Saltar al contenido

En caso de emergencia

El alumno o alumna puede presentar descompensaciones en los niveles de glucosa en sangre. De este modo, podría presentar hipoglucemia o hiperglucemia. La hiperglucemia no se presenta nunca de forma brusca, sino que lo hace gradualmente y no constituye una situación de auténtica emergencia, salvo casos muy extremos.

La hipoglucemia suele ocurrir antes de las comidas o después del ejercicio, y puede aparecer de forma brusca. Hay que actuar rápidamente, pero con tranquilidad e intentando no ponerse nervioso, porque el tratamiento es sencillo y la respuesta muy agradecida.

La forma de actuar en función de la sintomatología será la siguiente:

  1. Hipoglucemia leve. Sus síntomas son dolor de cabeza, temblor, palidez, cansancio, irritabilidad, mal humor, sudoración, taquicardia, piel fría, confusión (es conveniente preguntar a la familia que le dan habitualmente en casa). El tratamiento en el colegio consiste en proporcionar al alumno o alumna uno de  los siguientes productos:
  • Un vaso de leche entera.
  • Un vaso de zumo.
  • Un caramelo. Es preferible el uso de azúcar en sobre o, mejor aun, preparados líquidos de glucosa como alternativa al caramelo
  1. Hipoglucemia grave. El síntoma es la pérdida de conocimiento.
  • En este caso no se debe intentar dar nada por boca. Hay que avisar inmediatamente al teléfono de emergencias 112 o llevar al centro sanitario más cercano. Avisar a las personas de contacto de la ficha.
  • Es conveniente administrar Glucagon®, sobre todo si no hay un centro sanitario próximo o se prevé que se pueda demorar la atención de emergencias. El Glucagon® se administra por vía subcutánea (como la insulina) o intramuscular (como una inyección normal en la nalga). Las dosis de de glucagón deben estar bien definidas para cada alumno/a y figurar en su ficha de aula. No pueden quedar a criterio de la persona que atienda al alumnado y en función del cálculo del peso.
Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio