Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

Fiestas de Nuestra Señora de Purificación

Ofrenda floral a la Virgen de la Tizná Autor: Ana Belén García Muñoz Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
¿DÓNDE?
Varios lugares en el municipio, Jerez del Marquesado, Granada
¿CUÁNDO?

Consultar programación.

¿CUÁNTO?
Gratuito.

Del ocho al doce de septiembre, Jérez del Marquesado celebra las fiestas en honor a la Virgen de la Purificación, más conocida como "la Tizná", al haber sido alcanzado por un rayo el templo donde se ubica, ennegreciendo la imagen. Cuenta la leyenda, que durante la tormenta, un rayo acabó con la vida de tres niños a los que la virgen devolvió a la vida. La comunidad de Jérez, en agradecimiento por el milagro concedido, resolvió celebrar fiestas en su honor el nueve de septiembre. El día ocho tiene lugar la tradicional ofrenda floral a la Virgen, tras la cual, en la plaza del Molino, el alcalde presenta a la Reina y las Damas de las fiestas. Los principales protagonistas de la festividad son los niños y niñas del pueblo en base al milagro atribuido a la imagen. Estos le ofrecen ramos de flores como forma de agradecimiento. La virgen es trasladada a la puerta del templo, en cuya fachada se han instalado unos estantes para ir colocando los ramos ofrendados. Un grupo de mujeres, vestidas con el traje de la comarca -asociación de mujeres Jeremar-, se dispone en dos hileras asiendo una cinta blanca para recibir a los niños. Al finalizar la ofrenda, la banda de música recorre las calles del pueblo. El nueve la Virgen sale en procesión en dos ocasiones, por la mañana y por la noche, cuando se interpreta una salve en su honor. El día diez, conocido como el "día de las barreras", se dedica a montar la plaza de toros y ya el once y doce, tiene lugar, tras una diana floreada, el encierro de toros y el festival taurino. Los mayordomos de la Virgen, cargo al que todos los vecinos pueden presentarse de forma voluntaria, y varios representantes del consistorio, que no participa en la financiación de la fiesta, asumen la organización de los festejos. Para sufragar los gastos, la comunidad participa en la celebración de rifas, loterías, comprando la entrada del festival taurino y la revista de las fiestas.

Septiembre.
Las fiestas de la Virgen de la Tizná de Jérez se celebran invariablemente cada año del día ocho al doce de septiembre, no teniendo que coincidir con fin de semana.