28/02/2020

El Parlamento acoge el tradicional acto institucional con motivo del 28F

La presidenta de la Cámara autonómica señala que "defender Andalucía no es envolverse en la bandera, sino dar oportunidades a su gente"

Izado de la bandera en el Parlamento en el acto institucional por el Día de Andalucía. (EFE)

El Parlamento autonómico ha acogido el pleno institucional con motivo del Día de Andalucía, al que han asistido los diputados de la Cámara autonómica, anteriores presidentes de la misma, los miembros del Gobierno andaluz -presididos por su máximo responsable, Juanma Moreno- y numerosos cargos institucionales, como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en representación del Gobierno central.

Antes del mismo, se ha celebrado el tradicional izado de la bandera y la interpretación del Himno de Andalucía, que en esta ocasión ha correspondido a los cincuenta escolares que forman parte del coro del colegio Pedro Mena, de Adra (Almería), que lo han cantado a cuatro voces acompañados al piano por su director, José Antonio Pérez.

A continuación, ha tenido lugar el discurso de la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, en el que ha recordado que este año se cumple el 40 aniversario del referéndum por el que los andaluces dijeron «masivamente sí» a la autonomía, reivindicando en las urnas «que la democracia no se podía construir sobre la desigualdad». «Los andaluces, fieles a aquel momento histórico, afianzamos el principio de igualdad como lo que es: un elemento de cohesión y fortaleza de España», ha subrayado.

Un compromiso con la cohesión de España que «debe manifestarse en el sistema de financiación autonómica«, según Bosquet, que ha recordado que «la igualdad entre españoles requiere de recursos» y que «Andalucía está infrafinanciada». «El actual reparto de recursos perjudica a nuestra tierra, privándonos de lo que nos pertenece», ha apostillado la presidenta del Parlamento, que ha confiado en que «cada uno de los representantes públicos de Andalucía, desde sus diferentes responsabilidades, trabajen por revertir esta situación».

Bosquet ha hecho un llamamiento a los responsables institucionales a seguir impulsando la comunidad, porque «defender Andalucía no es envolverse en la bandera, sino dar oportunidades a su gente, promover la creación de empleo y que los servicios públicos sean eficaces». En esta línea, ha opinado que la defensa de la región pasa por eliminar trabas para favorecer la actividad económica, «usar bien cada euro del dinero público en una gestión eficiente y responsable» y favorecer una administración eficaz que dé respuestas ágiles a las necesidades de los ciudadanos.

Desafíos

La presidenta de la Cámara ha desarrollado también algunos de los retos que, a su juicio, tiene que afrontar Andalucía, como la promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en la sociedad. «Aunque hemos alcanzado niveles de educación y formación similares, las mujeres en conjunto no conseguimos acceder con la misma frecuencia a los trabajos de mayor responsabilidad», ha lamentado. Ha hecho un llamamiento también a unir esfuerzos para combatir la violencia machista al afirmar que «salvar vidas no puede ser una cuestión problemática, es una cuestión de dignidad y de humanidad», y ha llamado a promover la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos.

Marta Bosquet se ha referido también a otros desafíos como la promoción del desarrollo sostenible para hacer frente al cambio climático, un ámbito en el que «Andalucía puede y debe ser líder». «Tenemos fuentes de energía renovables, capacidad y la voluntad del pueblo andaluz para conservar su tierra y hacerla progresar», ha considerado la presidenta del Parlamento. Junto a ello, ha dedicado una especial mención a las reivindicaciones de los agricultores por las dificultades para mantener los costes de producción y ha abogado por «tomar medidas responsables y tener en cuenta cómo las políticas afectan al campo».

También referente a los poderes públicos, ha valorado la estabilidad institucional existente en Andalucía y ha subrayado el valor del diálogo como «esencia» de la política. Ha abogado por encontrar soluciones desde la pluralidad y ha opinado que «lo valiente no es dividir, sino construir juntos una Andalucía mejor». Respecto al debate parlamentario, ha señalado que «hay que respetar a los andaluces y a esta institución, así es como se respeta a la democracia».

La presidenta del Parlamento ha dedicado también en su discurso un recuerdo especial a todos los andaluces que viven y trabajan fuera de la comunidad, a los que ha expresado su agradecimiento por «seguir llevando bien alto el orgullo de ser andaluces». «Gracias por haber contribuido a levantar tantos lugares sin renunciar a vuestros orígenes ni a vuestra identidad», les ha trasladado.

Volver atrás Ir al inicio