La Consejería de Igualdad destinó 15 millones de euros en 2020 a 40 proyectos de cooperación al desarrollo

Rocío Ruiz presenta la campaña “Me quito el sombrero por la cooperación” para reivindicar y ensalzar la labor de las ONGD andaluzas
Andalucía, 16/06/2021

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha destacado hoy el espíritu solidario de Andalucía durante la presentación de la campaña “Me quito el sombrero por la cooperación andaluza”, con la que se quiere ensalzar la importancia de la cooperación andaluza en la lucha contra la desigualdad. Durante 2020, y a pesar de la pandemia, la Consejería destinó, a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID), 15 millones de euros a 40 proyectos de ONGD, que permitieron la realización de hasta 75 intervenciones vinculadas a la cooperación al desarrollo, la educación o la investigación e innovación en distintos países de África y Latinoamérica principalmente.  

La campaña, organizada por la Coordinadora Andaluza de ONGD en colaboración con la Junta de Andalucía, tiene por objetivo “reconocer y valorar la labor de las entidades y personas que forman parte de la cooperación andaluza y su aportación en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la promoción del desarrollo humano sostenible dentro de la senda que marca la Agenda 2030”, según ha indicado Ruiz.

“Si hay algo de lo que creo que podemos estar orgullosas y orgullosos, es del espíritu solidario que históricamente ha distinguido a Andalucía”, ha resaltado, apuntando a que estos valores están recogidos en el Estatuto de Autonomía, “que nos sitúa en un marco idóneo para quienes trabajan y trabajamos en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.

Una amplia base social

En este sentido, la responsable de Políticas Sociales ha puesto el acento en “la amplia base social de la cooperación andaluza”, que según un informe de la AACID cuenta con casi 400.000 personas asociadas, más de 10.000 personas voluntarias y cerca de 1.350 personas contratadas, de las que 178 están destacadas sobre el terreno. “Unos datos que no hacen sino confirmar el alto valor que el modelo de la cooperación andaluza tiene en la lucha contra las desigualdades”, ha resaltado.

Ruiz ha querido además poner en valor la labor de la Coordinadora Andaluza de ONGD, entidad aglutinadora de buena parte de la cooperación andaluza y a la que se ha referido como “una socia estratégica, un agente clave en nuestra hoja de ruta”. De hecho, ha recordado, el actual Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo señala precisamente como una de sus líneas de trabajo prioritarias “la coordinación entre actores y administraciones públicas buscando alianzas estratégicas, conscientes de que el cumplimiento de la Agenda 2030 implica compartir responsabilidades bajo un enfoque multi-actor y multi-nivel”

La consejera rememoró que 2020 se había marcado como el año del inicio de una nueva senda en la política de cooperación andaluza, “y aunque la pandemia vino a trastocar todos los proyectos que teníamos, considero sin embargo que debemos sentirnos orgullosas de todo lo realizado” porque “si hay algo que la crisis ha puesto de manifiesto es que vivimos en un mundo completamente global en el que no podemos ser personas ajenas a los problemas de otras sociedades”.

Así, en esos primeros meses de la pandemia, la AACID reforzó sus líneas de trabajo en cooperación al desarrollo, ayuda humanitaria y de emergencia y educación para el desarrollo para adaptarlas al nuevo contexto, siempre de la mano y en diálogo con los agentes sociales y sus representantes. “No solo era importante que pudiéramos dar respuesta, sino que era vital que todo lo que estábamos realizando en ese momento, con proyectos por importe de más de 100 millones de euros en ejecución, no se paralizaran o, peor aún, tuvieran que ser devueltos por no poder llevarse a cabo”, enfatizó.  

Compromiso reforzado frente a la desigualdad

Ruiz ha resaltado a continuación el enorme esfuerzo que supuso reorientarse e innovar para facilitar que las intervenciones siguieran adelante. Desde la Consejería y la AACID se optó además por apoyar a los agentes para que los nuevos proyectos de cooperación contemplaran el impacto de la covid-19.

Para la consejera, “la convocatoria de subvenciones de 2020 vino a reforzar el compromiso de Andalucía con las personas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad en los territorios donde trabaja la cooperación andaluza”. Ruiz ha querido enfatizar además el trabajo de ayuda humanitaria y de emergencia realizado por la cooperación andaluza con el objetivo de salvar vidas, aliviar el sufrimiento y proteger a las personas afectadas por la pandemia. “En algunos de estos contextos, la covid-19 fue una crisis sumada a otras crisis humanitarias, como son las ocasionadas por los desplazamientos de población, las crisis crónicas o los conflictos bélicos”.

De las 75 intervenciones realizadas durante el pasado ejercicio a través de alguno de los 40 proyectos aprobados, 38 han sido de cooperación internacional para el desarrollo, por un importe de 11.159.561 euros, un 74,40% del total; otros cinco de acción humanitaria, por 1.499.970 euros, un  10,00% del total; 26 de educación para el desarrollo,  por 1.927.380 euros, un 12,85% del total, y seis se han centrado en la formación, investigación e innovación por 413.089 euros, un 2,75% del total. Además, los países con más intervenciones han sido  Marruecos, Guatemala, Senegal, Mozambique, Mali, El Salvador, Bolivia, República Dominicana.

“Quisiera felicitaros por el trabajo que realizáis en materia de sensibilización y educación, no solo por su magnitud, si no porque detrás de cada número hay una persona en la que inciden o impactan estas actuaciones”, ha terminado agradeciendo la consejera. “La cooperación andaluza, con su capilaridad, su capacidad de impacto local, su carácter innovador, su profesionalización y su clara identificación con el territorio, posibilita que los recursos lleguen donde más se necesitan y donde mayor potencia transformadora pueden adquirir: allí donde sucede la vida de las personas”.

La campaña #MeQuitoelSombrero

“Me quito el sombrero por la Andalucía que transforma el mundo, junto a cientos de comunidades locales, para que nadie se quede atrás”, apunta el spot de la campaña, que cuenta con otras cuatro piezas audiovisuales dedicadas a las intervenciones de cooperación internacional, acción humanitaria, educación para el desarrollo y voluntariado.

“Con esta campaña animamos a esa mayoría de andaluzas y andaluces que han entendido que de la crisis se sale cooperando, local y globalmente, a preguntarse si les resulta un motivo de orgullo que haya personas y organizaciones ayudando a mejorar la vida de cientos de comunidades desde Andalucía. Y, si es así, que compartan esa alegría y ese orgullo”, señaló Héctor Rivero, presidente de la CAONGD.

La campaña, que cuenta con financiación y apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, invita a la ciudadanía a compartir fotos o vídeos con el gesto de admiración de “quitarse el sombrero” y compartirlas en redes sociales acompañadas de la etiqueta #MeQuitoelSombrero.

Información de autoría

Compartir en

Índice