: VIOLETA HERNÁNDEZ

 

ESTRENO ABSOLUTO en complicidad con el Teatro Central

Espectáculo en residencia en colaboración con el programa ÁGORA

 

David Montero, dramaturgo, pedagogo, director y agitador cultural, se instaló en el Central en enero del 2020 con la propuesta que respondía al nombre de Si yo fuera madre. Era la primera vez que este dramaturgo estrenaba una pieza en nuestra sala. Agotó localidades y decidimos realizar una labor de acompañamiento a una trayectoria tan personal como la que viene significada por la manera de escribir y poner en escena de este creador. Estábamos expectantes ante qué nueva propuesta nos iba a ofrecer y, era obligado —felizmente— que tuviésemos la oportunidad de volver a ponernos a su disposición en este correlato de aquella primera producción que os ofrecimos.


A partir de un planteamiento dramatúrgico y físico —no olvidemos que Belén Maya estará a los mandos de la coreografía— o lo que es lo mismo, a través de una escritura a dos manos, con dos sintaxis (la del cuerpo y la palabra) Belén y David realizan una investigación física y emocional, escénica y coreográfica sobre lo que un día fueron y ya no son, sobre lo que creen que ya no son y siguen siendo, sobre lo creen ser y quizá no sean nunca. Ese “sean” se refiere a Belén y David como dos yoes, un nosotros y un ex-nosotros (Belén y David fueron pareja diez años), pero también a la sociedad occidental y su tarea de revisar su presente y su pasado como lugares a los que corregir para que dejen de ser lo que no nos gusta que sean.

 

En este tiempo en el que los cimientos de todo se desmoronan (aunque quizá siempre se han estado desmoronando, pero solo ahora nos damos cuenta), Belén y David no quieren ser diagnóstico sino síntoma.