Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

Fiesta de la Virgen del Sol

Traslado de la Virgen del pueblo a la ermita Autor: Marc Ballester i Torrents Fecha: 2010 Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
¿DÓNDE?
Varios lugares en el municipio, Adamuz, Córdoba
¿CUÁNDO?

Consultar programación.

¿CUÁNTO?
Gratuito.

Las fiestas en honor a la Virgen del Sol en la localidad cordobesa de Adamuz comienzan el Domingo de Resurrección, jornada en la que los vecinos trasladan a la imagen de su ermita, sita a unos siete kilómetros de la población, al pueblo. Justo antes de hacer su entrada se produce el Encuentro entre la Virgen y el Resucitado, acto con el que da comienzo su estancia en Adamuz hasta el dieciséis de agosto, cuando regresará de nuevo a la ermita. Transcurridos dos fines de semana desde su llegada a Adamuz se organiza una feria en su honor. Durante estos días la Virgen sale en procesión, siendo el recorrido similar al que realizará el quince de agosto, víspera de su regreso a la ermita. La jornada del quince se celebra con una pequeña feria, en la que se organizan conciertos, a diferencia de décadas anteriores, en la que por estas fechas acudían los emigrantes y se organizaban carreras de cintas a caballo y cucañas. Sea como fuere el interés se centra en la patrona que, sobre las diez de la noche, sale en procesión por las calles del pueblo, acompañada por un nutrido cortejo y gran número de vecinos, principalmente mujeres y emigrantes. Tras la procesión la imagen regresa a la parroquia de san Andrés donde se oficiará una misa en su honor y se elegirá al nuevo hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora del Sol. Hasta las nueve se continúa con la fiesta, hora en la que la imagen vuelve a salir para ser trasladada a la capilla de Pio V, donde será velada durante toda la noche por el pueblo de Adamuz. Alrededor de las seis de la mañana, la Virgen y el cortejo que la acompaña, inician el camino de vuelta a la ermita. Durante el trayecto la imagen es cargada por mujeres voluntarias, siendo llevada por hombres sólo en tramos con pendiente. La llegada al recinto de la ermita está totalmente ritualizada ya que, al entrar, la imagen pasa por el humilladero haciendo la señal de la cruz. Acto seguido realiza su entrada en el templo. Entre las transformaciones más sustanciales destaca la pérdida de relevancia de las celebraciones del quince y dieciséis de agosto, lo que implica una menor participación en la procesión que traslada a la imagen del pueblo a la ermita. Este declive es correlativo al auge experimentado por la feria que se celebra dos semanas después de la llegada de la imagen al pueblo. La organización y financiación de este ritual festivo es asumida por el ayuntamiento y la Hermandad de Nuestra Señora del Sol.

Agosto.
El ciclo festivo completo dedicado a la Virgen del Sol en Adamuz abarca desde el Domingo de Resurrección, cuando se traslada la imagen de la ermita al pueblo y termina el dieciséis de agosto, cuando es llevada de regreso a su ermita.