LA HERENCIA DE VANDELVIRA EN LA COMARCA DE LA LOMA

Comparte este plan

La comarca de La Loma, en Jaén, es un territorio que se sitúa en el centro geográfico de dicha provincia. Su capital histórica, Úbeda, cuenta con tierras de gran fertilidad, y el cultivo del olivar es su actividad económica principal.

Además, brilla por el importante turismo cultural que mueve, motivado por las importantes ciudades de Úbeda (en la Loma oriental) y Baeza (en la Loma occidental). Dos ciudades renacentistas, catalogadas como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco y en las que llamará la atención los trabajos del maestro de Alcaraz, Andrés de Vandelvira (Albacete, 1509 - Jaén, 1575).

Andrés de Vandelvira

Andrés de Vandelvira fue un célebre cantero y arquitecto renacentista. Casado con Luisa de Luna, de la localidad de Villacarrillo, de sus muchos hijos destacó, Alonso de Vandelvira, el cual escribió el “Libro de cortes de piedra”, que ayudó a que fuera conocida la obra de su padre. Fue un varón de gran cultura, que conocía los tratados más famosos de la época, y los puso en práctica gracias a los mecenas que encontró, principalmente en la provincia de Jaén, como la misma iglesia, y los nobles relacionados con la familia Molina. Conocedor y heredero de la larga tradición gótica en la península, fue el inventor de la bóveda vaída y de otras ingeniosas soluciones constructivas.

Deberíamos destacar en este punto, la culminación de la Catedral de Jaén, que nuestro autor conoce a la perfección. En 1548 el Cabildo Catedralicio convocó a tres arquitectos: Pedro Machuca, Jerónimo Quijano y Andrés de Vandelvira, se concede finalmente a este último, sucediéndole a su padre (Pedro de Vandelvira) en el cargo que ostentaba desde 1534, tras el fallecimiento de éste. Se le otorga el título de Maestro Mayor de la Catedral de Jaén. Esto supuso su consolidación como arquitecto, así como la asignación de diversos trabajos en la Diócesis. Dirigirá las obras durante más de veinte años.

Foto de la Catedral de Jaén

Además, entre algunas de las referencias de este autor, encontramos su impronta en otros municipios cercanos a la capital de comarca. En este plan nos detendremos en municipios como Sabiote, Villacarrillo, Canena, Begijar o Ibros, entre otros, que también son parte de ese patrimonio cultural renacentista en el Santo Reino de Jaén.

SABIOTE

En 1537 el emperador Carlos V vendió la villa de Sabiote a su secretario de Estado, Francisco de los Cobos, que la convirtió en el centro de su mayorazgo. A su muerte, su viuda Maria de Mendoza cuidó aquel patrimonio que más tarde heredaría su primogénito, Diego de los Cobos, primer marqués de Camarasa. En 1573 Sabiote pasó a manos de la Casa de Medinaceli, hasta que en 1812 consiguió su independencia. En 1977 la villa fue declarada conjunto histórico artístico.

Castillo de Sabiote

El monumento más emblemático de la localidad es el sólido castillo. Francisco de los Cobos mandó remodelar la vieja alcazaba árabe para convertirla en un palacio renacentista con un marcado parecido militar. La portada principal es plateresca y la ejecución interior de la zona palaciega ha sido atribuida a Andrés de Vandelvira.

El otro gran monumento de la cuidad es la iglesia de San Pedro. Acabada en el segunda mitad del sigo XVI, la iglesia fue construida inicialmente sobre postulados góticos, pero el acabado refleja alientos renacentistas. La planta de salón y la bóveda vaída son evidencias de la escuela de Vandelvira.

VILLACARRILLO

La ciudad presume de poseer uno de los templos religiosos más hermosos de Andrés de Vandelvira. Se trata de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. El templo posee tres accesos, aunque los dos más conocidos son la puerta del Sol y la puerta del la Umbría. En su interior sobresalen las bóvedas de media naranja de la nave central, con pinturas al fresco de principios del XVI y linternas de influjo italiano.

Villacarrillo. Lateral de Ntra. Sra. de la Asunción

CANENA

En 1538 Francisco de los Cobos compra la villa de Canena y manda a su más apreciado arquitecto, Andrés de Vandelvira, que edifique en una altozano un castillo al que retirarse en sus días de descanso. La fortaleza, exenta de cualquier defensa militar, acabó siendo un alarde de ingenio. La planta cuadrada acoge dos grandes torreones circulares que protegen los ángulos de la fachada principal.

De Víctor Fernández Salinas from Sevilla, España - Catillo de Canena, 2007, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=25545067

La singularidad del edificio vendrá por la torre del Homenaje que tomó asiento en el interior de la fortaleza. La portada principal abre sus puertas a través de un arco de medio punto sustentado por pilastras de capiteles corintios. Además, en la fachada fueron esculpidos los escudos de armas de la familia fundadora. Aún quedan las ranuras por donde en otros tiempos se levantaba el viejo puente levadizo. El castillo declarado Monumento Nacional en 1931, posee un patio interior con una doble galería y una escalera claustral. La fortaleza es actualmente propiedad privada.

Otros edificios de interés en Canena son la iglesia renacentista de Nuestra Señora de la Concepción y la ermita de Nuestra Señora de los Remedios.

BEGÍJAR

A escasos kilómetros de Canena se asienta la Iglesia parroquial de Santiago Apostol, cuya construcción se inició en el siglo XIII y concluyó en el XVII. Lo más notable del monumento es su portada plateresca, fechada a principios del siglo XVI. Su interior está repartido en tres naves. Destaca el camarín barroco del Cristo de la Vera Cruz. Otros monumentos de interés son el torreón del castillo y el palacio episcopal de la villa.

Iglesia de Santiago, en Begíjar

OTRAS LOCALIDADES

En la localidad de Iznatoraf destaca la Iglesia de la Asunción, construida en el siglo XVI cuando la villa era cabeza del arciprestazgo de la comarca. En el Puente del Obispo, pedanía de la ciudad de Baeza, se alza un sólido puente levantado en sillería que salva las aguas del río Guadalquivir. Esta construcción fue mandada erigir por el obispo Alonso Suárez de Sauce.

Puente del Obispo

En Ibros, además de la muralla ciclópea, destaca la Iglesias de San Pedro y San Pablo.

Muralla ciclópea de Ibros

En Rus destacamos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. En Torreperogil la entrañable iglesia de origen gótico, Santa María la Mayor.

Torreperogil. Santa María la Mayor

 

 

 

 

 

Comparte este plan