Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

Instalador/conservador-reparador frigorista y Empresa frigorista

Estas empresas se regulan según el Real Decreto 3099/1997, de 8 de septiembre, modificado por el Real Decreto 560/2010 de 7 mayo, hasta el 08 de septiembre de 2011, a partir de esa fecha se regulan por el Real Decreto 138/2011, de 4 de febrero, por el que se aprueban el Reglamento de seguridad para instalaciones frigoríficas y sus instrucciones técnicas complementarias.

¿Qué documentación tiene que presentar una empresa para realizar esta actividad?

Las empresas que deseen habilitarse para desarrollar esta actividad deben de presentar, antes de comenzar su actividad, ante el órgano competente de la comunidad autónoma donde se establezcan, en Andalucía la Delegación Territorial de la Consejería competente en materia de industria, una declaración responsable. Conforme a la Orden de 20 de febrero de 2013 las declaraciones responsables, tanto de inicio como de modificación o cese, deben cumplimentarse a través del tramitador HAPR desarrollado por la Consejería para tal fin, y presentarse bien electrónicamente a través del mismo tramitador, bien en el Servicio de Atención al Ciudadano de la Delegación Territorial de la Consejería. Puede acceder al tramitador HAPR a través del enlace a continuación:

Con la presentación de este documento, el titular de la empresa o el representante legal de la misma, declara que cumple los requisitos exigidos, que dispone de la documentación que así lo acredita, que se compromete a mantenerlos durante la vigencia de la actividad y que se responsabiliza de que las actividades se efectúan de acuerdo con las normas y requisitos establecidos.

Cualquier hecho que suponga modificación de alguno de los datos incluidos en la declaración originaria, así como el cese de las actividades, deberá ser comunicado por el interesado al órgano competente de la comunidad autónoma donde presentó la declaración responsable en el plazo de un mes desde que se produzcan. En el caso de Andalucía, las declaraciones de modificación de datos o cese de actividad deben realizarse también a través del tramitador HAPR.

Habilitación para ejercer la actividad

Una vez presentada la declaración responsable, el órgano competente de la comunidad autónoma asignará de oficio un número de identificación a la empresa, estando la empresa, desde que presenta la declaración responsable, habilitada para ejercer la actividad en todo el territorio nacional.

Las empresas instaladoras y/o conservadoras-reparadoras frigoristas deberán cumplir los siguientes requisitos hasta el 08/09/2011:

  1. Disponer de la documentación que identifique a la empresa, que en el caso de persona jurídica, deberá estar constituida legalmente.
  2. Poseer los medios técnicos y humanos mínimos necesarios para realizar sus actividades en condiciones de seguridad, que se especifiquen en la correspondiente Instrucción Técnica Complementaria (ITC MI-IF-013, aprobada por orden de 24 de enero de 1978, y sus modificaciones).
  3. Haber suscrito un seguro de responsabilidad civil profesional u otra garantía equivalente que cubra los daños que puedan provocar en la prestación del servicio por la cuantía mínimo en el nivel 1 de 300.000 euros y en el nivel 2 de 900.000 euros.

Las empresas instaladoras frigoristas deberán cumplir los siguientes requisitos a partir del 08/09/2011, según el Real Decreto 138/2011, de 4 de febrero:

Empresa frigorista de Nivel 1:

  1. Que cuente, como mínimo, con un profesional frigorista habilitado en plantilla podrá montar, poner en servicio, mantener, reparar, modificar y desmantelar las instalaciones del Nivel 1.
  2. Tener suscrito un seguro de responsabilidad civil profesional u otra garantía equivalente que cubra los posibles daños derivados de su actividad, por importe mínimo de 300.000 euros.
  3. Disponer de un plan de gestión de residuos que considere la diversidad de residuos que pueda generar en su actividad y las previsiones y acuerdos para su correcta gestión ambiental y que, en su caso, si procede, contemplará su inscripción como pequeño productor de residuos peligrosos en el órgano competente de la comunidad autónoma.
  4. Medios Técnicos:

Por cada uno de los frigoristas:

  1. Termómetro (precisión ± 0,5 %) con sondas de ambiente, contacto y de inmersión o penetración.
  2. Juego de herramientas, en buenas condiciones y que incluya al menos: - Corta tubos. - Abocardador. - Juego de llaves fijas. - Llave de carraca, reversible, con su juego completo. - Llave dinamométrica. - Escariador. - Alicates. - Juego de destornilladores. - Analizador (puente de manómetro) adecuado para los gases a manipular - Peine para enderezar aletas. - Mangueras flexibles para la conexión y carga de refrigerante.
  3. Equipo de medida de voltaje, amperaje y resistencia.
  4. Equipos de protección individual adecuados al trabajo a realizar.
  5. Mascaras de respiración con cartuchos filtrantes (trabajos con R-717).

Por cada cinco frigoristas/puesta en marcha:

  1. Vacuómetro de precisión.
  2. Bomba de vacío de doble efecto.
  3. Detector portátil de fugas.
  4. Equipo de medida de acidez.

Por centro de trabajo:

  1. Higrómetro (precisión ± 5 %).
  2. Equipo de trasiego de refrigerantes.
  3. Equipo básico de recuperación de refrigerantes.
  4. Equipo dosificador para cargar circuitos de instalaciones de menos de 3 Kg. de carga de refrigerante.
  5. Báscula de carga para instalaciones de menos de 25 Kg.
  6. Anemómetro.
  7. Tenazas para precintado.
  8. Juego de señalizadores normalizados para colocar en las tuberías correspondientes.
  9. Equipo para la limpieza de baterías evaporadoras y condensadoras, así como los líquidos adecuados para ello.
  10. Equipo de respiración autónoma.

Por empresa:

  1. Manómetro contrastado.
  2. Termómetro contrastado.

Empresa frigorista de Nivel 2:

  1. Que cuente, como mínimo, un técnico titulado en plantilla con atribuciones específicas en el ámbito competencial a que se refiere el Reglamento de instalciones frigoríficas.
  2. Tener suscrito un seguro de responsabilidad civil profesional u otra garantía equivalente que cubra los posibles daños derivados de su actividad, por importe mínimo de 900.000 euros.
  3. Disponer de un plan de gestión de residuos que considere la diversidad de residuos que pueda generar en su actividad y las previsiones y acuerdos para su correcta gestión ambiental, y que en su caso, si procede, contemplará su inscripción como pequeño productor de residuos peligrosos en el órgano competente de la comunidad autónoma.
  4. Medios Técnicos: los mismos que para las empresas de Nivel 1, y además;
  • Sonómetro que cumpla con lo dispuesto en el Real Decreto 889/2006, de 21 de julio, por el que se regula el control metrológico del Estado sobre instrumentos de medida.
  • Medidor de vibraciones para instalaciones con compresores abiertos de potencia instalada unitaria superior a 50 kW.

Enlaces de interés