Buscador portada

Almería
Cádiz
Córdoba
Granada
Huelva
Jaén
Málaga
Sevilla
Espectáculos
Exposiciones y museos
Monumentos y visitas
Libros y literatura
Cine y audiovisual
Formación
Agenda infantil
Fiestas y tradiciones
Flamenco

Fiestas de San Roque

Escultura homenajo al Abanderado Autor: Mª del Rosario Ortiz Amores Fecha: 2010 Fuente: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico
¿DÓNDE?
Varios lugares en el municipio, Lecrín, Granada
¿CUÁNDO?

Consultar programación.

¿CUÁNTO?
Gratuito.

La localidad de Pinos del Valle celebra las fiestas en honor a su patrón, san Roque, con motivo de su onomástica, el dieciséis de agosto. Los preparativos se centran en la decoración de las calles y el encalado de las casas. De igual modo los días previos se decoran los pasos y se adecentan las imágenes de san Roque y san Sebastián. Los actos dan comienzo la jornada del quince, día de la Asunción, con una diana musical, una función religiosa a mediodía y, sobre las nueve de la noche, la salida en procesión de la Virgen acompañada por san Roque, que parte de la iglesia del Barrio Bajo con destino a la iglesia de san Sebastián en pleno Barrio Alto para "llevarse invitado a San Sebastián a dormir en casa de ellos, abajo". Una vez allí se incorpora al cortejo la imagen de san Sebastián para iniciar el recorrido que los conducirá de nuevo al Barrio Bajo, donde permanecerán hasta la jornada siguiente. El dieciséis, onomástica de san Roque, tras la diana y la función religiosa en honor a san Roque en la iglesia de la Inmaculada, el ayuntamiento invita a los asistentes a chicharrones y cerveza. Ya por la tarde y finalizado el pasacalles de cabezudos, da comienzo la procesión de san Sebastián, san Roque y la Inmaculada, durante la cual los abanderados, designados por los vecinos del Barrio Alto y el Barrio Bajo, realizan respectivamente y cada una en su barrio, el conocido "Revoloteo de la Bandera", al son del "Vals de las Olas". Al finalizar la procesión tiene lugar una verbena popular en la caseta municipal. El tercer y último día de fiesta se dedica a san Sebastián. Tras una diana floreada, la celebración de una misa en su honor y una degustación gastronómica ofrecida por el ayuntamiento, sobre las nueve de la noche el abanderado del Barrio Bajo recoge en su domicilio al abanderado del Barrio Alto, tal y como ocurriera la jornada anterior cambiando los papeles, para esperar la salida de los santos de la iglesia de san Sebastián. La imagen de san Sebastián sale a la puerta en un acto simbólico de despedida de las imágenes de san Roque y la Virgen, que inician el camino de vuelta a su iglesia del Barrio Bajo después de que, como expresan los vecinos, hayan sido "huéspedes de San Sebastián". Durante el trayecto se realizan varias paradas para que el abanderado del Barrio Alto primero y posteriormente el del Barrio Bajo ejecuten, una vez, más el "Revoloteo de la Bandera". Según testimonios recogidos de los vecinos de edad más avanzada, el traslado de las imágenes de una iglesia a otra, se ha mantenido con el mismo formato desde antaño sin sufrir modificaciones reseñables. La organización de las fiestas patronales de san Roque es asumida por una comisión creada a tal efecto, conformada exclusivamente por hombres. La financiación corre a cargo del ayuntamiento, aunque los hombres de la localidad aportan una cantidad simbólica días antes del comienzo de la celebración.

Agosto.
Siempre se han celebrado las fiestas con motivo de la onomástica de San Roque, el dieciséis de agosto.