Portal de la Junta de Andalucía
Buscador general

Triple Vírica

Es una vacuna que previene al mismo tiempo sarampión, rubeola y parotiditis (paperas). Se administra a los 12 meses y 3 años (ver más información sobre las recomendaciones más abajo)

Descripción de la enfermedad

Sarampión

El sarampión es una enfermedad infecciosa producida por un virus, altamente contagiosa por vía respiratoria, que produce complicaciones con más frecuencia que otras infecciones infantiles habituales. Produce habitualmente un cuadro de fiebre, erupción cutánea, catarro intenso con conjuntivitis que dura una semana aproximadamente. Los síntomas suelen ser aún más intensos en adultos. Las complicaciones pueden ser leves (otitis, laringitis, bronquitis) o más graves como la neumonía o la encefalitis. No tiene tratamiento específico. La mortalidad en países desarrollados es de 1 a 3 casos por cada 3000 afectados.

En países en vías de desarrollo sigue siendo una causa importante de mortalidad infantil, aunque sigue descendiendo gracias a las campañas de vacunación. En Europa, la instauración de la vacuna triple vírica en los calendarios infantiles desde los años 70-80 logró disminuir enormemente el número de casos, consiguiéndose casi eliminar en algunas áreas, pero en algunos países está resurgiendo por el descenso de niños vacunados. En Europa, sobre todo en países como Rumanía, Italia, Grecia, Alemania, los casos se han disparado, volviendo a producir casos complicados y fallecimientos, claramente asociado a un descenso de la cobertura vacunal infantil a cifras del 60-80%, lo que ha llevado a obligar a vacunar en algunos de esos países. En España, antes de la introducción de la vacuna se producían unos 150.000 casos al año, y actualmente suelen ser menos de 300. En Andalucía, actualmente se producen menos de 10 casos al año, la mayoría en adultos jóvenes no vacunados o con solo una dosis, y en relación con viajes al exterior o casos importados.

Rubeola

La rubeola es una enfermedad infecciosa producida por un virus, de fácil contagio por vía respiratoria, que afecta preferentemente a niños y adultos jóvenes no vacunados. El curso por lo general es benigno, con fiebre y erupción cutánea de unos días de evolución con resolución espontánea. No tiene tratamiento específico. Si la infección ocurre durante el embarazo, puede afectar al feto, produciendo un síndrome malformativo, conocido como rubeola congénita o síndrome de Gregg, que suele dejar secuelas permanentes a nivel ocular, auditiva, cardiaco, dental y retraso mental, entre otras.

Desde la introducción de la vacunación en los años 70-80 de forma masiva en España, y con las coberturas actuales en la infancia (>97% para las dos dosis en Andalucía), prácticamente no se detectan casos en nuestro medio. En 2019 no se notificó ningún caso de rubeola congénita.

Parotiditis

La parotiditis, más conocida como “paperas”, es una enfermedad infecciosa producida por un virus, fácilmente contagioso por vía respiratoria, que se manifiesta por la inflamación de las glándulas salivares, fundamentalmente las parótidas, que normalmente se afectan de forma bilateral (un tercio de los casos, solo se afecta una de ellas). Otras manifestaciones menos frecuentes son: la orquitis (20-50% de casos, normalmente unilateral; rara antes de los 10 años, puede llevar a atrofia testicular y esterilidad cuando es bilateral), meningoencefalitis, pancreatitis, etc. No tiene tratamiento específico.

Gracias a la vacunación, descendieron enormemente el número de casos en entre los 5 y 14 años, que era la edad habitual de la infección. En los últimos años, se está observando un aumento leve de casos en adolescentes y adultos jóvenes, sobre todo como brotes a nivel escolar y universitario, que se atribuyen en gran parte a un descenso de los anticuerpos protectores con el paso de los años.

Recomendaciones de vacunación

Se recomienda la vacunación frente a sarampión, rubéola y parotiditis por vía subcutánea. Desde el 1 enero 2020, se recomienda una pauta de 2 dosis de la siguiente forma:

Existen dos preparados comercializados en España: Priorix y M-M-R-VAXPRO. Se administrará el preparado disponible para su administración en el SSPA.

A los 12 meses

A los 12 meses se aplica de forma simultánea con la vacuna del meningococo ACWY.

A los 3 años

A los 3 años se aplica de forma simultánea con la vacuna de la varicela.

Aclaraciones y situaciones especiales

  • Administración concomitante con otras vacunas. . La triple vírica es una vacuna viva atenuada. Puede administrarse a la vez que otras vacunas inactivadas o vivas.
  • Intervalo recomendable entre la vacuna triple vírica y otras vacunas. .Entre la triple vírica y otras vacunas inactivadas: no es necesario esperar ningún tipo de intervalo. Entre la triple vírica y otras vacunas vivas atenuadas de tipo parenteral (ej: varicela): se debe dejar un intervalo de al menos 4 semanas.
  • Intervalo recomendable entre hemoderivados y la vacuna triple vírica. . Dependiendo del tipo de hemoderivado, se debe esperar un intervalo mínimo:Inmunoglobulina inespecífica en dosis altas (2 gramos/kg): 11 meses. Concentrado de hematíes: 5-6 meses. Plasma, plaquetas: 7 meses.
  • Antecedente de vacunación con triple vírica o vacuna del sarampión antes de los 12 meses de edad. . Aquellas personas que hayan recibido, por el motivo que fuera (ej: calendario del país de origen, vacunación posexposición) una dosis de triple vírica antes de cumplir los 12 meses de edad, se considerará no válida, debiéndose administrar de nuevo.
  • Exposición a un caso de sarampión: . En personas a partir de 6 meses de edad susceptibles (no vacunadas o vacunadas con una sola dosis), se recomienda una dosis de triple vírica en los primeros 3 días tras el contacto. En caso de contraindicación de la vacuna (ej: menores de 6 meses, embarazadas, inmunodeprimidos): se recomienda inmunoglobulina inespecífica.

Entre 6 y 50 años (Vacunación de Rescate)

A partir de los 3 años de edad, se considerará una persona correctamente vacunada si ha recibido al menos 2 dosis con un intervalo mínimo entre dosis de 4 semanas.

Se aprovechará el contacto con los servicios sanitarios, incluyendo los de prevención de riesgos laborales, para revisar el estado de vacunación.

Se recomienda vacunar frente a sarampión con vacuna triple vírica a las personas nacidas a partir de 1970 que cumplan estas dos condiciones a la vez:

En caso necesario, se administrarán 2 dosis de Triple Vírica con un intervalo mínimo de 4 semanas entre dosis. En caso de haber recibido una dosis con anterioridad se administrará una dosis de Triple Vírica.

De forma genérica, no se recomienda la realización serología para sarampión para la decisión de la indicación de la vacunación.

Esta vacunación está contraindicada en embarazadas y en personas inmunodeprimidas. Las mujeres deberán evitar el embarazo en las 4 semanas siguientes a la administración de cualquier dosis de vacuna triple vírica.

  • No haber pasado la enfermedad o no tengan certeza de haberla pasado
  • Y que no estén vacunadas, o no tengan certeza de estarlo, con dos dosis de triple vírica

Calendario de vacunaciones