Saltar al contenido

La biblioteca de mi cole: vivir el resultado de una biblioteca al servicio del proyecto educativo del centro

bIBLIOTECA PROYECTO
Mª Del Carmen Duarte
Jefa de estudios del E.E.I. Viento del Sur. Río San Pedro

El propósito del proyecto

Desde nuestros orígenes como Centro de Infantil, nos propusimos un cambio metodológico radical que permitiera a los niños y niñas de nuestro cole ser partícipes de su propio aprendizaje. Eso solo lo lograríamos desde una metodología abierta, participativa, interactiva que incluyera un aprendizaje de investigación, donde la biblioteca de aula tenía una función prioritaria. Y se convertía en uno de los pilares básicos para llevar a cabo nuestra propuesta metodológica. Al trabajar por Proyectos, los niños son los encargados de consultar, investigar, contrastar la información que traen de casa o que surge en nuestras asambleas. Nuestra intención es que los aspectos trabajados y las nociones asimiladas no sean resultado de un proceso meramente  académico, sino que debe ser fruto de la indagación exploratoria que niñas y niños realizan sobre los elementos y situaciones de aprendizaje. De ahí la importancia de una biblioteca al servicio de nuestro propósito metodológico, como recurso indispensable del aprendizaje.

Invertir en la Biblioteca como la clave del éxito

El alumnado hace un uso continuado de la biblioteca de aula cada vez que tienen la necesidad de algún tipo de información. Por eso, empleamos mucho tiempo y dinero invirtiendo en textos que enriquezcan nuestra biblioteca y les faciliten a ellos la labor en función del proyecto que estemos trabajando. No obstante, en ocasiones provocamos la necesidad de contar con materiales o con libros necesarios para un proyecto en concreto con la sana intención de incitarles o más bien invitarles a elaborar sus propios libros, con la información obtenida, ante la necesidad de contar con ese material en el aula. Tal es el caso del proyecto realizado recientemente de los dinosaurios donde se nos pedía como objetivo final la elaboración de un libro con todos los datos obtenidos y todo lo que habíamos aprendido tras nuestra investigación. La finalidad del proyecto era la realización de un libro-dossier en el que los niños y niñas dejarán constancia de todo lo que ya sabían y de todo lo que aprendieron sobre el maravilloso mundo de los dinosaurios. Dicho libro formó parte de nuestra biblioteca de aula, pudiéndose disfrutar de él durante todo el curso. El libro podía estar comprendido por aportaciones interesantes de la familia, trabajos más significativos realizados en clase, imágenes y fotografías diversas, así como las conclusiones a las que llegó el alumnado por considerarlas relevantes. Por una parte, el trabajo de las actividades de lectura y escritura tenía un papel crucial y de igual modo, al consistir en la elaboración de un libro, nuestros chicos y chicas se convirtieron en autores/as e ilustradores/as de una obra.

Aunque esta necesidad, antes mencionada, se ha repetido en los doce años que llevamos trabajando por proyectos en más de una ocasión, como fue el caso del Proyecto “El mago de las estrellas” donde se nos pedía elaborar un libro con todo lo aprendido sobre el firmamento, las estrellas, etc,… para ayudar al Mago de la Estrellas o con la Giganta Marina, a la que hubo que hacerle un libro a su medida, lo que nos obligó a investigar cómo son los libros, su formato, su temática, autores, ilustradores…

Pero esto solo son algunas de las actuaciones que llevamos a cabo a favor de los libros, de potenciar su uso y disfrute en todas las modalidades posibles.

No podemos entender una apuesta educativa sin la implicación de toda la comunidad educativa y esta idea nos ha permitido seguir avanzando.

La apertura al exterior

El centro escolar está ubicado en una barriada en medio de dos localidades y con un gran sentimiento de no pertenecer a nadie, nos planteamos como Comunidad de Aprendizaje que somos, incluir no solo a las familias en nuestro centro, sino también al resto de la barriada. Paralelamente y dada la situación geográfica en la que nos encontramos, que nos aleja de las instituciones culturales más básicas, pensamos que sería bueno aumentar la oferta cultural, al tiempo que hacíamos realidad uno de los sueños de nuestras familias que nos solicitaban actividades en horario de tarde para nuestro alumnado. Los cuales dada su edad carecían de oferta de actividades en la zona.

Comenzamos con la puesta en marcha de dos actividades, una de ellas la Biblioteca de Centro. Necesitábamos recursos para echarla a andar. Por ello, desde la comisión de biblioteca que constituimos con la Comunidad Educativa del Centro (especialmente con la labor fundamental de las madres), empezamos nuestra andadura. Las madres propusieron actividades y elaboraron una lista de voluntarias que cada semana se ocupaba de la biblioteca y de los niños y niñas que allí acudían. Marchaba bien, no obstante, decidimos ampliar los recursos, no queríamos perder la oportunidad de mantener la biblioteca abierta, con lo cual optamos por invitar al alumnado en prácticas de la UCA, con la que colaboramos estrechamente, a implicarse en este proyecto ya que en más de una ocasión habían colaborado con nosotras en otros proyectos. Así tanto madres como alumnas de la universidad podían darle continuidad a nuestro proyecto. Y así fue, la biblioteca ha funcionado gracias a la colaboración tanto de las familias como de las alumnas de la UCA. También contamos con alumnado de Primaria, que anteriormente estuvo en nuestro centro y que tienen las puertas abiertas para contar sus propios cuentos.

Las actividades que se realizan en la biblioteca son muchas y variadas, entre las que se encuentran, los cuentacuentos, las lecturas teatralizadas, juegos, canciones… Pero la biblioteca, como venimos diciendo, no es algo paralelo sino que se encuentra inmerso en nuestra vida escolar diaria, así los alumnos y alumnas pueden acudir en horario de mañana con sus maestras, e incluso tenemos la opción de la Bibliopatio, donde la coordinadora de la comisión saca un carrito que permite a los niños y niñas relajarse en el patio leyendo sus cuentos favoritos.

Retomando de nuevo nuestra pertenencia a Comunidades de Aprendizaje, queremos resaltar otro aspecto relacionado con la lectura y los libros, como son las Tertulias literarias. Esta actividad consiste en la lectura de un capítulo cada semana en casa, con la colaboración de las familias, para posteriormente realizar la tertulia en el aula. En la Tertulia no solo participan nuestros niños y niñas junto a sus profesoras, sino que en algunos niveles se suman sus familias, incluso contamos con invitados de la Universidad o de otros centros interesados. En esta ocasión nuestro alumnado trabaja durante todo el año, la lectura de un clásico con la intención de exponer sus opiniones, sus dudas, relacionarlo con sus propias vivencias que afloran sin pensar, trabajar los valores que surgen de manera natural o trabajar temas que podíamos pensar que ni siquiera están a su alcance, y que ellos y ellas nos asombran con su espontaneidad y con su saber. Todo ello al mismo tiempo que estamos adentrándonos en el conocimiento de la literatura clásica. De esta forma hemos trabajado El Quijote, El Lazarillo, Ulises, Alicia en el País de la Maravillas o las propias Fábulas de Esopo, entre otros.

Paralelamente a este trabajo desde el aula realizamos lo que denominamos Préstamo de libros, donde nuestros niños y niñas simulan estar en una Biblioteca real, acatando las normas de la misma. Guardan silencio, escogen un libro, le echan un vistazo, lo leen o lo cambian por otro más sugerente hasta dar con el libro que desean llevarse a casa. Entonces deben acudir a la mesa donde se encuentra la profesora y anotar en un documento, el libro que se llevan. Las familias conocen de antemano el sentido de la actividad, y se hacen responsables junto con sus hijos e hijas de devolverlo en buen estado. Se les recuerda que no tienen ninguna actividad en concreto que realizar con el libro prestado. Es una actividad de ocio y disfrute con la lectura o visualización del libro.

También tenemos una semana al año en las que las familias acuden a las clases para contar su cuento preferido. Así mismo, invitamos a Primaria para hacer actividades conjuntas con respecto a la celebración del libro.

En definitiva, la biblioteca y su uso en todas las modalidades es uno de nuestros referentes prioritarios.

Nodo: sv0205.ced.junta-andalucia.es
Ir al inicio