Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Arte constantiniano en Almería

18 de febrero de 2014

El Museo de Almería conserva algunas piezas relevantes de la primera mitad del siglo IV y, más concretamente, de  la época del emperador Constantino, que reinó entre los años 306 y 337. Una época de transición en que el refinado arte romano se pone al servicio de un cristianismo recién salido de la clandestinidad pero justo antes de que el artesanado esclavista se hunda por completo.

En primer lugar, unos capiteles recuperados en El Ejido fechables en esa primera mitad del siglo IV que, lamentablemente, no tienen contexto.

Capitel de El Ejido (Almería)

Capitel de El Ejido (Almería)

Capitel del Ejido, fechable en la primera mitad del siglo IV

Capitel del Ejido, fechable en la primera mitad del siglo IV

En segundo lugar, las figuras del ‘Buen Pastor’ halladas en el Pago de Quiciliana (Gádor), que protagonizaron un largo periplo de unos cincuenta años desde su aparición a finales del siglo XIX hasta su ingreso en el museo en los años 40 del siglo XX. Se trata de los restos de dos pilastras que bien pudieron formar parte de un triforio en alguna edificación religiosa.

El Buen Pastor

El Buen Pastor

Pero en esta ocasión fijaremos nuestra atención en el Sarcófago de Berja , del que el Museo de Almería conserva una buena reproducción.

Sarcófago de Berja

Sarcófago de Berja

El programa iconográfico de este sarcófago parece destinado a garantizar la vida eterna para el difunto o, más bien, la difunta, pues pensamos que perteneció a una mujer. En el espacio central vemos a la mencionada difunta flanqueada por dos santos (no bien identificados) que parecen sostener a la mujer, orante y con el velo (palla) que denota el recato de la misma. La sostienen con sus brazos pero apenas sin tocarla, como si estuvieran ayudándola en su ascenso celeste.

En el extremo izquierdo podemos ver una escena de ‘La Resurrección de Lázaro’ en la que éste aparece a la entrada del que fue su mausoleo.

A continuación y, hacia la derecha, podemos ver una representación de la entrada de Jesús en Belén que al mismo tiempo podría representar la entrada en Jericó, pues junto a Cristo subido en un asno podemos ver un hombre encaramado a un árbol para ver mejor, que no es otro que Zaqueo, el recaudador de impuestos. Al pie del árbol una figura agachada está extendiendo su manto al paso de Jesús.

Más a la derecha, después de la escena de ‘La Orante’ ya comentada, podemos ver  de nuevo a Jesús, representado como maestro, con un rollo de pergamino en la mano y, a su lado a San Pedro. Es la escena de la ‘Negación de Pedro’, lo que viene confirmado porque el santo señala con su mano derecha a la figura del gallo.

Y, para concluir, la escena del extremo derecho representa a los santos Pedro y Pablo ante el emperador Nerón. Éste es reconocible porque está sentado en la silla curul, un privilegio de los magistrados cum imperium. Los santos, flanqueados por dos soldados que los sujetan, están representados siguiendo los convencionalismos de la época, siendo Pablo reconocible por las grandes entradas en los cabellos de su frente. Una figura más, otro soldado, con túnica corta igual que los anteriores, se encuentra detrás del emperador. Así, la difunta se identificaría con la resurrección, la persecución y el martirio mostrando su piedad como orante y haciéndose merecedora en definitiva de la vida eterna.

Este sarcófago debió ser realizado hacia 330-340 en el taller de Roma que se conoce como ‘El Dogmático’, pues el sarcófago epónimo recoge los dogmas del Concilio de Nicea.

 

Manuel Ramos Lizana,
Conservador del Museo de Almería

 

 

2 Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

  1. Ignacio García
    15 Jun 2017

    Buenos días, muchas gracias por su explicación, pero necesito saber si este es el sarcófago encontrado en Mayo de 1925 en una finca de Gracián Villejas como informó el diario La Voz.

  2. […] de Berja. S. IV d. C.Imagen de Consejería de Cultura, Junta de […]

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.