Nov
08
|
09
21:00
Teatro

DIDIER RUIZ/LA COMPAGNIE DES HOMMES

Trans (mes enllà)

Hace años que Didier Ruiz trabaja con adolescentes, expresidiarios o con personas mayores a quienes no duda en calificar de “viejos”. Un director teatral a quien no le gusta que se califique su teatro de “documental”. El prefiere calificar sus producciones como “teatro de lo humano”, ya que su reto es el de instaurar una relación distinta a la habitual entre el escenario y la sala, entre intérpretes y espectadores.

 

Éxito indiscutible del Festival de Avignon 2018, dos temporadas seguidas presentado en el Teatre LLiure (Barcelona) con el cartel de “no hay entradas” durante todos los días de su programación, presentado en temporada oficial en la prestigiosa Schabühne de Berlín…todo ello nos habla de la magnífica recepción obtenida por este espectáculo de “alto riesgo” en el circuito internacional.

 

A la pregunta de si su teatro es documental, Didier siempre responde “es a la crítica y al público a quienes les toca decirlo”. Bajo el pretexto de que sus intérpretes no son actores, que representan su propia historia, siempre existe la tentación de subtitular las puestas en escena de nuestro creador.

 

En efecto sobre el escenario no hay “profesionales”, pero están maravillosamente dirigidos y poseen la fuerza de “la verdad”.

¿HOMBRE O MUJER?. JUSTO A MEDIO CAMINO EN TRANS DIDIER RUIZ, SIN “PATHOS”, PONE SOBRE EL ESCENARIO A PERSONAS QUE HAN CAMBIADO DE IDENTIDAD SEXUAL TRANS (PARENTES), ¿VISIBLES O INVISIBLES’

Sobre el escenario descubrimos a Neus Asencio Vicente, Clara Palau i Canals, Daniel Ranieri del Hoyo, Raúl Roca Baujardon, Ian de la Rosa, Sandra Soro Mateos, Leyre Tarrason Corominas. Sus nombres son los actuales, pero no con los que nacieron. Todos han cambiado de género. Esta es la aportación principal de esta pieza: interrogarnos, más incisivamente que nunca, sobre lo que es ser hombre o mujer; sobre aquello que quiere decir corporal y psíquicamente.

 

Los siete intérpretes aparecen en el escenario, se colocan en posición semicircular, rodeados de un ciclorama, como si se tratase de una crisálida. La luz es blanca, dulce, bella. Descubrimos que “transexual” no quiere decir nada. Cada uno cuenta su propia historia. Cada relato se cruza con el de otro testimonio…es el momento de la revelación, la transformación, el espacio público…Todo avanza sin nombrar las escenas, con una fluidez perfecta. A menudo nos cuesta pensar que ella o él no hayan nacido en el cuerpo que vemos, hasta tal punto que creemos evidente que ese es el envoltorio que les es propio.

 

Nos encontramos pues ante una pieza, sensible y perturbadora aplaudida en media Europa y más allá de sus fronteras.

COMPARTIR:
VENTA DE ENTRADAS
General
18 €
VIDEO