Código de Google Analytics

Nueva ola de cine asiático

Foto: José Albornoz
[08/06/2018]

Cines del Sur presenta la nueva ola de directores jóvenes de Asia.

 

Bina Paul, directora de programación del Festival de Cine de Kerala (India), y los directores Huagn Hsin-yao (The Great Buddha+) y Pooya Badkoobeh (Dressage) hablan sobre la actualidad de sus países.

 

Paul forma parte de Women In Cinema Colective, un grupo de mujeres cineastas de India que lucha por sus derechos.

 

Badkoobeh explica las dificultades para lidiar con la censura de los cineastas iraníes.

 

 

Los nuevos cines de Asia han sido los protagonistas del quinto Encuentro del Festival Cines del Sur en la carpa de Bib-Rambla. Gloria Fernández, programadora del Festival y co-directora del portal CineAsia, ha moderado una mesa que ha contado con la presencia de Bina Paul, directora de programación del Festival de Cine de Kerala; Huang Hsin-yao, director de The Great Buddha+, y Pooya Badkoobeh, director de Dressage, dos de las películas que compiten por la Alhambra de Oro en la Sección Oficial.

 

Fernández ha explicado que estos tres cines tan diferentes (India, Irán y Taiwán) no son nuevos en Cines del Sur, pero sí tienen una trayectoria reciente de “nueva ola” que los hermana. Quiso que cada cineasta presentase a la nueva generación de directores que está cambiando el lenguaje fílmico de cada país.

 

Huang Hsin-yao, cuya película The Great Buddha+ ha levantado los elogios del público en sus primeras proyecciones y también durante la charla, ha contado que el cine taiwanés de los 90 huía de la política y se centraba más en el romance, y que el de la actual generación de directores jóvenes busca un lenguaje propio del país, pero sin dejar de tratar temas políticos. Por otra parte,  ha comentado la dificultad del cine taiwanés de sustraerse a la influencia política y cultura tanto china como occidental, pese a que hace 20 años el mercado chino dependía de los técnicos taiwaneses.

 

Badkoobeh, por su parte, ha explicado que la falta de financiación y la censura son los principales problemas de la nueva generación de directores iraníes, que recupera la estela de Kiarostami frente a un cine comercial centrados en las comedias o en los mensajes políticos. Esta nueva ola de cine iraní “se centra más en las historias y en la mirada propia de cada cineasta”.

 

Bina Paul, a su vez, ha señalado a Bollywood como “la gran bestia interna” contra la que compite el cine de autor indio. Eso sí, las nuevas tecnologías y la distribución a través de festivales han permitido que una nueva generación de directores pueda abrirse paso en su país, aunque el tamaño del mismo y los diferentes idiomas dificultan ambas tareas.

 

 

La mujer en el cine indio.

 

Paul es miembro fundadora del colectivo Women in Cinema Colective, que busca visibilizar a las mujeres del cine de su país y reivindicar sus derechos. Creado hace menos de dos años al calor del movimiento #MeToo, que ha tenido también gran impacto en toda Asia, denuncia “que las mujeres no tienen sitio en el cine indio. Ni en el comercial ni en el de autor”.

 

Paul comenta que “no es que no existan directoras, es que no hay mujeres en las películas y punto. No hay guionistas, no hay técnicas. Las mujeres en el cine indio son actrices o cantantes. Esto llega hasta el punto de que una actriz puede ser la única mujer que haya un rodaje y ni siquiera tenga baño para mujeres en el set”.

 

Paul deja claro que “no se trata solo de denunciar los casos de acoso sexual, que por desgracia existen, sino de ayudar a las mujeres a encontrar su lugar e incorporarse a las películas en cualquiera de los empleos posibles”.

 

Sus compañeros de mesa también han hecho breves apuntes sobre la situación de la mujer en el cine de sus países. Badkoobeh, en concreto, ha lamentado que aunque en Irán sí que se ha permitido a las mujeres incorporarse a todos los empleos de la industria, sin distinciones, “no hemos conseguido cambiar la imagen de la mujer en el cine iraní”. Su película Dressage, de hecho, cuenta una historia desde el punto de vista del cambio de mentalidad de una adolescente en Teherán.

ORGANIZADORES
COLABORADORES
PATROCINAN