Saltar al contenido

En caso de emergencia

Hay determinados signos que nos pueden alertar de la presencia de una crisis epiléptica:

  • Confusión mental.
  • Alteración repentina del comportamiento.
  • Movimientos como el de masticar alimentos sin estar comiendo, o cerrar y abrir los ojos continuamente.
  • Debilidad y/o sensación de fatiga profunda.
  • Períodos de “mente en blanco” en los que el alumno o alumna es incapaz de responder preguntas o mantener una conversación.
  • Convulsiones.

Ante la presencia de convulsiones se actuará como sigue:

Lo que debe hacerse:

  • Permanecer calmado. Cuando se ha iniciado la convulsión usted no la podrá detener. La mayoría de las veces tiene una duración de 2-3 minutos y después el niño o niña se van recuperando poco a poco.
  • No dejar solo al alumno o alumna y observar las características de la crisis para informar a la familia o al médico o médica.
  • Despeje la zona en la que se está produciendo la convulsión para evitar lesiones.
  • Colocar al alumno o alumna en el suelo con una protección en la cabeza, aflojándole la ropa y con la cabeza de lado para facilitar la respiración y para que salga la salivación excesiva.
  • Quedarse al lado hasta que termine la crisis, dejar que se vaya recuperando y comprobar que vuelve a la situación de normalidad. Ponerlo siempre en conocimiento de la familia.
  • Si persisten las convulsiones, se le administrará una cánula de stesolid® (diazepam), según haya indicado el médico o médica del Equipo de Orientación Educativa en la valoración realizada.
  • Asegurar una buena ventilación (abrir ventanas).

Que no debe hacerse:

  • No tratar de inmovilizar al niño o niña.
  • No dar nada de beber ni medicación oral durante la crisis.
  • No introducir ningún objeto en la boca, puede lastimarse y romperse los dientes. Además podría tragarlo y si queda alojado en las vías respiratorias puede ser peligroso.

Necesidad de atención médica urgente:

La mayoría de las crisis epilépticas terminan de forma muy rápida y no es necesario llamar a los servicios sanitarios de urgencia. Si debe hacerse en las siguientes circunstancias:

  1. Si la crisis epiléptica dura más de 5 minutos.
  2. Si la crisis epiléptica se repite en corto espacio de tiempo.
  3. Si no recupera por completo la situación previa, tras un periodo de tiempo prudencial después de la crisis epiléptica.
  4. Si ha habido un traumatismo importante durante la crisis epiléptica.

En estos casos, avisar de inmediato al teléfono de emergencias 112 o llevar al centro sanitario más cercano y avisar urgentemente a la familia.

Nodo: sv0204.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio