Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

Fiesta de Moros y Cristianos en honor del Santo Cristo de la Yedra

Llegada de las tropas moras Autor: Ana Belén García Muñoz Fecha: 2009 Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
¿DÓNDE?
Varios lugares en el municipio, Válor, Granada
¿CUÁNDO?

Consultar programación.

¿CUÁNTO?
Gratuito.

La Fiesta de Moros y Cristianos de Válor se caracteriza principalmente por desarrollarse en dos actos, aunque en un mismo día, la primera parte en la mañana y la segunda en la tarde. Uno de los momentos más espectaculares de los Moros y Cristianos son las batallas que se realizan a lo largo de los dos actos. En éstas destaca el despliegue de pólvora que lanzan al cielo las tropas mediante trabucos y escopetas, momento ensordecedor que suele durar aproximadamente unos quince minutos. En la batalla se enfrentan las dos tropas con el objetivo de ganar y conquistar el castillo y la plaza, los cuales representan el control estratégico en el territorio. La primera parte de la representación comienza con la entrada de las tropas cristianas en la plaza y del desfile de banderas, junto a la banda de música, repitiéndose en varias ocasiones dicha entrada hasta que ocupan el castillo de atrezo que se sitúa frente a la iglesia. Acto seguido, las tropas cristianas informan a sus superiores del desembarco moro y avisan de sus malignas intenciones. Por su parte, la embajada mora llega a los aledaños del castillo para solicitar que se le devuelva su territorio, ya que fueron expulsados vilmente por los cristianos. Al no producirse ningún pacto pacífico entre los bandos, ambos entran en una cruel guerrilla con un gran estruendo de disparos. La tropa cristiana pierde la batalla y el bando moro se hace con el castillo. Es el momento en el que el bando moro tira al alcaide desde la torre del castillo y hacen prisionero al general cristiano. Durante la representación de los textos destaca la fuerza con que unos y otros interpretan sus roles y, sobre todo, las interrupciones de los espectadores con sus aplausos de ánimo. Tiene lugar un descanso entre las dos partes. La segunda parte se inicia cuando las tropas moras acceden a la plaza donde se sitúa el castillo, realizando un sencillo desfile que concluye con la huída del general cristiano y un episodio entre los dos espías. Las tropas cristianas piden que se les devuelva su castillo y el territorio y, tras no producirse ningún acuerdo, de nuevo entran en batalla. En esta ocasión, los cristianos ganan la guerra y recuperan su castillo, tirando desde su torre al espía moro. Se produce la rendición del bando moro, por lo que el rey entrega su espada al cristiano y éste se la devuelve como acto de paz. Finalmente, el rey moro se convierte al cristianismo y ambos pueblos convivirán pacíficamente en la misma tierra. Los asistentes o espectadores no cuentan con asientos ni lugares concretos asignados a ellos, sino que observan la representación desde balcones, terrados o entrometiéndose, incluso, en ella.

Septiembre.
La actividad coincide con la fiesta en honor al patrón de la localidad, el Santo Cristo de la Yedra.