Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

Proyecto para la Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía

Proyecto para la Humanización para la atención perinatal en Andalucía

En el año 2007, la Consejería de Salud comienza a desarrollar el “Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía”, en línea con la Estrategia Nacional de Atención al Parto (2007). Este proyecto, además de los objetivos relacionados con la mejora de la atención al parto y nacimiento, se planteó objetivos de mejora de la atención neonatal y de promoción de la lactancia materna, adelantándose a los planteamientos que incorporó más tarde la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva en el año 2010.

Los objetivos generales que se marcaron durante la  primera etapa (2007-2015) fueron los siguientes:
1. Impulsar la atención humanizada al parto normal como una de las prestaciones de los Servicios Sanitarios Públicos en la Comunidad Autónoma de  Andalucía.
2. Mejorar la calidad de la atención al proceso de nacimiento, con una perspectiva de género, incrementando el protagonismo de la mujer durante su propio parto, implicando a la pareja de forma activa en todo el proceso de nacimiento y crianza, potenciando el vínculo entre la madre y su hijo/a recién nacido/a, fomentando el contacto permanente desde el mismo momento del nacimiento y la lactancia materna.
3. Garantizar la asistencia prestada en base a la evidencia científica.
4. Ofrecer a las gestantes sin factores de riesgo o con bajo riesgo, una asistencia al parto de forma natural, con la mínima intervención posible para evitar riesgos no deseados y respetando el derecho a la autonomía, información e intimidad de la mujer y su pareja.
5. Mejorar la accesibilidad, equidad y calidad de la atención a mujeres en situaciones de vulnerabilidad.

A partir del año 2017 se planteó la necesidad de extender los aspectos de humanización a la asistencia sanitaria al embarazo y al puerperio en los centros de atención primaria.

La humanización de la asistencia al embarazo, parto y puerperio; así como en las unidades de atención neonatal debe caracterizarse  por:

  1. Enfoque positivo de salud (promoción de la salud y de la lactancia materna)
  2. Enfoque de atención basada en la evidencia científica (prácticas recomendables y prácticas evitables)
  3. Enfoque de atención integral de la salud (bienestar emocional, entorno familiar y factores sociales)
  4. Enfoque de atención humanizada (atención personalizada, trato de calidad, confianza y seguridad, información y comunicación adecuada y suficiente, continuidad asistencial, accesibilidad de recursos, confort...) 

En base a estas dimensiones, se han definido objetivos, buenas prácticas e indicadores que permitirán valorar el grado de humanización de la asistencia en los centros sanitarios.

Más información