Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

La Junta > Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio > Áreas de actividad > Vivienda y rehabilitación > Rehabilitación

Inicio de obras

Antes del inicio de las obras correspondientes a la subvención concedida, las comunidades de propietarios beneficiarias deberán:

  • Solicitar la licencia de obras o autorización administrativa de que se trate, si no lo hubieran hecho con anterioridad, en el plazo máximo de 1 mes desde la publicación de la resolución de concesión de la subvención.

Asimismo, deberán aportar a la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la provincia donde se encuentre el edificio a rehabilitar:

  • Copia compulsada de la solicitud de licencia de obras o autorización en el plazo de 7 días hábiles desde su presentación.
  • Copia compulsada de la concesión de la licencia de obras o autorización en un plazo máximo de 15 días desde su notificación. En los supuestos en que por causas ajenas a la comunidad de propietarios, la concesión de la licencia municipal, o autorización administrativa de que se trate, se demore y no sea concedida en el plazo de seis meses desde su solicitud, el plazo de finalización de la actuación podrá incrementarse en seis meses.
  • Documentación acreditativa del inicio de las obras. En caso de obras dentro del ámbito de aplicación de la Ley 38/1999, de Ordenación de la Edificación, el certificado de inicio de obra. Las obras deberán inciarse en un plazo máximo de 6 meses a contar desde la publicación de la resolución de concesión de las subvenciones.

En el siguiente cuadro se resume lo anteriormente indicado:

Entre las obligaciones de las comunidades de propietarios beneficiarias se encuentra la de dar publicidad específica de las subvenciones percibidas en los términos y condiciones establecidos en la normativa sobre transparencia, así como mediante la colocación del correspondiente distintivo. Para ello se ha elaborado un modelo de cartel indicativo de las obras que se van a llevar a cabo, el cual deberá colocarse de manera visible en alguna de las fachadas del edificio durante el transcurso de las mismas, de conformidad con los criterios indicados a continuación: