ALMERÍA, CRISOL DE CULTURAS II

Comparte este plan

En esta ocasión nos detenemos en la larga estancia del Islam en tierras almerienses, resaltando algunos hitos que han llegado hasta nosotros en estado óptimo.

Panorámica de AlmeríaVamos a resaltar la importancia de la costa almeriense que acogió la llegada de esos primeros musulmanes provenientes del norte de África a finales del siglo VIII y en donde permanecieron hasta el final de la Edad Media. De esta larga estancia del Islam en tierras almerienses vamos a resaltar una serie de hitos que se han conservado en un estado óptimo, y que invitan a ser visitados:  

BAÑOS ÁRABES DE CELÍN, EN DALÍAS
Se trata de los Baños de la Reina, una construcción árabe del siglo XIV que destaca por su óptimo estado de conservación. Declarado Bien de Interés Cultural, el Ayuntamiento ha asumido la limpieza del monumento y la adecuación de su entorno para otorgarle el lugar que le corresponde en esta localidad enclavada entre las comarca del Poniente y de la Alpujarra de Almería.

Ubicados a dos kilómetros de Dalías y a escasos 200 metros de Celín, fueron levantados en la época nazarí, actualmente constan de tres arcos de medio punto sobre los que se sustentan tres bóvedas de cañón. Una de las naves era utilizada para el agua fría, otra para agua caliente y otra para agua templada. Conservan, además, el vestíbulo y los tragaluces. Lugar de encuentro de los vecinos durante la Edad Media, los Baños de la Reina fueron baños públicos, testigos además de diversas celebraciones.

LA ALCAZABA DE ALMERÍA

La Alcazaba de Almería se asienta en un cerro aislado desde el que se domina la ciudad y la bahía de Almería y destaca por su importante capacidad defensiva y su gran visibilidad sobre el mar, que llega hasta 55 Km. en días claros. La fortaleza forma -junto al lienzo de muralla del cerro de San Cristóbal- uno de los conjuntos monumentales defensivos medievales más impresionantes de al-Ándalus. La envergadura y complejidad de sus defensas es consecuencia de las funciones que tuvo como residencia y como expresión formal de la autoridad que gobernaba una ciudad de gran importancia económica y estratégica durante la Edad Media, y que llegó a ser capital de un reino taifa.

Alcazaba de Almería
El conjunto monumental se divide actualmente en tres recintos: los dos primeros responden al diseño musulmán, siendo el tercero de origen cristiano.

Fue declarada por primera vez Monumento Histórico-Artístico en 1931, siendo aún propiedad del Ministerio de la Guerra. En 1967 se creó el Patronato de la Alcazaba con la participación del Ayuntamiento, Diputación y Ministerio de Cultura. En 1989 la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, crea la institución del "Conjunto Monumental de la Alcazaba" con el fin de garantizar la investigación, conservación y difusión de este importante legado.

PIEDRA VER, EN OLULA DEL RÍO

Los primeros vestigios del pasado habitado de Olula del Río corresponden al Neolítico y período del Cobre, destacando el yacimiento de la cueva de Humosa, pero la realidad histórica se inicia con los árabes, de cuya época quedan suficientes vestigios en modelos de construcción, urbanismo, torreones y un aljibe. El poblado primitivo de Olula se encuentra en un lugar escarpado de fácil defensa sobre una roca que le sirve de base, la Piedra Ver de Olula del Río, considerada como un símbolo de la localidad.

Piedra Ver, en Olula del Río

POBLADO BAYYANA, EN PECHINA

Bayyana se convertirá en una de las ciudades comerciales más importantes de al-Ándalus durante los siglos IX y X. Las referencias escritas informan de su esplendor, con una gran mezquita mayor y abundantes telares, alfares y baños públicos. Gran parte de esta prosperidad se veía favorecida por la paz que aquí se respiraba frente a las luchas civiles de finales del emirato cordobés, lo que favorecía que Bayyana fuera semi independiente, como una república marítima, gracias al cercano puerto de la futura Almería.

La decadencia de Bayyana comienza con la creación de Almería en el 955 y con el traslado allí de la población. En el 1012 fue saqueada por los bereberes, perdiendo a partir de entonces su carácter urbano hasta convertirse en una simple alquería dependiente de Almería.

El Centro de Interpretación Bayyana, explica el yacimiento arqueológico de la que fue una de las ciudades comerciales más importantes de Al-Andalus durante los siglos IX y X. 

OTROS MONUMENTOS A DESTACAR: TORRES Y CASTILLOS, TEMPLOS Y PATRIMONIO CIVIL E INDUSTRIAL

Si observamos el litoral almeriense desde el aire, veremos una hilera de fortalezas que se alzaron para defender estas tierras de los ataques cristianos, en época andalusí, y de los piratas, tras la conquista cristiana. La mayoría de estas torres se construyen entre los siglos XVI y XVII como los castillos de Macenas en el Levante y Guardias Viejas en el Poniente almeriense, mientras que en el interior la mayoría data de la era islámica como los castillos de Serón o Tabernas.

Multitud de torres vigías controlaban la frontera costera en la zona del Cabo de Gata-Níjar y con idéntica función se elevaron los castillos de Vélez-Blanco y el del municipio de Gergal.

San Felipe. Los Escullos

La entrada en Almería de las corrientes artísticas europeas fue a raíz de la conquista cristiana, una conquista que trajo consigo numerosas transformaciones en su arquitectura y que plasmó el paso desde el arte del renacimiento hasta el neoclásico. Prueba de esta transformación fue el gran número de iglesias que se empezaron a construir, entre las que destaca la de Santiago. La principal seña de identidad de este periodo son las llamadas iglesias fortaleza alzadas por la inseguridad que daba la constante amenaza de piratas que pretendían conquistar la ciudad.

Catedral de Almería

Sin duda el edificio que mejor describe esta situación es la Catedral-fortaleza de la capital almeriense o los templos de Vícar, Vera y Mojácar. En el interior de la provincia también destacan los templos de Nuestra Señora de la Asunción en Fiñana, o la iglesia de la Encarnación en Vélez-Rubio, que están considerados Monumento Nacional.

Iglesia de la Encarnación. Vélez Rubio

En lo que respecta a la arquitectura civil destacamos las localidades de Vélez-Rubio y Vélez-Blanco, que se han convertido en ejemplos de la arquitectura civil del siglo XIX por el volumen de casas señoriales que albergan. En este sentido, también habría que destacar en la propia ciudad de Almería la Casa de los Puche, el Teatro Cervantes, La Casa de las Mariposas y el Casino Cultural.

La capital también posee uno de los edificios que mejor sintetiza el siglo XIX. Se trata del Ayuntamiento de Almería que se integra en la Plaza Vieja en la que también se encuentra el monumento a “Los Coloraos”.

Casa de las Mariposas. Puerta Purchena

El antiguo cargadero de mineral de Cuevas de Almanzora, conocido popularmente como Cable Inglés y situado en la playa de la capital, refleja el esplendor que experimentó la provincia en los siglos XIX y XX con la minería de la Sierra de Gádor y la de Alhamilla. De ese mismo auge, son testigos los Hornos de Calcinación del Pilar de Jaravía en Pulpí. Asimismo, las antiguas chimeneas de los municipios de Garrucha y Adra consolidan la imagen del esplendor minero en el Levante almeriense y la Sierra de Gádor.

Cable inglés de Almería
Video de interés:

 

Comparte este plan