Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Hospital - Servicios Médicos - Salud Mental - Cartera de servicios asistenciales

Introducción

La atención a las personas con trastornos mentales en el SSPA está basada en el modelo de atención comunitaria, iniciado en nuestra comunidad autónoma en 1984. Tras más de dos décadas y contando con el compromiso y esfuerzo continuo de los profesionales de las distintas redes asistenciales, el abordaje de los problemas de salud mental se caracteriza por el trabajo en equipos multidisciplinares que forman parte de una red de servicios públicos centrados en la comunidad, la continuidad asistencial y de cuidados, la cultura de trabajo conjunto con el nivel primario de salud y el desarrollo de programas intersectoriales.

En los últimos años y coincidiendo con la aparición del III PISMA, el modelo de atención se ha visto enriquecido por la perspectiva de la recuperación, que implica un paso más en la toma de control del paciente de todo lo concerniente a su vida, incluyendo los aspectos relacionados con su enfermedad. Una de sus principales aportaciones es la relevancia que adquieren las políticas intersectoriales de promoción de la salud mental y prevención de los trastornos mentales, poniendo un énfasis especial en el empoderamiento de la ciudadanía (pacientes, familiares y población general), al asumir una mayor capacidad de autogestión en todos los aspectos relacionados con su salud. En esta línea, la recuperación implica un proceso de cambio personal, al retomar la persona su proyecto de vida y recuperar al máximo sus propias capacidades como individuo y como ciudadano, independientemente de la evolución de sus síntomas o problemas de salud mental.

En el contexto de salud mental, la palabra empoderamiento se refiere al grado de elección, influencia y control que las personas usuarias de los servicios de salud mental pueden ejercer en los acontecimientos que se producen en sus vidas, aspecto que se ve condicionado por las posibilidades de trasformación de las relaciones de poder entre individuos, comunidades, servicios y organizaciones.

Estructura organizativa

En el SSPA la atención a la salud mental se presta de igual manera que se atienden los restantes problemas de salud de la población, con la implicación de la red de atención primaria, especializada y de urgencias.

La efectividad de las intervenciones en el abordaje de los trastornos mentales, requiere la participación de equipos multidisciplinares que interactúan desde los diferentes niveles asistenciales. El establecimiento de criterios para las derivaciones y métodos de cooperación, permite prestar una atención de calidad con la integración de todos los servicios implicados en la atención a las personas con trastorno mental.

Dispositivos

La atención especializada a las personas con problemas de salud mental se organiza a través de los siguientes dispositivos asistenciales:

  • Unidad de Salud Mental Comunitarias
  • Unidad de Hospitalización de Salud Mental
  • Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil
  • Unidad de Rehabilitación de Área
  • Comunidad terapeútica
  • Otros recursos

Unidad de Salud Mental Comunitarias

(USMC): Dispositivo básico de atención especializada a la salud mental, constituyendo su primer nivel de atención, tras derivación desde atención primaria. Es la unidad con el que se coordinan el resto de los dispositivos asistenciales de atención a la salud mental. Su ámbito poblacional está determinado por la población que tiene asignada en el área hospitalaria o área de gestión sanitaria correspondiente en la que esté adscrita, incluyendo todas las franjas de edad.


Funciones de la Unidad de Salud Mental Comunitaria

  1. Prestar atención integral a pacientes de su ámbito poblacional en régimen ambulatorio o domiciliario.
  2. Desarrollar programas de atención comunitaria que integren actividades de carácter preventivo y de promoción de la salud, asistenciales, de cuidados y de rehabilitación y de apoyo a la integración social en coordinación con aquellos recursos que contribuyan a la mejor atención de estos pacientes.
  3. Garantizar la continuidad asistencial y de cuidados con otros dispositivos asistenciales.
  4. Apoyar y asesorar a los centros de atención primaria en la atención a los problemas de salud mental de la población asignada, mediante la realización de actividades de formación, interconsultas u otras.
  5. Coordinar la derivación de pacientes al resto de dispositivos de salud mental, cuando las necesidades de los mismos así lo requieran.
  6. Proponer la derivación de pacientes a otro centro o servicio vinculado con el SAS mediante convenio o concierto.

 

Programa de atención:


En la USMC se oferta atención ambulatoria (consultas externas), incluyendo las consultas de psiquiatría, psicología clínica, enfermería y/o trabajo social. Se atienden las primeras consultas procedentes o no de atención primaria y las consultas sucesivas o revisiones. En horario de apertura del centro también se realizan intervenciones no programadas para atender, en primera instancia, situaciones de urgencia, sin perjuicio de requerir la colaboración de los dispositivos sanitarios de atención a las urgencias.
    
La actividad asistencial se realiza generalmente en el centro, aunque cuando está indicado esta actividad asistencial se desarrolla fuera del centro (en el domicilio o lugar de residencia del paciente y en otros recursos comunitarios diferentes al lugar de residencia). Igualmente, se ofertan intervenciones de forma individual o grupal; con un familiar, varios familiares o grupos de familias; y con o sin la presencia del paciente.

La atención ofertada incluye los procedimientos de valoración, elaboración del plan terapéutico, desarrollo y seguimiento de intervenciones y acciones de coordinación y cooperación destinadas a garantizar la continuidad asistencial y de cuidados, ya descritos en apartados anteriores.

De manera específica y en relación a los PAI-SM (ADS, TMG y TCA), se ofertan las siguientes actividades:

  1. Evaluación inicial que permita la identificación biopsicosocial y psicopatológica del problema y su diagnóstico, haciendo uso, cuando sea necesario, de una valoración enfermera y de trabajo social, e incorporando la perspectiva de género.
  2. Información a paciente y en su caso al familiar o persona allegada.
  3. Establecimiento de un plan terapéutico consensuado con el paciente y, en su caso, con el familiar o persona allegada.
  4. Oferta de los recursos terapéuticos incluidos en cada PAI-SM para este nivel asistencial.
  5.  Atención a situaciones clínicas que determinan el uso del espacio de colaboración entre atención primaria y salud mental, en sus diferentes variantes y que se definen en cada proceso asistencial.
  6. Seguimiento de la persona y detección de recaídas.
  7. Derivación a la UHSM ante criterios de hospitalización, el cual se realizará con carácter inmediato si tras las intervenciones persiste la urgencia, o con carácter programado si la situación de urgencia se resuelve.


Junto a los programas y actividades incluidas en los PAI de salud mental, se ofertan programas asistenciales específicos para el resto de patologías atendidas en este nivel asistencial. Del mismo modo, cada USMC desarrolla un programa de atención específica a los trastornos mentales de la infancia y la adolescencia, atendido por profesionales con formación específica en este ámbito.

En relación a la atención de los colectivos más vulnerables, los profesionales de la USMC se desplazan periódicamente a recursos de apoyo social de FAISEM, centros penitenciarios, residencias de mayores y residencias para personas con discapacidad intelectual, al igual que a otros recursos comunitarios donde se ubiquen personas susceptibles de atención con problemas de accesibilidad a los centros sanitarios.

Se destaca su función de coordinación con el resto de dispositivos de salud mental. Asimismo, en el ámbito intersectorial, las siguientes instituciones y/o entidades con las que profesionales de la USMC se coordinan regularmente:

  1. Recursos de apoyo social de FAISEM.
  2. Servicios sociales comunitarios.
  3. Centros de atención a las drogodependencias.
  4. Centros educativos.
  5. Administración de justicia.

Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil

(USMI-J): Dispositivo asistencial de salud mental destinado a desarrollar programas especializados para la atención a la salud mental de la población infantil y adolescente menor de edad del área hospitalaria de referencia o área de gestión sanitaria. La vía general de acceso es a través de las USMC, para aquellos casos que requieran intervenciones más intensivas y especializadas.


Funciones de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil

 

  1. Prestar la atención especializada a la salud mental, en régimen ambulatorio y de hospitalización completa o parcial, a la población infantil y adolescente menor de edad con trastorno mental, derivadas desde las USMC de su ámbito de influencia.
  2. Prestar apoyo asistencial a requerimiento de otros dispositivos asistenciales de salud mental.
  3. Desarrollar programas asistenciales específicos para la atención a las necesidades planteadas por las USMC, o las generadas por las instituciones públicas competentes en materia de atención y protección de menores.
  4. Asegurar la continuidad asistencial y de cuidados, tanto en el ámbito hospitalario como en el comunitario, con independencia de que el ingreso de la persona menor de edad se produzca en la propia unidad, o en otros servicios de hospitalización del área hospitalaria. 
  5. Apoyar y asesorar al resto de los dispositivos asistenciales de salud mental en su ámbito de influencia, en el desarrollo de programas de atención a la salud mental de la población infantil y adolescente.



Programa de atención:



En la USMI-J se ofertan las siguientes modalidades de atención:


  • Atención ambulatoria (consultas externas) incluyendo las consultas de psiquiatría, psicología clínica, enfermería y/o trabajo social. Se atienden las primeras consultas no procedentes de atención primaria y las consultas sucesivas o revisiones, incluyendo en estas últimas las derivaciones de la USMC.
  •  Programas de día, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional.
  • Hospitalización completa, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional.


La actividad asistencial se realiza siempre en el centro, si bien se desarrollan actividades de coordinación intersectorial fuera del centro, en el ámbito comunitario, en el marco de los programas de tratamiento integral de los pacientes atendidos. Igualmente, se ofertan intervenciones de forma individual o grupal; con un familiar, varios familiares o grupos de familias; y con o sin la presencia del paciente.

    La atención ofertada incluye los procedimientos de valoración, elaboración del plan terapéutico, desarrollo y seguimiento de intervenciones y acciones de coordinación y cooperación destinadas a garantizar la continuidad asistencial y de cuidados, ya descritos en apartados anteriores. Asimismo, ante situaciones de urgencia de pacientes atendidos en este dispositivo, se brinda atención inmediata y contenedora, sin perjuicio de requerir la colaboración de los dispositivos sanitarios de atención a las urgencias.

    La USMI-J atiende a la población infantil y adolescente, derivada generalmente desde la USMC, con diagnóstico de las siguientes patologías:

  1. Conductas auto-destructivas, intento de suicidio y para-suicidio.
  2. Trastornos graves de la conducta alimentaria que se inician en la adolescencia o preadolescencia.
  3. Trastornos disociales, especialmente aquellos que suponen una trasgresión grave de las normas sociales por parte de menores y que pueden desembocar en delincuencia juvenil
  4. Trastornos generalizados del desarrollo.
  5. Psicosis y primeros episodios de psicosis.
  6. Riesgos socio-familiares: se incluyen menores con enfermedades crónicas, hijos e hijas de progenitores con enfermedades mentales, menores en situación de desprotección, víctimas de abusos físicos o sexuales, poblaciones de inmigrantes, rupturas familiares por separación o divorcio y otros.
  7. Trastornos de ansiedad en la infancia y la adolescencia; en concreto, el trastorno obsesivo compulsivo de inicio en la infancia.


Asimismo, atiende a grupos específicos de menores a través de intervenciones terapéuticas grupales. Se trata de programas orientados a un determinado grupo de pacientes, previamente identificados, que comparten una problemática similar en términos poblacionales y epidemiológicos.

Además de la atención ambulatoria, la USMI-J incluye en su cartera de servicios la atención a patologías graves en régimen de hospital de día con programas y organización diferenciados para niños y adolescentes y, en aquellos casos excepcionales que lo requieran, atención en régimen de hospitalización completa,  en camas ubicadas en las Unidades de Hospitalización de Pediatría.

Junto a los programas y actividades incluidas en los PAI-SM, que en el caso de las USMI-J se limita principalmente a los trastornos de la conducta alimentaria y trastornos del espectro autista, se ofertan programas asistenciales para determinados grupos de patologías consideradas de atención prioritaria:

  • Trastornos psicóticos en la adolescencia, insistiendo en la detección precoz y el seguimiento continuado.
  • Trastornos disociales en la adolescencia.
  • Patologías subsidiarias del desarraigo familiar.
  • Programa de acompañamiento terapéutico: en casos con problemática familiar grave,
  • dificultades escolares derivadas de problemas de salud mental, desajustes emocionales entre los miembros de la familia y otros.


Asimismo, se destaca el programa de apoyo a padres y madres de niños y adolescentes con trastorno mental, con oferta de intervenciones psicoeducativas y psicoterapéuticas a nivel individual, grupal y/o familiar.
En el ámbito intersectorial mencionar las siguientes instituciones y/o entidades con las que profesionales de la USMI-J se coordinan regularmente:

  • Centros educativos.
  • Red de Atención Temprana.
  • Servicios sociales comunitarios, incluyendo a los equipos de tratamiento familiar.
  • Protección de menores.
  • Centros de atención a las drogodependencias.
  • Administración de justicia.

Unidad de hospitalización de salud mental

(UHSM): Dispositivo asistencial de salud mental destinado a atender las necesidades de hospitalización de corta estancia de la población correspondiente al área hospitalaria de referencia o área de gestión sanitaria.


Funciones de la Unidad de Hospitalización de Salud Mental

 

  1. Prestar atención la atención especializada y el apoyo asistencial necesario, en régimen de hospitalización completa y de corta estancia.
  2. Dar el alta al paciente en la unidad de hospitalización e informar de la misma a la correspondiente USMC, al objeto de garantizar la continuidad asistencial y de los cuidados de enfermería. Si se considera conveniente la derivación a otro dispositivo de salud mental, se realizará en coordinación con la USMC.
  3. Atender a pacientes ingresados en otros servicios del hospital que lo precisen.
  4. Participar en el desarrollo de programas de atención a pacientes con alto riesgo de hospitalización, coordinándose con las USMC y otros dispositivos asistenciales de salud mental de su ámbito de influencia.


Programas de atención:

En la UHSM se oferta hospitalización completa de corta estancia, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional.

La actividad asistencial se realiza en el centro hospitalario y su entorno, generalmente se ofertan intervenciones de forma individual y grupal, con o sin participación de familiares.

La atención ofertada incluye los procedimientos de valoración, elaboración del plan terapéutico, desarrollo y seguimiento de intervenciones y acciones de coordinación y cooperación destinadas a garantizar la continuidad asistencial y de cuidados.

Junto a las intervenciones propias en la Unidad de Hospitalización, varios de sus facultativos participan en el Programa de Salud Mental de Enlace, atendiendo las necesidades de salud mental de los pacientes hospitalizados, así como en el apoyo especializado a la urgencia hospitalaria cuando se requiera.

En el ámbito de la coordinación con el resto de dispositivo de salud mental se menciona, por su especial relevancia, la coordinación con la USMC durante el ingreso y tras el alta hospitalaria, así como con otros dispositivos de salud mental o recurso residencial, donde el paciente sea atendido.

Hospital de Día Salud Mental

(HDSM): Dispositivo asistencial de salud mental, de hospitalización parcial, que se configura como recurso intermedio entre la unidad de salud mental comunitaria y la unidad de hospitalización de salud mental.


    

Funciones del Hospital de Día de Salud Mental



  1. Prestar atención especializada, en régimen de hospitalización diurna, a pacientes derivados desde las USMC de su ámbito de influencia, mediante el desarrollo de programas individualizados de atención.
  2. Dar el alta a pacientes del HDSM e informar de la misma a la USMC de referencia, al objeto de garantizar la continuidad asistencial y de cuidados. Si se considera conveniente la derivación a otros dispositivos asistenciales de salud mental, se realizará en coordinación con la USMC.
  3. Participar en el desarrollo de programas de atención a pacientes de alto riesgo o con trastorno mental grave, de las USMCs u otros dispositivos asistenciales de salud mental.

 

Programa de atención:



En el HDSM se oferta atención en régimen de día, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional. Se entiende por régimen de día la asistencia prestada en jornada diurna lo que ha de suponer la posibilidad de que el paciente permanezca en el dispositivo al menos 5 horas.

La actividad asistencial se realiza siempre en el centro, si bien se desarrollan actividades de acompañamiento y de coordinación intersectorial fuera del centro, en el ámbito comunitario, en el marco de los programas de tratamiento orientados a la recuperación del paciente. Igualmente, se ofertan intervenciones de forma individual o grupal; con un familiar, varios familiares o grupos de familias; y con o sin la presencia del paciente.

La atención ofertada incluye los procedimientos de valoración, elaboración del plan terapéutico, desarrollo y seguimiento de intervenciones y acciones de coordinación y cooperación destinadas a garantizar la continuidad asistencial y de cuidados, ya descritos en apartados anteriores. Asimismo, ante situaciones de urgencia de pacientes atendidos en este dispositivo, se brinda atención inmediata y contenedora, sin perjuicio de requerir la colaboración de los dispositivos sanitarios de atención a las urgencias.

Los objetivos terapéuticos que persigue el HDSM son:

  • Actuar sobre el cuadro clínico que presenta el paciente buscando la mejoría, la desaparición o reducción de los síntomas. El tratamiento de la patología activa, es lo que condiciona la presencia y permanencia del paciente en un dispositivo de hospitalización parcial.
  • Actuar sobre las circunstancias sociales y familiares que modulan el curso de la respuesta a los tratamientos y el pronóstico de la enfermedad.
  • Actuar sobre las secuelas del proceso patológico, sean estas transitorias o estables, debidas a la patología o secundarias a los tratamientos.
  • Actuar sobre las consecuencias sociales de padece la persona con trastorno mental. Acciones destinadas a promover y mejorar la actitud y la colaboración del entorno inmediato del paciente y la prestación de ayuda específica (fundamentalmente a la familia y a otras personas de su entorno).
  • Como objetivo subordinado a los terapéuticos, destaca por su carácter diferenciador respecto al resto de programas de día, la disminución de ingresos y días de estancias en hospitalización completa (UHSM).
  • Del catálogo de intervenciones terapéuticas ofertadas desde el HDSM se destacan las siguientes:
    • A nivel individual:
      • Psicoeducación individual.
      • Psicoterapia individual.
      • Tratamientos farmacológicos, prescripción y seguimiento.
      • Cuidados de enfermería: fomento del autocuidado (higiene e imagen personal, ropa, hábitos en la mesa, etc.) y administración de medicación.
    • A nivel grupal:
      • Psicoeducación en grupo.
      • Psicoterapia grupal.
      • Actividades grupales de carácter ocupacional.
      • Actividades grupales específicas (entrenamiento en habilidades sociales y resolución de problemas, relajación, adherencia al tratamiento, etc.).
      • Actividades lúdicas y salidas culturales organizadas.
    • A nivel familiar:
      • Intervenciones familiares psicoterapéuticas.
      • Psicoeducación familiar (unifamiliar y multifamiliar).

Unidad de Rehabilitación de Área

(URSM): Dispositivo asistencial de salud mental que tiene por objeto la recuperación de habilidades sociales y la reinserción social y laboral, en régimen ambulatorio, de pacientes con trastorno mental grave del área hospitalaria.


Funciones de las Unidades de Rehabilitación de Salud Mental

 

  1. Prestar atención especializada, mediante el desarrollo de programas específicos de rehabilitación, a pacientes derivados de las USMC de su ámbito de influencia.
  2. Dar el alta a pacientes de la URSM e informar de la misma a la USMC de referencia, al objeto de garantizar la continuidad asistencial y de cuidados.
  3. Apoyar y asesorar al resto de dispositivos asistenciales de salud mental en su ámbito de influencia, en el desarrollo de programas de rehabilitación para personas con trastornos mentales.
  4. Colaborar, mediante una actuación coordinada, con los organismos e instituciones públicas con competencias en materia de servicios sociales, para la reinserción social de personas con enfermedad mental.

 

Programa de atención:


En el URSM se oferta atención en régimen de día, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional.

La actividad asistencial se realiza siempre en el centro, si bien se desarrollan actividades de acompañamiento y de coordinación intersectorial fuera del centro, en el ámbito comunitario, en el marco de los programas de tratamiento orientados a la recuperación del paciente. Igualmente, se ofertan intervenciones de forma individual o grupal; con un familiar, varios familiares o grupos de familias; y con o sin la presencia del paciente.

La atención ofertada incluye los procedimientos de valoración, elaboración del plan terapéutico, desarrollo y seguimiento de intervenciones y acciones de coordinación y cooperación destinadas a garantizar la continuidad asistencial y de cuidados. Asimismo, ante situaciones de urgencia de pacientes atendidos en este dispositivo, se brinda atención inmediata y contenedora, sin perjuicio de requerir la colaboración de los dispositivos sanitarios de atención a las urgencias.


La URSM se plantea los siguientes objetivos terapéuticos:

 

  • Desarrollar actitudes, en sus aspectos cognitivos, emocionales y comportamentales, de aceptación de las posibles limitaciones funcionales inherentes a la enfermedad mental crónica así como de incremento de la autoestima del paciente entendida como valoración de las propias capacidades y de sí mismo.
  • Desarrollar competencias en el paciente para mejorar su funcionamiento psicosocial: autocuidado y autonomía personal, habilidades de comunicación y relación, habilidades instrumentales, habilidades de estructuración del tiempo y de las actividades de la vida cotidiana, y habilidades ocupacionales y laborales.
  • Desarrollar competencias de afrontamiento de la sintomatología del trastorno mental.
  • Desarrollar en la persona con trastorno mental grave competencias y estrategias de afrontamiento de estrés en ambientes claves: familiares, con los iguales, formativos, ocupaciones y laborales.
  • Estimular y favorecer contextos naturales de apoyo comunitario.


Del catálogo de intervenciones terapéuticas, individuales y/o grupales, ofertadas desde el URSM se destacan las siguientes:

  • Psicoeducación. Para dar a la persona la información básica sobre su enfermedad, los tratamientos y cuidados.
  • Programa individualizado de rehabilitación. A partir de la evaluación multidimensional del paciente y su entorno, se identifica y priorizan los objetivos, metodología, procedimientos y estrategias para la intervención.
  • Rehabilitación cognitiva. Pretende desarrollar funciones y rendimiento cognitivos en atención, memoria, concentración, procesamiento, etc.
  • Rehabilitación ocupacional.
  • Actividades de la vida diaria. Competencias básicas de autonomía personal, autocuidado, gestiones y compras, movilidad y transporte, etc.
  • Actividades expresivas. Contienen actividades de psicomotricidad y expresión corporal.
  • Técnicas de relajación.
  • Rehabilitación laboral. Orientación vocacional laboral, apoyo a las actividades formativas, apoyo y seguimiento en recursos laborales.
  • Apoyo social. Pretende implementar y gestionar el acceso a recursos sociales de distinto tipo requeridos para la mejora de la calidad de vida de las personas atendidas en la URSM (económicos, residenciales, ocupaciones, laborales, etc.).
  • Grupo de habilidades sociales: básicas, de comunicación y relación, de afrontamiento y resolución de problemas, etc.
  • Intervenciones familiares psicoterapéuticas.
  • Psicoeducación familiar (unifamiliar o multifamiliar): grupos de información y apoyo para el conocimiento de la enfermedad y el manejo de conflictos.

Comunidad terapeutica

(CTSM): Dispositivo asistencial de salud mental dirigido al tratamiento intensivo de pacientes que requieren una atención sanitaria especializada de salud mental, en régimen de hospitalización completa o parcial, de media estancia.


Funciones de las Comunidades Terapéuticas de Salud Mental

 

  1. Prestar atención especializada a pacientes con trastorno mental grave derivados desde las USMC.
  2. Dar el alta a pacientes de la comunidad terapéutica e informar de la misma a la USMC de referencia, al objeto de garantizar la continuidad asistencial y de cuidados. 
  3. Participar en el desarrollo de programas comunitarios de atención a pacientes de alto riesgo o pacientes afectados por trastornos mentales graves. 
  4. Desarrollar programas de atención parcial en aquellos casos que sean precisos.



Programa de atención:



En la CTSM se ofertan las siguientes modalidades de atención:

- Hospitalización completa, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional.

- Programas de día, incluyendo las intervenciones de psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social y/o terapia ocupacional.

La actividad asistencial se realiza siempre en el centro, si bien se desarrollan actividades de acompañamiento y de coordinación intersectorial fuera del centro, en el ámbito comunitario, en el marco de los programas de tratamiento orientados a la recuperación del paciente. Igualmente, se ofertan intervenciones de forma individual o grupal; con un familiar, varios familiares o grupos de familias; y con o sin la presencia del paciente.

La atención ofertada incluye los procedimientos de valoración, elaboración del plan terapéutico, desarrollo y seguimiento de intervenciones y acciones de coordinación y cooperación destinadas a garantizar la continuidad asistencial y de cuidados.  Asimismo, ante situaciones de urgencia de pacientes atendidos en este dispositivo, se brinda atención inmediata y contenedora, sin perjuicio de requerir la colaboración de los dispositivos sanitarios de atención a las urgencias.

La CTSM utiliza el ambiente terapéutico y la organización interna del mismo como herramienta de trabajo, de tal manera que propicie la reestructuración interna del paciente y su posición dentro de la sociedad lo más adecuada posible.


Del catálogo de intervenciones terapéuticas ofertadas desde la CTSM se destacan las siguientes:


Área familiar y de la red social de pertenencia:

  • Intervenciones familiares psicoterapéuticas.
  • Orientación y apoyo a familiares y allegados.
  • Psicoeducación familiar.
  • Recuperación, ampliación e intervención en la red social (pareja, amigos, compañeros, vecinos, asociación de familiares y asociación de autoayuda).


Área social:

  • Gestión de prestaciones socioeconómicas.
  • Grupo de orientación social.
  • Actividades de ocio y tiempo libre.
  • Actividades físico-deportivas.
  • Talleres ocupacionales.
  • Actividades formativas.
  • Orientación vocacional laboral.
  • Actividades de apoyo para el acceso a recursos sociales externos.
  • Selección de alternativas residenciales y entrenamiento para la alternativa residencial.


Área de desarrollo de competencias básicas y de autocuidados:

  • Cuidados de higiene e imagen personal, ropa, hábitos en la mesa, etc.
  • Promoción y protección de la salud (alimentación equilibrada, actividad 
  • Física, salud sexual, prevención del tabaquismo, etc.).
  • Habilidades domésticas.
  • Habilidades comunitarias.


Área terapéutica:

  • Psicoterapia.
  • Tratamientos psicofarmacológicos.
  • Control Síndrome Metabólico.
  • Psicoeducación.
  • Rehabilitación cognitiva (atención, concentración, memoria, razonamiento, selección y emisión de respuestas, etc.).
  • Habilidades sociales (observacionales, de escucha de atención, conversacionales, asertividad, etc.).
  • Habilidades de afrontamiento (autocontrol y manejo de estrés, solución de problemas, control de síntomas positivos, etc.).


En el ámbito de la coordinación intersectorial se menciona, por su especial relevancia, la coordinación con FAISEM, servicios sociales comunitarios, red de atención a las drogodependencias, instituciones de tutela y asociaciones de pacientes y familiares.

Recursos humanos

Todos los dispositivos tienen carácter multidisciplinar y podrán estar integrados por personas que desarrollen las siguientes profesiones:

  • Psiquiatría.
  • Psicología clínica.
  • Enfermería.
  • Auxiliar de enfermería.
  • Terapia ocupacional.
  • Trabajo social.
  • Personal administrativo.
  • Celador.

Red Dispositivos

Red de dispositivos

Salud Mental

Ubicación de la Unidad de Gestión Clínica
Dirección, Secretaria UGC:
Entreplanta Izquierda Hospital Provincial
Teléfono: 957 011 503
FAX:  957 011645
Email: Buzón de sugerencias:
Abre una ventana para envio de correoconcepcion.fernandez.t.sspa
@juntadeandalucia.es

Abre un enlace interno en la ventana actualOtras ubicaciones de la UGC de Salud Mental

Fecha de creación de la página: 30-Oct-2018

Fecha de la última actualización: 06-Nov-2018

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.