Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

Fiesta de Moros y Cristianos en honor a San Sebastián y San Antonio Abad

Arengas en la plaza de la Iglesia Autor: Ana Belén García Muñoz Fecha: 2009 Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
¿DÓNDE?
Varios lugares en el municipio, Nevada, Granada
¿CUÁNDO?

Consultar programación.

¿CUÁNTO?
Gratuito.

El inicio de esta actividad ritual tiene lugar en torno a las diez de la mañana del sábado, momento en el cual la banda de música de los tambores espera la llegada de los generales de los bandos moro y cristiano para, acto seguido, desfilar las tropas moras y cristianas con sus respectivos generales y banda de música. Este desfile, celebrado tanto el sábado como el domingo a la misma hora y lugar, constituye el acto preparativo y anunciante de la representación teatral o arenga que tendrá lugar en la plaza de la iglesia y que se compone de dos partes. A las doce del sábado tiene lugar la Arenga de Guzmán en la puerta de la Iglesia y la procesión de los santos patronos de la localidad, San Sebastián y San Antonio Abad, en la que desfilan los participantes, acompañados de niños y jóvenes que van disfrazados de moros o cristianos y la banda de música. La procesión parte desde la iglesia y recorre el pueblo hasta una de las calles que desemboca en el campo, en el cual se representa una inicial guerrilla en la Carretera del Mairena y donde numerosos participantes hacen gala de su práctica con el trabuco. Alrededor de las una y media del mediodía, tiene lugar la primera parte de la representación de "las relaciones de Moros y Cristianos" en la plaza del Ayuntamiento, en la cual ambos bandos se disputan las imágenes de los patronos y el castillo que presiden el lugar. La comitiva mora solicita la entrega de éstos, lo niega la comitiva cristiana y se resuelve en la primera batalla que ganan los primeros. Durante la representación de los textos destaca la fuerza con que unos y otros interpretan sus roles y, sobre todo, las interrupciones de los espectadores con sus aplausos de ánimo. Al día siguiente los mismos actos se repiten, en decir, a las diez de la mañana el desfile de los bandos, y a las doce la Arenga del General Moro en la puerta de la Iglesia y la procesión de los Santos Patronos. Alrededor de las una y media del mediodía, se representa la segunda parte de "las relaciones de Moros y Cristianos" en la plaza del Ayuntamiento, aunque en esta ocasión con los roles invertidos, es decir, los cristianos reconquistan el pueblo y sus símbolos (el castillo y las imágenes), dando por concluida la lucha con la rendición y conversión de los moros y oraciones a los santos patronos. Los asistentes o espectadores no cuentan con asientos ni lugares concretos asignados a ellos, sino que observan la representación desde balcones, terrados o entrometiéndose, incluso, en ella.

Enero.
Las fiestas de moros y cristianos se realizan el fin de semana posterior al día del patrón San Sebastián.