Degtyarsk o cualquier otro lugar

Comparte este plan

‘Lecturas de Fotolibros’ continúa con la reseña del diseñador gráfico Juanjo Justicia sobre el catálogo 36 views, de Fyodor Telkov. ¿Te animas a participar? Escribe al CAF.

Hace algún tiempo hablaba con los compañeros del estudio de la importancia del concepto en nuestro trabajo y de cómo este era fundamental para mantener la honestidad y la coherencia del trabajo frente a las opiniones de los demás y frente a las nuestras. Hegel concibe el concepto como una interioridad de muchos, aglutinador de perspectivas bajo una misma idea. Determina y rige las formas con las que se hace visible y comprensible su más profunda interioridad.

En un mundo digital que cambia a la velocidad que marca la tendencia, el concepto es nuestro único refugio. Y es importante porque hacer un libro supone un proceso largo y costoso. Un libro es una huella que queda y aspira a permanecer. O intentarlo, por lo menos.

36 views, de Fyodor Telkov, es un libro paradigmático en muchos sentidos. Pero la radical sencillez de su concepto es quizás el más importante. Un ejemplo de cómo afrontar un proyecto fotográfico partiendo de una idea sólida y directa. El breve texto de introducción, limpio de retóricas innecesarias, es ya una muestra de ello. En apenas catorce líneas el autor es capaz de sintetizar la riqueza y la dimensión del trabajo y al mismo tiempo dejar que el lector trace sus propios caminos. Dice más o menos lo siguiente. El pintor y grabador japonés Hokusai realizó en la primera mitad del siglo XIX la famosa serie de grabados Treinta seis vistas del Monte Fuji. Dos siglos después, el fotógrafo ruso Fyodor Telkov captura 36 imágenes de dos montones enormes de residuos en la localidad minera de Degtyarsk, en Rusia, que surgió para la explotación de unas minas de cobre. Más allá del desastre ambiental, estas montañas, visibles desde cualquier parte de la ciudad, son el paisaje cotidiano de sus habitantes.

Y ya está. Lo que ocurre después es un ejercicio de virtuosismo fotográfico. 36 tomas impecables de la vida cotidiana de Degtyarsk, inteligentemente seleccionadas, para que el lector pueda componer el puzzle político, histórico y social de la localidad, y recorrer todas las referencias culturales que Telkov vuelca en este trabajo. No trata de contarnos una historia. No trata de conmovernos, ni de arrojar luz sobre una realidad desconocida. Las imágenes están como desposeídas de autor. Son 36 vistas tan certeras como 36 haikus que cantan a la cotidianidad del lugar. Paisajes nevados, nocturnos, vertederos, raíles para trenes de mercancías, bosques, chatarra, manifestaciones, festejos, trabajadores, niños uniformados, niños jugando, adolescentes, ancianos, granjas improvisadas, fábricas y Lenin. En todas ellas, de una manera o de otra, como sucede en los grabados del artista japonés, están presentes las montañas de residuos.

El libro es una constante puesta en escena de ese cruce entre la cultura rusa y la japonesa con el que el autor construye su código estético. No hay nada gratuito. Ya el formato de las imágenes coincide con el de los grabados originales de Hokusai. A partir de ahí, el libro se va construyendo siguiendo esta pauta. Hokusai reprodujo sus grabados en un libro cuyo tamaño es el mismo que el de Telkov. También la relación de márgenes y la posición y el tamaño de reproducción de la imagen en página son exactamente iguales. Además, incluye algunos elementos que sirven de guía al lector. Unas pequeñas protuberancias que se pueden percibir en la camisa del libro resultan ser, en el interior de la misma, los puntos sobre el plano que marcan los lugares desde donde Telkov ha tomó cada una de las imágenes.

36 views es una relectura de aquel libro mítico de Hokusai que Fyodor trae a la Rusia contemporánea. Lo bueno del mito es que su estructura permite reinterpretarse una y otra vez para poder incorporarlo a nuevas realidades. Fyodor Telkov, haciendo un ejercicio de estoicismo hegeliano, es fiel al concepto, del que no se aparta ningún momento, se sirve de una estructura narrativa mítica para darle forma y lo llena de una interioridad cotidiana que conoce bien para lanzarla al resto del mundo y que pueda hacerla suya.

Y sucede que gana en 2016 el primer concurso Fotocanal, organizado por la Comunidad de Madrid, y Ediciones Anómalas -no había otra mejor editorial para hacerlo- publica el libro. Y en un momento el siglo XIX es el XXI y Japón es Rusia y España y cualquier lugar del mundo.


Juanjo Justicia
www.underbau.com

 

Cierre: 

 

BIOGRAFÍA

Juanjo Justicia. Torre Cardela, Granada, 1978
Director creativo en diferentes agencias de comunicación nacionales hasta que en 2008 fundó underbau, estudio especializado en diseño editorial e identidad corporativa.
Entre otros trabajos destaca el rediseño integral de la identidad de la Orquesta y Coro Nacionales de España; el diseño de catálogos para las principales instituciones culturales de este país, como el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza o el Museo Guggenheim Bilbao, o el desarrollo de algunos de los fotolibros más relevantes de los últimos años, entre ellos La Gravetat del Lloc, que recibió el premio al mejor fotolibro en el IED Design Awards 2018.

 

Comparte este plan