La puesta en marcha de la Historia Social Única sitúa a Andalucía como una región de referencia en Europa en la gestión de los servicios sociales

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz ha presentado este sistema de información unificado para simplificar los procesos y facilitar las gestiones a la ciudadanía que beneficia a más de 2 millones de andaluces y andaluzas
Andalucía, 22/04/2022

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha presentado la Historia Social Única Electrónica de Andalucía, un sistema de información unificado en el ámbito de los servicios sociales que tiene entre sus objetivos simplificar los procesos y facilitar las gestiones a la ciudadanía para ofrecer una atención integral y de calidad. Según ha explicado, “el proyecto que hoy se hace realidad supone situar a Andalucía como una región de referencia, tanto en el marco europeo como estatal, en la gestión de los sistemas de información del ámbito de los servicios sociales y en la extensión de los derechos que redundan en el Estado del Bienestar”.

En este sentido, Ruiz ha recordado que, a su llegada a la Consejería, no existía ningún sistema de información como ocurre con el Séneca en Educación o el Diraya de Salud: “Para nosotros, era una obviedad que había que hacer más eficiente y eficaz el sistema de servicios sociales de Andalucía, que atiende a más de 2 millones de personas usuarias e integra unos 75.000 profesionales. Así, ni tres meses después de tomar posesión, anunciamos el inicio de los trabajos para poner en marcha la Historia Social Única Electrónica gracias a una inversión final de 21 millones de euros”.

Esta es la forma de integrar e incorporar en un único sistema electrónico toda la información de los servicios sociales comunitarios y especializados, así como la correspondiente a las entidades, tanto públicas como privadas, proveedoras de estos servicios, como ha explicado la consejera: “La historia social de una persona a golpe de clic. Nuestra apuesta era conseguir una atención más integral para cada ciudadano y ciudadana, reorganizando los recursos y perfeccionando los procedimientos”.

Ahora, la Historia Social Única Electrónica, por una parte, va a facilitar a las entidades locales los procesos de intervención de los servicios sociales comunitarios. Por otra parte, los profesionales verán cómo sus procesos de trabajo mejoran porque van a poder compartir y consultar la trayectoria de las personas usuarias con garantías suficientes de seguridad, confidencialidad y protección de datos personales. Y, además, los propios usuarios y usuarias podrán acceder a información de su interés, consultar sus expedientes administrativos, obtener certificaciones como la valoración y reconocimiento de discapacidad, la acreditación de una situación de vulnerabilidad o la percepción de prestaciones económicas.

Según el estudio realizado por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla sobre la organización, recursos humanos y financiación de los servicios sociales comunitarios en Andalucía, se utilizan hasta 15 aplicaciones para poder gestionar las prestaciones de las personas usuarias, lo que provoca una duplicidad ingente de trabajo. Ahora, con el objetivo de que el personal de trabajo social pueda emplear su tiempo en realizar intervenciones sociales y enfocar su trabajo hacia la prescripción, ProgreSSa va a permitir llevar a cabo la gestión ordinaria de las prestaciones, generar y realizar seguimiento de la ficha social, elaboración y evaluación de los proyectos de intervención social, traslados de expedientes y crear un cuadro de mando para la explotación apropiada de datos en el marco de los servicios sociales comunitarios.

Por otra parte, para el análisis, desarrollo e implantación de la Historia Social Única, CoheSSiona está integrado por repositorios de información, de episodios y apuntes, un módulo estadístico para tomar decisiones en base a la evidencia de los datos y un último módulo de visores de las entidades colaboradoras, ciudadanía y profesionales. En concreto, el visor profesional estará ya operativo en el segundo cuatrimestre y ha sido seleccionado para las candidaturas de los premios que concede Aslan, la Asociación de Proveedores de Redes, Internet y Telecomunicaciones.

“Nuestra visión de la política desde que llegamos al Gobierno de Andalucía ha ido enfocada a darle un giro respecto a lo que se venía haciendo hasta el momento, ya que nuestro empeño ha sido pasar de una política asistencialista a la de derechos de las personas”, ha señalado. En este sentido, ha justificado el esfuerzo de su departamento por emprender nuevos proyectos “buscando resultados creíbles a partir del análisis de la situación de partida y, posteriormente, evaluando. Y siempre contando con el resto de Administraciones y de las entidades, profesionales y familias de los diferentes sectores porque hemos demostrado que la política de mano tendida es la más eficaz siempre que se tenga la voluntad de poner un presupuesto encima de la mesa”.

Así, se ha referido al acuerdo suscrito con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias con el objetivo de reforzar la colaboración mutua en materia de políticas sociales, con el que se ha podido establecer el marco jurídico necesario para dar cobertura a la interacción entre la Administración regional y las entidades locales.

Modernización y digitalización de los servicios sociales
Ruiz ha explicado que el proyecto de la Historia Social Única Electrónica no es un proyecto aislado, sino que se encuentra “incardinado en un conjunto de medidas que tienen como objetivo la modernización y digitalización de los servicios sociales de Andalucía. Se trata de una apuesta estratégica de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación por la investigación, el desarrollo y la transformación de sus competencias”.

Este tipo de medidas, unidas al nuevo modelo de atención centrado en la persona, ha llevado al departamento que dirige Rocío Ruiz a conseguir hitos como la reducción de la lista de espera de dependencia a la mitad y alcanzar máximos históricos en el número de personas atendidas con 257.227 totales. Así también, con respecto a las pensiones no contributivas, para las que se implantó el primer robot de procesos de la historia de la Junta de Andalucía, un proyecto premiado por el Ministerio de Hacienda, se ha sometido a aprobación de la Agencia Digital robotizar también el trámite inicial, un proyecto que podría estar listo en el próximo mes de julio.

En este sentido, se ha referido también a la puesta en marcha del I Plan de Investigación e Innovación en Servicios Sociales, “el primero de sus características en España, que tiene un presupuesto de 11,6 millones de euros, con el objetivo de avanzar en la eficacia y mejora continua de las prestaciones a la ciudadanía, prevenir las necesidades sociales y mejorar los recursos que se destinan a las personas. Así como a la tramitación del nuevo Plan Estratégico de los Servicios Sociales, que revisará el modelo de los servicios sociales comunitarios, un proyecto que tiene como objetivo mejorar la accesibilidad al sistema y adecuar la distribución de recursos a las necesidades de cada zona de intervención.

“Hemos puesto a Andalucía a la vanguardia de la gestión de los servicios sociales que, más que nunca tras la gravísima pandemia que hemos sufrido, se afianzan como el cuarto pilar del Estado del Bienestar. Para nosotros, la llegada de la innovación ha sido una apuesta fundamental porque estamos hablando de reducir los tiempos de tramitación, agilizar los procedimientos, favorecer la calidad de las respuestas según las necesidades y optimizar los cuidados y recursos”, ha concluido.

Información de autoría

Compartir en

Índice