Igualdad pone en marcha el plan de choque de la Renta Mínima con 1,5 millones de euros para refuerzo de personal

El Consejo de Gobierno ha aprobado una transferencia de créditos por parte de la Consejería de Hacienda y Financiación Europea que permitirá la contratación de 80 efectivos de personal
Andalucía, 22/06/2021
Imagen por defecto Noticia

La reunión del Consejo de Gobierno ha aprobado una modificación presupuestaria que permitirá una transferencia de crédito por valor de más de 1,5 millones de euros (1.514.338,22) desde la Consejería de Hacienda y Financiación Europea para la puesta en marcha de un nuevo plan de choque para la Renta Mínima de Inserción Social de Andalucía por parte de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Esto supondrá la contratación de 80 trabajadores y trabajadoras para la gestión de los expedientes de las familias que no pueden garantizar la cobertura de sus necesidades básicas.

Para paliar la situación de emergencia social que ha provocado la pandemia de Covid-19 mediante la Renta Mínima de Inserción Social, la Junta de Andalucía ha autorizado la contratación de personal de refuerzo en las Delegaciones Territoriales y para los Servicios Centrales de la Consejería. En el primer caso, personal administrativo para la grabación de expedientes, gestión de requerimientos, notificación y asistencia en consultas telemáticas, así como apoyo en la resolución de expedientes; profesionales de trabajo social para tramitar expedientes; refuerzo del grupo de Gestión Financiera de cada Delegación; y personal técnico de Administración General para informes y recursos de alzada. En el caso de los Servicios Centrales de la Consejería, para ampliar la capacidad del Servicio que coordina la gestión de la Renta Mínima.

En definitiva, el montante total del refuerzo de personal aprobado para la Renta Mínima contempla 15 efectivos de Administración, 46 de trabajo social, 10 de Administración General y 9 para Gestión Financiera que suman los 80 puestos de trabajo definitivos.

A medio-corto plazo, el objetivo de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación es la reforma de la Renta Mínima y el establecimiento de una prestación – el nuevo Ingreso por la Infancia y la Inclusión - que atienda las necesidades de las familias y permita la compatibilidad y complementariedad necesaria con el Ingreso Mínimo Vital estatal.

A pesar de ello, el balance de la gestión realizada en los dos últimos años respecto a la Renta Mínima es bastante positivo puesto que las medidas que se han tomado han permitido paliar situaciones de urgencia o emergencia social durante los meses de confinamiento y estado de alarma. Ello ha supuesto que se haya alcanzado las nóminas mensuales más elevadas desde que se aprobó esta prestación en Andalucía. En concreto, en el ejercicio 2020, la Renta Mínima ha alcanzo el máximo nivel de ejecución presupuestaria de su historia, llegando a los 135,7 millones de euros y beneficiando a más de 79.000 personas, de las que más de 31.000 eran menores de edad.

Este es el segundo plan de refuerzo de personal que pone en marcha la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en relación con la Renta Mínima de Inserción Social tras el que llevó a cabo en 2020 por valor de 7,7 millones de euros para la contratación de 422 profesionales con destino a los servicios sociales comunitarios al objeto de agilizar la gestión de esta prestación en los ayuntamientos y diputaciones andaluzas.

El nuevo Ingreso por la Infancia y la Inclusión
Además de los recursos económicos que permitan salir de la exclusión, el nuevo Ingreso por la Infancia y la Inclusión que ha proyectado la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación contempla un itinerario formativo y un proyecto de inserción social y laboral.

De hecho, entre sus novedades, se introducen competencias de la Consejería de Educación y Deporte para su participación en el seguimiento de los planes de inserción socioeducativos, así como de la Comisión Interdepartamental de Absentismo Escolar.

El proyecto de texto articulado del IPII contempla como objeto de la prestación el derecho subjetivo a cubrir las necesidades básicas que permitan un desarrollo integral de la persona y la inserción e inclusión social por medio de un itinerario señalado en un plan de inserción social. Asimismo, sus objetivos principales sitúan al menor en el centro de la atención: reducir los índices de pobreza infantil, erradicar la marginación y la desigualdad, garantizar la atención a las situaciones de exclusión social y promover la inclusión e inserción social.

Entre las características de esta nueva ayuda, cabe destacar que se trata de una prestación garantizada mensual y que tiene carácter complementario con cualquiera de los recursos de los que disponga la unidad de convivencia derivados de rendimientos del trabajo o del patrimonio que resulten insuficientes, así como con las prestaciones económicas y de servicios. Es intransferible y tiene carácter subsidiario con respecto a cualquier prestación de carácter contributivo o no.

Esta nueva prestación tendrá una duración inicial de 12 meses y se podrá acordar la ampliación por periodos sucesivos del mismo tiempo mientras persistan las circunstancias que la motivaron.

Información de autoría

Compartir en

Índice