Post con vídeo

Agenda Cultural Publicaciones Tiendas Culturales de Andalucia

Documentos curiosos difundidos en Facebook del Archivo Histórico Provincial de Córdoba

10 de junio de 2019

Entre las diversas maneras de dar a conocer los fondos del Archivo Histórico Provincial de Córdoba, hay una que aprovecha nuestro trabajo diario de clasificación y descripción para compartir in situ aquellos documentos que casualmente nos resultan interesantes. Es lo más parecido a tener sentados a nuestro lado mientras trabajamos, a todos aquellos a quienes les interesa la historia. Se trata de una difusión más informal y aleatoria, y eso la hace distinta. No es posible determinar qué documentos nos encontraremos ni cuáles difundiremos, y del mismo modo, es totalmente imprevisible la acogida que esas entradas tendrán entre nuestros seguidores de Facebook.

Hemos confeccionado una lista con los diez documentos del fondo del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute, que mayor éxito han tenido entre los seguidores de Facebook en función del número de interacciones (me gusta, compartidos, comentarios…). Esperamos que os resulten interesantes:

EL ASESINO QUE SE OCULTÓ EN BENAMEJÍ CON UN NOMBRE FALSO
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/1677172282322130

En 1856 Mariana Domenech deseaba contraer matrimonio en segundas nupcias pero antes debía aclarar un turbio asunto de su pasado. Su difunto marido no se llamaba realmente Joaquín Martín Poveda, sino Antonio Sánchez. Años antes habían abandonado Sumacárcel (Valencia) su villa natal, para ir a vivir a Benamejí donde se ganaba la vida como pañero. La explicación de estos cambios está en la huida tras el asesinato del padrastro de Mariana por el dicho Joaquín o Antonio, como quiera que se le conociese. El asesino pretendía así burlar a la justicia y lo consiguió. A pesar de haber confiado su secreto a algunos vecinos y haber sido reconocido por algunos pañeros valencianos que se encontraban por Benamejí, jamás fue delatado a la justicia. Finalmente murió y fue enterrado con su supuesto nombre. Su mujer antes de volver a casarse quiso poner orden en su vida anterior, y de paso abrir la posibilidad de que sus hijos cobrasen la herencia que quedó en Valencia.
Información para perpetua memoria a instancia de Mariana Doménech, natural de Sumacárcel (Valencia) y vecina de Benamejí, sobre que su marido difunto tomó el nombre de Joaquín Martín Poveda, tras huir de Sumacárcel a Benamejí por haber matado al padrastro de su mujer, siendo su verdadero nombre Antonio Sánchez. AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute. Caja 2437(23).

¿ES EL SIGNO DE UN ESCRIBANO O ES OTRA COSA?
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/
photos/a.660448970661138/1565360836836609/?type=3&theater

El signo de los escribanos del número se caracterizaba por ser muy elaborado, a menudo con dibujos geométricos y otros adornos, como símbolo de su prestigio profesional. En ocasiones, estos signos parecen objetos, muñecos o cualquier cosa en función de la imaginación de quien mira. No sé que pensáis vosotros, pero el signo del escribano Francisco Antonio Grimón, que ejerció en Rute en la primera mitad del siglo XIX, parece un personaje de dibujos animados. Se aceptan sugerencias.
AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute.

RECUPERAR NUESTRO HIJO
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/1700216063351085

En 1854 Francisca Bermúdez quedó embarazada de Francisco Gálvez. A causa de ser extremadamente pobre, por tener que prestar servicio de armas u otras razones que no cuenta, no se casó con Francisca. Para salvaguardar «su decoro» y «su honor», el fruto de esa relación, un niño al que bautizaron con el nombre de Gabriel, fue dejado o «expuesto en la Casa de Maternidad de Lucena». Allí permaneció hasta 1861. Tras la vuelta de Francisco del servicio militar por «haber quedado inútil» y su matrimonio con Francisca, deciden «recuperar» a su hijo. En la Casa de Maternidad les exigen que justifiquen su paternidad y de ahí surge este documento con distintos testimonios que confirman todo lo dicho.
Expediente instruido a instancia de Francisco Gálvez Arcos y su mujer, Francisca Bermúdez Pérez, sobre reconocimiento y recuperación de un hijo natural que depositaron en la Casa de Maternidad de Lucena, nacido antes de su matrimonio (1861). AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute. Caja 2447(4).

7 RAZONES PARA UN DIVORCIO
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/1625275877511771

En 1849, María de los Dolores Ruiz solicitó el divorcio de Manuel de Lara, su marido en segundas nupcias explicando las razones que le había llevado a tomar esa decisión. Aunque el divorcio existe desde muy antiguo, no era en absoluto parecido al actual, sino que culminaba una vida de maltratos y vejaciones.
A continuación transcribimos las razones que María de los Dolores expone para solicitar el divorcio:
«1º. Primero que habra sobre unos veinte años que María de los Dolores Ruiz contrajo segundas nupcias con Manuel de Lara, y a poco tiempo de celebrado ya empezó a maltratar a su consorte de obras y palabras, dandola de palos, sin que esta le diera motivo alguno para semejantes comportamientos.
2º. Que el referido Manuel de Lara en vez de enmendarse o mejorar de conducta ha continuado insultando y dandole palizas a dicha su consorte con la mayor frecuencia llenandola su cuerpo de contusiones y cardenales.
3º. Que por carecer de bienes el mencionado Manuel de Lara, y para mantener sus vicios, ha vendido algunas de la propiedad de la María de los Dolores Ruiz, y por que esta no quería acceder a la venta, la violentava y amenazava, apuntandola una escopeta cargada, y haciendola poner de rodillas le mandava rezar el credo, diciendola que iva á morir; y de esta manera conseguir que la Ruiz fuera con el á otorgar la Escritura de venta de la finca que tratava de enagenar.
4º. Que el producto de lo que ha vendido, lo invertía en borracheras, y otros vicios, pues casi de continuo se le ve ebrio.
5º. que el citado Lara es un dilapidador de los bienes de su muger; y la tiene abandonada con sus dos hijos sin suministrarle lo que necesitan para su preciso alimento y vestido; pues sin embargo de que el caudal de la Ruiz produce unos cuatro o cinco mil reales anuales, esta para alimentarse y vestirse, y sus dos hijos tiene que buscar diariamente lo que le falta para ello; siendo así que el Lara tiene encerrados los frutos, productos de los bienes de su muger; los que vende el Lara para invertirlos en mantener sus borracheras y demas vicios.
6º. Que el Manuel de Lara es de un genio altivo, violento y atrevido y cuando se emborracha, que es con alguna frecuencia, esta dispuesto a cometer todo genero de atentado, y mas contra su muger.
7º. Ultimamente: que la María de los Dolores Ruiz, es de un caracter pacifico y prudente y bondadoso; que siempre se la ve dedicada a las labores propias de su secso; al cuidado de su marido y familia, y al cumplimiento de su dever, sin que jamas haya dado motivo para que su marido la corrigiera y advirtiera cosa alguna pero este con sus atropellos la ha obligado a salirse de su casa, y refugiarse en la de su hijo de su primer marido, Francisco Velasco Ruiz, donde existe en el dia: A este fin.»
Demanda de divorcio promovida por María de los Dolores Ruiz de su marido en segundas nupcias, Manuel de Lara. AHPCO, Fondo del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute, Caja 2378(10).

«NO SABEN FIRMAR»: TESTIMONIO DEL ANALFABETISMO EN EL SIGLO XIX
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/photos/
a.660448970661138/2127014714004549/?type=3&theater

En 1887 el 65% de los españoles y el 61% de las españolas eran analfabetos, de modo que es habitual encontrar documentos de esa época firmados con una sencilla cruz. Sin embargo, el documento que mostramos es llamativo pues tanto otorgante como destinatario son mujeres, obviamente viudas (pues de estar casadas firmaría el marido en su nombre) que firman con esa simple marca porque «no saben firmar».
Expediente n.362. Diligencias preparatorias de ejecución a instancia de María Caballero Piedra contra María del Rosario Zamorano, ambas viudas y vecinas de Rute, por cobro de un préstamo de 575 reales más intereses (1888). AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute, Caja 3325(3).
Para ampliar: Villanova Ribas, Mercedes Y Moreno Juliá, Xavier. Atlas de la evolución del analfabetismo en España de 1887 a 1981. Madrid: CIDE, 1992. Disponible en Web: https://sede.educacion.gob.es/publiventa/descarga.action?f_codigo_agc=1403_19

UN IMPUESTO DE DOS GALLINAS
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/1756882324351125

En 1866 cerca de doscientos vecinos de Palenciana se unieron para plantar batalla jurídica al Marqués de Benamejí. Francisco Bernuy, VIII marqués de Benamejí, pretendía cobrar un impuesto de dos gallinas a los propietarios de casas en Palenciana, que sustituiría a otro impuesto mucho menos oneroso que se venía pagando desde hacía tres siglos. Sustentaba su petición en la condición de Palenciana como señorío jurisdiccional lo que le permitía cobrar ese impuesto.
La estrategia del marqués consistió en intentar dividir a los demandantes, y obligarlos a litigar individualmente de manera que se garantizaba el éxito dada la extrema pobreza de la mayoría de ellos y su capacidad para amedrentarlos, alardeando de su condición de “Grande de España y de primera clase”.
Sin embargo el procurador de los vecinos, José Carrillo Mendoza no se arredró ante el “opulento Señor á quien combaten” pues los vecinos tienen “la certeza de su derecho, y la seguridad de la justicia que les asiste”, de modo que “entienda nuestro potente rival que ante la Ley son todos iguales y que, si pobres de todo carecen, cuentan con la autoridad de los Tribunales de Justicia de cuya rectitud todo también lo esperan.”
El juez admitió la demanda pero no fue posible dar traslado de la misma a la otra parte porque el marqués se encontraba gravemente enfermo. Finalmente se suspendió la demanda por la muerte del Marqués y el impuesto no se llegó a cobrar.
Demanda de jactancia presentada por Miguel Giraldes y cerca de doscientos vecinos de Palenciana, contra el Marqués de Benamejí por intentar establecer el llamado impuesto de gallinas, consistente en la entrega de dos gallinas al dicho marqués por parte de dichos vecinos de Palenciana (1866). AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute Caja 2624(30).

EL PRECIO DE LA FORMACIÓN.
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/2058045677568120

En 1884 estudiar era algo más que invertir tiempo y esfuerzo en leer y memorizar libros llenos de datos, fechas y acontecimientos. En esa época, Francisco Espejo y Lara, vecino de Benamejí, pedía permiso al Juez para vender los escasos bienes que había heredado de su difunta abuela y así poder terminar el Bachillerato en el Instituto de Cabra y cursar estudios universitarios.
Francisco tenía una salud delicada que le impedía realizar trabajos duros, por lo que su padre decide dedicar todo su patrimonio a costear una formación que le permita optar a un oficio que pueda desempeñar sin enfermar.
Expediente n.232. Expediente de necesidad y utilidad a instancia de Francisco Espejo Plasencia, vecino de Benamejí, para enajenar los bienes de su hijo, Francisco Espejo Lara, de 16 años, y poder pagar sus estudios de Bachillerato. AHPCO, Caja 3295(29).

NOMBRES QUE DESAPARECEN
https://www.facebook.com/permalink.php?id=660397977332904&story_fbid=2137208749651812

De vez en cuanto escuchamos algún nombre antiguo que nos resulta tremendamente raro y original. En nuestro caso, hemos encontrado en un documento de 1888 el nombre de Mariana Sinforosa, y en una aplicación web hemos constatado que se encuentra en vías de desaparición.
La aplicación para nombres y apellidos del Instituto Nacional de Estadística nos muestra que hay un total de 457 mujeres llamadas Sinforosa, repartidas por toda España, con una edad media de 71 años. Con el nombre María Sinforosa no nos aparece ninguna mujer en todo el país.
Por tanto, animamos a futuras madres y padres a conservar nuestro patrimonio onomástico y llamar a sus recién nacidas «Sinforosa».
Expediente n.553. Diligencias de aprobación de las particiones de los bienes quedados por fallecimiento de Vicente Gómez Bermúdez, vecino de Rute, entre sus hijos, Francisco, Mariana Sinforosa, Rosario y Antonio Gómez Sánchez (1888). AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute, Caja 3329(28)
Para ampliar: Instituto Nacional de Estadística. ¿Cuántos se llaman … Disponible en web: http://www.ine.es/widgets/nombApell/index.shtml

CÓMO MEJORAR TU OLIVAR
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/1682261701813188

En un pleito de 1857 sobre la propiedad de un olivar, Juan Pérez Molina quien supuestamente lo labró durante unos años y posteriormente lo compró, se enumeran las mejoras que realizó sobre la explotación.
Lejos de los métodos de cultivo actuales y en ausencia de arroyos cercanos, las mejoras que tradicionalmente se solían hacer consistían en:
1. Despiedre de la tierra y formación de majanos con esos cantos en las zonas improductivas.
2. Replantación de olivos secos, en este caso fueron catorce nuevas plantas.
3. Abono con la materia de que se dispusiese, normalmente estiércol.
Diligencias de un pleito de Juan Pérez Molina con Mariana de Piedra y Francisco Caballero, como marido de Catalina de Arcos, sobre la propiedad de dos fanegas en el partido del Cortijuelo Blanco de olivar que el primero labró entre 1838 y 1849, año en que las compró y mejoró. AHPCO, Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute.

HACIENDO CAMPAÑA ELECTORAL EN 1873
https://www.facebook.com/archivohistoricoprovincialdecordoba/posts/1831247156914641

En 1873, tras la proclamación de la Primera República Española, se sucedieron los alborotos y revueltas de distinta intensidad en toda España. El documento que presentamos es un buen ejemplo de la situación política de esa época.
El 25 de agosto de dicho año, José Aparicio y Manuel Fernández, dos vecinos de Rute, solicitan que se instruya un expediente para perpetua memoria con el objeto de dejar constancia de los acontecimientos ocurridos días antes de las elecciones municipales. Un grupo de hombres armados con escopetas y fusiles, “capitaneados por los principales individuos de esta villa” salieron en dirección a Lucena en busca de un vecino y a su vuelta llegaron “formados, armando mucho ruido y dando voto de mueran los tiranos, apoderándose un temor extraordinario del vecindario”, y amenazando con quemar algunas casas y matar a sus vecinos, por lo que algunos se prepararon para su defensa o huyeron del pueblo. Obviamente, esos vecinos eran sus adversarios en las elecciones.
Entre ellos, Antonio López, alias el Chico, salvó su vida al saltar por las tapias de varios patios para ir a refugiarse en la casa de José Iturriaga, a cuya mujer uno de los alborotadores increpó diciéndole “que se habían acabado las consideraciones para con los ricos.”
En las elecciones todos votaron con miedo, y “nadie se atrevió a hacer la oposición por más que muchos querían y fueron muy pocos los que entraban en los colegios electorales” porque los elegidos tenían pocos votantes en el pueblo. Como es de esperar, esos “alborotadores” fueron elegidos como miembros del ayuntamiento tras las elecciones.
Expediente para perpetua memoria promovida por José Aparicio Martínez y Manuel Fernández Vargas sobre como algunos vecinos de Rute provocaron un alboroto, dispararon al aire y amenazaron a quienes no los votasen en las próximas elecciones municipales (1873). AHPCO, Fondo Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Rute, Caja 2749(6).

Miguel Ángel Sánchez Herrador
Asesor Técnico de Conservación e Investigación
Archivo Histórico Provincial de Córdoba

Comentarios

Suscribrime a estos comentarios

RSS 2.0 RSS V .92 ATOM 0.3

Deja un comentario (*)

(*) Los comentarios y participaciones deberán ajustarse al tema o contenido de la entrada relacionada, y en ningún caso podrán ser ofensivos, difamatorios, publicitarios, pornográficos o ilícitos, de acuerdo con lo especificado en el “Aviso legal”

Si tu comentario incluye enlaces, nuestro equipo revisará que no contenga spam, por lo que no se publicará automáticamente.