Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

Texto-resumen del Decreto-Ley de edificaciones irregulares

El Decreto-ley 3/2019, de 24 de septiembre, tiene por objeto regulara el régimen jurídico aplicable a las edificaciones irregulares existentes en Andalucía, sobre las que no es posible adoptar medidas de protección protección de la legalidad urbanística y de restablecimiento del orden jurídico perturbado, estableciendo medidas urgentes para su adecuación ambiental y territorial. El Decreto-Ley es de aplicación a cualquier tipo de obra, instalación y construcción susceptible de soportar un uso que debe contar con licencia urbanística, con independencia de la clase de suelo en la que se haya realizado.

El Decreto-Ley se estructura en tres partes:

- Régimen de asimilado a fuera de ordenación: En el Título I se establece el procedimiento de declaración de la situación de asimilado a fuera de ordenación en la que se encuentran las edificaciones irregulares y se establece su régimen.

La tramitación y resolución del procedimiento por el que se reconoce que una edificación irregular se encuentra en la situación de asimilado a fuera de ordenación corresponde al Ayuntamiento. En este procedimiento deberá acreditarse que la edificación se encuentra terminada, que reúne las condiciones mínimas de seguridad y salubridad para ser habitada y que han transcurrido los plazos para adoptar medidas de protección de la legalidad urbanística.

La declaración de asimilado a fuera de ordenación de una edificación irregular no supone su legalización pero permite el acceso al registro de la propiedad con las debidas garantías sobre su situación, la realización de obras para mantener las condiciones de seguridad y salubridad y el acceso a los servicios básicos.

- Plan Especial de adecuación ambiental y territorial de agrupaciones de edificaciones irregulares. En el Título II se regula este tipo instrumentos de planeamiento urbanístico cuyo objeto es identificar y delimitar concretas agrupaciones de edificaciones irregulares en cualquier clase de suelo, definir las infraestructuras comunes que sean necesarias para garantizar las condiciones de mínimas de seguridad y salubridad de la población, así como mejorar la calidad ambiental e integrar territorial y paisajísticamente dichas agrupaciones.

La tramitación y aprobación del Plan Especial es de competencia municipal, correspondiendo a los propietarios de las edificaciones irregulares incluidas en su ámbito asumir el coste de las obras y medidas que en el mismo se prevean.

Los Planes Especiales podrán establecer un régimen complementario al de asimilado a fuera de ordenación que permita la realización de obras de reforma sobre las edificaciones irregulares, una vez que se hayan ejecutado las actuaciones previstas en el instrumento de planeamiento.

- Incorporación de las edificaciones irregulares a la ordenación urbanística. En el Título III se regula el régimen de incorporación de las edificaciones irregulares a la ordenación del Plan General de Ordenación Urbanística, en función de su compatibilidad con el modelo territorial y urbanístico adoptado por el municipio.

La incorporación a la ordenación urbanística permite la legalización de la edificación, que se hará efectiva con la aprobación definitiva del instrumento de planeamiento general y con el cumplimiento de los deberes y las cargas que se deriven de la clase de suelo en la que se incluyan.

[Volver]