Nota divulgativa

Nota de Prensa

Inserción Laboral de los Egresados en Universidades Públicas de Andalucía

Andalucia se mueve

El 68,4% de los universitarios que egresaron en 2015 se encuentran insertados en el mercado laboral a los cuatro años de obtener su titulación

  • La tasa de inserción laboral de los egresados universitarios en el curso 2014-2015 se sitúa en el 45,6% un año después de la finalización de los estudios, y alcanza el 68,4% a los cuatro.
  • Para la promoción del curso 2017-2018, la tasa de inserción laboral al año del egreso es del 50,9%, casi 10 puntos porcentuales más que la conseguida por los egresados del curso 2011-2012 al año de finalizar.

Andalucía, 15 de julio de 2020

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía publica la estadística de Inserción Laboral de los Egresados en Universidades Públicas de Andalucía. En este nuevo producto estadístico se ofrece información acerca del acceso al mercado de trabajo nacional de los universitarios egresados en los cursos 2011-2012 a 2017-2018 durante un periodo de seguimiento que arranca en el año en que egresa cada promoción de universitarios y se extiende hasta cuatro años después.

La promoción de egresados más reciente para la que se dispone del periodo de seguimiento completo, la correspondiente al curso 2014-2015, presenta la mejor tasa de inserción laboral a los cuatro años del egreso: un 68,4% de dichos universitarios se encuentra trabajando en el tercer trimestre del año 2019.

Tasa de inserción laboral de los egresados universitarios en los cursos 2011-2012 a 2017-2018 según los años transcurridos desde el egreso
Tasa de inserción laboral de los egresados universitarios en los cursos 2011-2012 a 2017-2018 según los años transcurridos desde el egreso

A medida que se suceden las promociones de egresados, la tasa de inserción a los cuatro años crece desde el 60,8% de la promoción 2011-2012 hasta alcanzar el máximo de 68,4% del curso 2014-2015. En concreto, cada promoción posterior a la de 2011-2012 tiene en promedio un nivel de inserción laboral a los cuatro años del egreso alrededor de 2,5 puntos porcentuales superior al nivel de la promoción previa, aunque estos incrementos se van reduciendo paulatinamente con las nuevas promociones.

A su vez, cada una de las promociones estudiadas presenta tasas de inserción laboral que mejoran conforme pasa el tiempo desde que egresaron. De hecho, si se considera el conjunto de egresados de todas las promociones, se observa que la tasa de inserción laboral conjunta aumenta de media 8,5 puntos porcentuales por cada año extra que pasa desde el egreso, aunque al igual que antes este crecimiento se desacelera con el tiempo.

Evolución de la tasa de inserción laboral de cada promoción de egresados universitarios según los años transcurridos desde el egreso
Evolución de la tasa de inserción laboral de cada promoción de egresados universitarios según los años transcurridos desde el egreso

Un año después del egreso, la mayor tasa de inserción laboral, 51,9%, se da entre los egresados del curso 2016-2017, seguida inmediatamente en un punto porcentual menos por los egresados de 2017-2018. La peor tasa de inserción laboral un año después de egresar es la de la promoción 2011-2012, que está casi 10 puntos porcentuales por debajo de la de los egresados del curso 2017-2018.

Según el tipo de estudio (Ciclos y Grados, Másteres y Doctorado), se observa en todas las promociones que conforme mayor es el nivel académico de los estudios cursados, mayor es la tasa de inserción laboral un año después de egresar. Son especialmente acusadas las diferencias de nivel de la tasa de inserción laboral al año del egreso de los estudios de doctorado con respecto a la tasa general de cada promoción: estos estudios alcanzan las mayores diferencias en los cursos 2011-2012 y 2015-2016, con tasas que son 17,7 y 15,3 puntos porcentuales superiores a las tasas generales del conjunto de egresados de esas promociones, respectivamente. Por otra parte, aunque en el curso 2017-2018 se mantiene el patrón creciente en la tasa de inserción laboral al año del egreso conforme aumenta el nivel de los estudios cursados, se observa que en el caso de los estudios de doctorado el diferencial con respecto a la tasa general se reduce bruscamente a 4,9 puntos porcentuales.

Tasa de inserción laboral un año después de egresar por tipo de estudio cursado según la promoción de egreso
Tasa de inserción laboral un año después de egresar por tipo de estudio cursado según la promoción de egreso

En el caso de la promoción de egresados del curso 2017-2018, el más reciente de los que se dispone de datos, al estudiar la evolución de su inserción laboral se confirma también el progresivo aumento de las tasas a medida que transcurre el tiempo, creciendo en casi 16 puntos porcentuales la inserción entre el momento de la finalización del curso 2017-2018 (35,0% en el tercer trimestre de 2018) y un año más tarde (50,9% en el tercer trimestre de 2019).

Tasa de inserción laboral de los egresados universitarios en el curso 2017-2018 según lugar de trabajo y residencia al inicio del curso
Tasa de inserción laboral de los egresados universitarios en el curso 2017-2018 según lugar de trabajo y residencia al inicio del curso

Es destacable el hecho de que casi uno de cada tres universitarios del curso 2017-2018 se encontraba trabajando antes de finalizar los estudios (31,4% de inserción laboral en el segundo trimestre de 2018). A su vez, el 65,2% de los egresados de esta promoción trabajó en al menos uno de los cuatro trimestres comprendidos entre la finalización del curso y un año después del egreso, en tanto que un 28,1% estaba trabajando en la fecha de referencia de todos y cada uno de dichos trimestres. Por otra parte, también resalta que en el caso de los egresados universitarios de esta promoción que se encontraban empadronados en Andalucía al inicio del curso, su tasa de inserción laboral en el tercer trimestre de 2019 (52,5%) es superior a la tasa de inserción laboral total. De esos egresados residentes, y en el periodo referido, el 42,4% trabajaba en Andalucía en tanto que el 10,1% lo hacía en el resto de España.

Al desglosar los resultados de la promoción 2017-2018 según la rama de enseñanza a la que pertenece la titulación universitaria, se observa que la inserción laboral de los egresados del curso 2017-2018 supera el 64% en las ramas de Ingeniería y Arquitectura y de Ciencias de la Salud un año después de egresar. En el caso de los egresados residentes en Andalucía al inicio del curso 2017-2018, esas dos ramas alcanzan los mejores índices de empleabilidad al año del egreso, con tasas de inserción laboral de 66,7% y 66,1%, respectivamente, aunque alrededor de un 16% de esos egresados en estas ramas se insertan en el mercado laboral del resto de España.

Tasa de inserción laboral de la promoción 2017-2018 un año después de egresar por rama de enseñanza, según el lugar de trabajo y la residencia al inicio del curso
Tasa de inserción laboral de la promoción 2017-2018 un año después de egresar por rama de enseñanza, según el lugar de trabajo y la residencia al inicio del curso

Si se centra el análisis en el colectivo de egresados universitarios que se encontraban empadronados en algún municipio andaluz al inicio del curso de egreso, la información disponible en el conjunto de registros administrativos integrados en la Base de Datos Longitudinal de Población de Andalucía permite clasificar ese colectivo según su situación laboral. Así, en el caso de la promoción de egresados del curso 2017-2018 que residían en Andalucía a 1 de octubre de 2017, además de estar insertados en el mercado laboral al año de su egreso el 52,5% de ellos, en esa fecha se encontraban en situación de paro registrado en Andalucía el 13,9% y un 8,6% había optado por continuar su trayectoria académica cursando nuevos estudios universitarios en Andalucía. La decisión de dedicarse exclusivamente a prolongar el itinerario académico es más frecuente entre los egresados residentes de esta promoción cuyo rendimiento académico fue más alto: el 12,2% de los egresados cuya nota académica es mejor que la del 75% de sus compañeros de titulación se encuentra cursando nuevos estudios universitarios un año después de egresar. Por otra parte, con una óptica de género se observan en esta promoción diferencias en la distribución según la situación laboral entre hombres y mujeres, que revelan una posición de desventaja de estas últimas con respecto a los hombres en cuanto a la relación con la actividad económica al año del egreso: en tanto que la inserción laboral entre los hombres se da en un 54,0%, las mujeres egresadas tienen una tasa de inserción al año de finalización de los estudios del 51,4%; a su vez, la situación de paro registrado en Andalucía es más frecuente entre las mujeres (el 15,5% de las egresadas está parada en Andalucía al finalizar el tercer trimestre de 2019) que entre los hombres (11,5%).

Distribución de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía por sexo según su situación laboral al año del egreso
Distribución de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía por sexo según su situación laboral al año del egreso

Los datos disponibles sobre características del empleo conseguido por los egresados que residían en Andalucía son más detallados en el caso de los que trabajan en Andalucía. Para este colectivo, en lo que respecta a la promoción de egresados del curso 2017-2018, se tiene que según su situación profesional al año del egreso se distribuyen en un 6,4% de trabajadores por cuenta propia o autónomos y un 93,6% de trabajadores por cuenta ajena o asalariados.

Distribución de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan al año del egreso en Andalucía por rama de enseñanza según situación profesional
Distribución de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan al año del egreso en Andalucía por rama de enseñanza según situación profesional

La proporción de trabajadores por cuenta propia entre los egresados residentes que trabajan en Andalucía al año del egreso se ha reducido paulatinamente conforme se han ido sucediendo las promociones de egresados universitarios: su emprendimiento ha decaído promoción tras promoción desde el máximo de 10,5% de autónomos al año del egreso alcanzado por los egresados universitarios residentes del curso 2012-2013, hasta el 6,4% de la promoción de 2017-2018. Con respecto a esta última promoción, el peso de la iniciativa empresarial en Andalucía al año del egreso difiere según la rama de enseñanza de los estudios cursados, variando entre el 9,3% en el caso de los egresados en titulaciones de la rama de Ciencias de la Salud y el 2,9% de los de la rama de Ciencias.

La adecuación de la cualificación al puesto de trabajo mide el grado de ajuste entre la categoría profesional de la ocupación desempeñada y la competencia profesional del trabajador (expresada en términos de su nivel de capacitación académica). En el caso de los egresados universitarios de la promoción 2017-2018 que residían en Andalucía al inicio de ese curso y un año después de egresar trabajan en Andalucía por cuenta ajena, se observa que su tasa de adecuación de la cualificación al puesto de trabajo es del 48,4%.

Tasa de adecuación de la cualificación al puesto de trabajo de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena al año del egreso en Andalucía por ámbito de estudio
Tasa de adecuación de la cualificación al puesto de trabajo de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena al año del egreso en Andalucía por ámbito de estudio

Si se clasifican las titulaciones obtenidas por este colectivo de egresados según su ámbito de estudio (el nivel jerárquico más agregado de la Clasificación Internacional Normalizada de Educación 2013), se ve que los egresados en titulaciones del ámbito Salud y Servicios Sociales obtienen al año del egreso la mejor tasa de adecuación, que alcanza un 81,8%. Además de este ámbito, superan una adecuación del 50% los ámbitos de Agricultura, Ganadería, Pesca, Silvicultura y Veterinaria; Mecánica, Electrónica y otra formación técnica, Industria y Construcción; Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC); y Ciencias Naturales, Químicas, Físicas y Matemáticas. Por su parte, los egresados del ámbito Negocios, Administración y Derecho son los que tienen la tasa de adecuación más baja.

Todas las promociones de egresados presentan tasas de adecuación de la cualificación al puesto de trabajo que mejoran conforme pasa el tiempo desde que egresaron. Exceptuando las dos primeras promociones, cuyas tasas tienen un crecimiento más moderado, en todas se observa que la tasa se ajusta a un patrón de crecimiento similar, aunque los niveles de partida de la tasa de adecuación al año del egreso varían, siendo más elevados (en torno al 50%) en las tres últimas promociones. De las promociones para las que se dispone del periodo de seguimiento completo, la del curso 2014-2015 es la que presenta el mejor perfil de incremento en la tasa de adecuación, al pasar de forma prácticamente lineal del 44,4% un año después del egreso a 55,7% a los cuatro años. No obstante, este último valor de la tasa de adecuación se ve superado por el 56,5% alcanzado al tercer año tras el egreso por la promoción del curso 2015-2016.

Tasa de adecuación de la cualificación al puesto de trabajo de los egresados universitarios en los cursos 2011-2012 a 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena en Andalucía según los años transcurridos desde el egreso
Tasa de adecuación de la cualificación al puesto de trabajo de los egresados universitarios en los cursos 2011-2012 a 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena en Andalucía según los años transcurridos desde el egreso

Algunas características del empleo conseguido por los egresados universitarios que residían en Andalucía al inicio de su curso de egreso y trabajan en la Comunidad Autónoma por cuenta ajena también pueden ser analizadas tomando en consideración el tipo de contrato y la jornada laboral del puesto de trabajo. Si se considera el empleo obtenido al año del egreso por los representantes en la promoción 2017-2018 del colectivo de egresados mencionado, se observa que el 26,0% de ellos se encontraba trabajando a 30 de septiembre de 2019 con un contrato de carácter indefinido, en tanto que la contratación temporal afectaba al 73,0%. Sin embargo, esta distribución no se conserva si se hace intervenir el sexo de los egresados: el 75,4% de las egresadas trabajaba con un contrato temporal, frente al 69,2% de los hombres egresados.

Tipo de contrato de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena al año del egreso en Andalucía por sexo
Tipo de contrato de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena al año del egreso en Andalucía por sexo

Este patrón de desigualdad de género es incluso más acentuado en el caso del tipo de jornada laboral al que está sujeto este colectivo: el 40,2% de las egresadas residentes que trabajan por cuenta ajena en Andalucía tienen un contrato a jornada parcial frente al 24,9% de los hombres egresados.

Tipo de jornada laboral de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena al año del egreso en Andalucía por sexo
Tipo de jornada laboral de los egresados universitarios del curso 2017-2018 que residían en Andalucía y trabajan por cuenta ajena al año del egreso en Andalucía por sexo

La estadística de Inserción laboral de los egresados en universidades públicas de Andalucía ofrece, a partir de la explotación estadística de los ficheros de matrícula y rendimiento académico de los estudiantes de las universidades públicas de Andalucía, y tras el enlace con sus datos de empleo y desempleo disponibles en la Base de Datos Longitudinal de Población de Andalucía, información relativa al proceso de inserción laboral de los egresados universitarios que posibilita el análisis de los diferentes aspectos que caracterizan y determinan el acceso de dicho colectivo a los mercados de trabajo.

Con esta actividad se ofrece para cada promoción de egresados desde el curso académico 2011-2012 hasta el 2017-2018, y durante un periodo de seguimiento que abarca cinco años, información detallada sobre la transición de la educación universitaria al trabajo, sobre la empleabilidad de los graduados universitarios a través de sus tasas de inserción laboral, así como sobre las diferentes situaciones y condiciones laborales que experimentan durante sus primeros años en el mercado laboral.

Esta actividad se realiza mediante la colaboración de la Dirección General de Universidades de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, el Servicio Andaluz de Empleo y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

Fondos FEDER