La Junta finaliza las obras en la carretera entre Santa Bárbara de Casa y Cabezas Rubias

Marifrán Carazo destaca que esta actuación de seguridad vial, con 754.000 euros de inversión, ha concluido con un mes de adelanto
Andalucía, 31/05/2021

Marifrán Carazo ha visitado la carretera A-495.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha asistido a la finalización de las obras de seguridad vial en un tramo de once kilómetros de la carretera A-495 entre Santa Bárbara de Casas y Cabezas Rubias, en la provincia de Huelva. Esta actuación, ejecutada por Construcciones Garrucho con un presupuesto de 754.867 euros, ha concluido con prácticamente un mes y medio de adelanto con respecto a la previsión inicial.

Marifrán Carazo ha resaltado la celeridad en la ejecución de unas obras “que desde el primer minuto supimos que eran fundamentales para garantizar la seguridad vial de una carretera que acumulaba demasiados años sin actuaciones integrales que frenaran su deterioro”. “No sólo se actúa bien, sino con rapidez, adelantándonos incluso al cronograma que nos comprometimos a finales del pasado año con los vecinos y los alcaldes de la zona, que ahora tienen una vía más segura”, ha manifestado la consejera de Fomento, que ha recordado que las obras se iniciaron el 11 de abril con un plazo de ejecución de tres meses y han concluido “justo en la mitad del tiempo inicialmente planificado”.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio completa así las obras para reducir la siniestralidad en un tramo de once kilómetros de la carretera A-495, entre los kilómetros 52 y 63. Las obras han supuesto la restauración de la capa de rodadura mediante tres tratamientos distintos dependiendo del estado de conservación de la via. Los tramos más dañados, es decir, con agotamiento estructural profundo, piel de cocodrilo en superficie y roderas con deformación, han recibido un doble tratamiento, con fresado y una nueva capa de rodadura con aglomerado en caliente. El resto del trazado se ha sometido a actuaciones, bien de nueva capa de rodadura o bien de fresado y reposición, en función de sus características y evolución.

Las marcas viales se han restituido en los once kilómetros de trazado, además de reforzarse la visibilidad en una curva peligrosa situada a la altura del punto kilométrico 60 mediante captafaros retroreflectantes adheridos al pavimento.

También se han limpiado y reperfilado las cunetas terrizas mediante el paso de una hoja de motoniveladora, de modo que se consiga su restitución. Además, se ha actuado en los cruces con cauces y obras de drenaje transversal donde existían ecualiptos de grandes dimensiones que llegaban a amenazar con sus raíces la estabilidad de dichas obras.

Con ello, se ha finalizado una actuación que “ha sido posible gracias a un año de intenso trabajo de todo el departamento de esta Consejería, ya que no había ningún proyecto constructivo redactado de anteriores gobiernos para resolver este problema de seguridad vial”. La consejera ha recordado que pese a un notable incremento de la siniestralidad en los últimos años, fruto del deterioro de la carretera, no se había actuado en ella “salvo pequeños parcheos”.

La falta de una actuación global derivó a un empeoramiento de la seguridad de la carretera, hasta el punto de que los conductores debían circular por debajo de la velocidad de la vía para evitar daños por los baches e incluso sortear los obstáculos por el eje o el arcén ante la profundidad de las roderas. “Un problema que, con esta última obra, por fin ha quedado resuelto”, ha indicado.

La consejera ha insistido en el trabajo que se está realizando por parte de su Consejería para reactivar la obra pública y, en concreto, en destinar inversiones que mejoren la seguridad de una red viaria que ha sufrido “un empeoramiento de su estado tras años de escasa inversión en materia de conservación”.

Sólo en la provincia de Huelva hay programadas obras de mantenimiento de firmes y mejora de la seguridad vial por más de 7,6 millones de euros, sin contar intervenciones ya en ejecución como la reparación del puente sobre el río Carreras en Isla Cristina. Marifrán Carazo ha adelantado que están próximas a su inicio la reparación del firme en tramos de las carreteras A-496 en Calañas o A-493 en Villarrasa. Asimismo, se prevé acometer el refuerzo del firme de la carretera A-497, que conecta Huelva con Punta Umbría, mejorar la seguridad vial en la carretera A-486 de Lucena del Puerto a Bonares, la construcción de una glorieta en la travesía de La Palma del Condado o la mejora funcional del del puente sobre el río Chanza que une España y Portugal a través de las poblaciones de Paymogo (Huelva) y San Marcos (Portugal).

La carretera A-495 cuenta con una longitud de 84,17 kilómetros y constituye el soporte de las comunicaciones de medio y largo recorrido entre Gibraleón (N-431) y Rosal de la Frontera (N-433), en la provincia de Huelva. Pasa por los núcleos urbanos de San Bartolomé de la Torre, Alosno, Tharsis, Cabezas Rubias y Santa Bárbara de Casa.

La consejera ha acudido a la finalización de estas obras junto a los alcaldes de Santa Bárbara de Casa, Leonardo Romero, y Cabezas Rubias, Rafael González, así como la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Bella Verano; el director general de Infraestructuras, Enrique Catalina, y el delegado territorial de Fomento en la provincia de Huelva, José Manuel Correa.

Información de autoría

Compartir en

Índice