La Consejería de Igualdad destinará 222 millones en 2022 a la protección de la infancia y la adolescencia de Andalucía

El proyecto de presupuestos eleva hasta los 21 millones la cuantía para fomentar el acogimiento familiar que impulsa la nueva ley
Andalucía, 18/11/2021

La atención y protección de la infancia será uno de los pilares del proyecto de presupuestos de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, para lo que se destinará una partida de 222,2 millones de euros que permitirán, entre otros aspectos, completar el desarrollo normativo de la nueva Ley de Infancia y Adolescencia en vigor desde el pasado verano. La consejera Rocío Ruiz ha detallado que conforme a los valores de esta norma, que fomenta el acogimiento familiar frente al residencial a fin de favorecer que las niñas, niños y adolescentes puedan crecer en un hogar, el importe destinado al acogimiento familiar y la adopción se eleva hasta los 21,1 millones de euros, de los que 14,7 millones (707.000 euros más que en 2021) estarán destinados a remuneración de las familias por el acogimiento de los menores tutelados.

Ruiz ha presentado en Sevilla la campaña “Ahora te toca a ti”, impulsada por la asociación Paz y Bien para dar a conocer la figura de las familias acogedoras y sensibilizar acerca de la importancia de que los y las menores y adolescentes crezcan en un entorno familiar, “el ámbito más adecuado para su pleno desarrollo emocional y físico”. Durante su intervención, ha considerado que es crucial ofrecer esta oportunidad a la infancia, además de respaldar el trabajo que realizan las entidades en este sentido con compromiso y con dotación económica.

Así, la consejera ha subrayado que el proyecto de presupuestos, que contempla la mayor cuantía en su historia para la políticas sociales, 2.669 millones de euros, supone “la consolidación del cambio iniciado en estos tres años, una verdadera revolución social y un salto cuantitativo y cualitativo en la atención a las personas más vulnerables, entre ellas las niñas y niños andaluces”.

Un crecimiento del 44% respecto a 2018

En materia de Infancia, las cuentas crecen un 44,8% respecto al inicio de la legislatura hasta alcanzar los 222,2 millones de euros. Unos recursos que, ha subrayado Ruiz, garantizan las acciones dirigidas a la atención de los menores en riesgo o situación de desprotección y la colaboración con las familias andaluzas. “Para el Gobierno andaluz siempre ha sido una prioridad procurar el bienestar de los niños, niñas y adolescentes de nuestra comunidad”, por lo que era necesario trabajar cuanto antes con una Ley, la de Infancia y Adolescencia, “con más de 20 años y que estaba completamente desactualizada y ajena a la realidad contemporánea”.

En este sentido, ha recordado que la nueva norma es pionera en España a la hora de recoger el derecho de las personas menores y adolescentes a crecer en familia. Para cumplir este compromiso, se incrementa en 4,81% respecto al año pasado la cuantía destinada a acogimiento familiar y adopción, que alcanza los 21,1 millones de euros. A esta cifra se suman otros 6,3 millones destinados a los contratos para el servicio de atención, la información, formación y valoración de la idoneidad y el servicio de postadopción.

Asimismo, y a fin de luchar contra la pobreza infantil y la vulnerabilidad, se destinan otros 27,5 millones a actuaciones de prevención y detección de situaciones de dificultad, conflicto o riesgo social con los menores en su propio entorno, ya sea a través de los equipos de tratamiento familiar o con ayudas económicas familiares.

“Estas cifras demuestran con hechos el compromiso firme de este Ejecutivo con las políticas sociales y la protección de las personas que más lo necesitan, como los niños, niñas y adolescentes”, ha remarcado la consejera, animando a que la sociedad también participe y se involucre en la atención a la infancia mediante el acogimiento familiar o la figura de las familias colaboradoras. Éste último es un programa que busca favorecer una convivencia familiar durante periodos determinados de tiempo, como fines de semana o periodos vacacionales, para aquellos niños y niñas con los que no es factible establecer una acogida.

Convivencia en fin de semana o vacaciones

“Estas familias permiten a los menores vivir esa normalidad que les ha sido arrebatada, les permite sentirse queridos y afrontar el futuro con esperanza”, ha subrayado la consejera. “Nuestro objetivo es ambicioso, un niño una familia, y sabemos que, como Andalucía es una tierra generosa con esta campaña vamos a conseguir que muchas familias abran las puertas de su casa los fines de semana o las vacaciones para ofrecer un hogar a los más de 2.400 menores y adolescentes que tenemos en los centros de protección”, ha señalado.

Ruiz ha resaltado que el programa de colaboración familiar permite a los chicos y chicas ampliar el rango de actividades que llevan a cabo en los centros de protección, además de ampliar sus redes de apoyo social. “Estas redes son una herramienta fundamental cuando alcanzan la mayoría de edad y abandonan los centros, porque se establecen vínculos que perduran en el tiempo, y así nos lo hacen saber las familias que ya participan en el programa”, ha rematado. En Andalucía existen en estos momentos 207 familias colaboradoras que atienden a 225 menores, entre ellos grupos de hermanos y chicos o chicas con diversidad funcional. Además, otras 34 familias han sido ya consideradas aptas y están a la espera de que les sea asignado un o una menor, en función de las necesidades y madurez de éstos.

Distintivo de buenas prácticas

En este sentido, la campaña “Ahora te toca a ti” busca sensibilizar a la población acerca de la posibilidad de convertirse en familia colaboradora y favorecer esa acogida por periodos determinados de tiempo. Para ello, desde Paz y Bien han elaborado un corto audiovisual con testimonios y perfiles de diferentes familias colaboradoras, técnicos y profesionales que trabajan con la infancia, que tiene por objetivo reflejar los distintos tipos de “familias” susceptibles de colaborar con el programa y los beneficios del mismo tanto para los y las menores como para las familias.

Asimismo, la entidad ha puesto en marcha un distintivo de buenas prácticas, denominado “Yo soy FACO”, enfocado a aquellas empresas y entidades que se comprometan a difundir entre su personal u otros entes con los que tengan vínculos este programa de colaboración familiar.

Información de autoría

Compartir en

Índice