Responsive menu mobile icon

2.1.3. Insuficiencia cardiaca

Proceso insuficiencia cardiaca

Definición

Conjunto de actuaciones coordinadas (preventivas, diagnósticas, terapéuticas, de cuidados y seguimiento) llevadas a cabo por un equipo multidisciplinar a través de las cuales se identifican a las personas que presentan signos y síntomas de insuficiencia cardiaca (IC), estableciéndose los mecanismos para el diagnóstico precoz y la puesta en marcha de medidas terapéuticas, de cuidados y de seguimiento, necesarias para el mantenimiento de la salud, la mejora de la calidad de vida y la prevención de complicaciones.

Criterios de inclusión

  • Persona que consulta en cualquier punto del SSPA con síntomas y signos compatibles con sospecha de insuficiencia cardiaca tales como: disnea, ortopnea, disnea paroxística nocturna (DPN), fatiga, edema pulmonar o periférico, oliguria, crepitantes pulmonares, ruidos cardiacos (R3 y/o R4), soplos cardiacos, hepatomegalia o presión venosa alta.
  • Persona con diagnóstico previo de insuficiencia cardiaca.
  • Persona asintomática a quién se le identifica disfunción sistólica.

Situaciones que no aborda el Proceso

  • IC en el niño.
  • Pacientes en fase terminal por IC susceptibles de cuidados paliativos.
  • IC de curso agudo y/o causas reversibles.

Criterios de oferta

En Atención Primaria

  • Se aplicarán medidas para la verificación de la identidad inequívoca de la persona.
  • Se llevarán a cabo medidas generales de higiene de manos y uso correcto de guantes, antes y después de la realización de exploración clínica.
  • Hª de salud orientada a identificar:
    • Factores de riesgo, antecedentes cardiovasculares (edad, HTA, DM, tabaquismo, obesidad, dislipemia, cardiopatías previas) y estimación del riesgo vascular.
    • Existencia de comorbilidades.
  • Exploración clínica orientada a la búsqueda de síntomas y signos habituales de IC: disnea, ortopnea, disnea paroxística nocturna, fatiga, edemas, oliguria, crepitantes pulmonares, ruidos cardiacos (R3 y/o R4), soplos cardiacos, hepatomegalia, presión venosa alta y valoración del consumo de fármacos.
  • ECG de 12 derivaciones.
  • Indagar el nivel de dependencia.
  • Identificar factores que puedan incidir en la seguridad del paciente.
  • Se solicitará:
    • Rx postero-anterior y lateral de tórax para valorar índice cardiotorácico y grado de hipertensión pulmonar.
    • Analítica básica de sangre y orina que incluya: hemograma, bioquímica básica (iones, glucemia, urea, creatinina), bioquímica hepática, lipidograma y hormonas tiroideas.
  • Se clasificará la IC según la capacidad funcional de la persona (clase funcional de la NYHA) (Anexo 2 del PAI).
  • Se instaurará un plan terapéutico inicial en función de la clínica de la persona que incluirá:
    • Dieta sin sal.
    • IECA, y si existen signos de congestión pulmonar o sistémica se añadirán diuréticos (Anexos 4 y 5 del PAI).
    • Se valorará la medicación habitual y sus posibles interacciones con la nueva prescripción.
  • Se informará de forma clara y precisa a la persona y/o familiar en un entorno de intimidad y confidencialidad, de su situación clínica, plan terapéutico inicial, estudios a realizar, riesgos, beneficios y alternativas, con actitud facilitadora, respondiendo a sus demandas de información y expectativas.
  • Se gestionarán las citas para la realización de pruebas complementarias y la recogida de los resultados.
  • Se garantizará la transmisión de información entre diferentes ámbitos de atención (AP-AH), que asegure la continuidad asistencial.
  • Serán trasladadas al SCCU-H para continuar tratamiento y/o estabilización clínica, las personas que presenten IC moderada-severa (clase funcional III-IV) y/o inestabilizada (edema agudo de pulmón, shock cardiogénico) o presenten alguna de las siguientes circunstancias:
    • IC estable descompensada por:
      • Proceso grave precipitante: neumonía, taquiarritmia, sospecha de intoxicación digitálica, aparición de síncope, presíncope o hipotensión sintomática, anemia grave, angina, sepsis, alteraciones psiquiátricas.
      • Proceso de base intercurrente descompensado: EPOC, DM, insuficiencia renal, hepatopatía crónica.
    • IC refractaria a tratamiento convencional.
    • Isquemia aguda grave de nueva aparición.
    • Reajuste terapéutico si el ambiente familiar es desfavorable o existe alta sospecha de incumplimiento terapéutico reiterado.
  • Se reevaluará a la/el paciente, valorando los resultados de las pruebas complementarias realizadas y el tratamiento instaurado.
  • Ante la sospecha fundada de IC se solicitará evaluación clínico-ecocardiográfica, aportando en la derivación la información clínica disponible, datos de las pruebas complementarias realizadas y el tratamiento instaurado.
  • Se adaptará el plan terapéutico inicial con las modificaciones requeridas según la situación clínica del paciente.
  • Tras la confirmación diagnóstica de IC, valorar la situación clínica e instaurar plan terapéutico, se elaborará un plan individualizado de seguimiento y control evolutivo cuyos contenido mínimos incluirán:
    • Intervención antitabaco si procede.
    • Identificación de factores de riesgo y estimación del riesgo vascular.
    • Existencia de comorbilidades.
    • Valoración de signos y síntomas de IC.
    • Exploración física: peso, PA, FC, signos de hipoperfusión y/o congestión pulmonar o sistémica.
    • Estimación de la clasificación de la NYHA y su evolución respecto al control previo.
    • Evaluación ECG: ritmo, FC, intervalos QRS y QT, identificación de alteraciones.
    • Evaluación radiológica: al menos una vez al año se solicitará Rx de tórax con determinación del índice cardiotorácico (ICT) y valoración de signos radiológicos de IC.
    • Evaluación analítica con control periódico de iones, función renal y hemoglobina.
    • Evaluar respuesta y adherencia al tratamiento.
    • Diagnóstico y tratamiento de posibles reacciones adversas y/o efectos secundarios de los tratamientos.
    • Ajuste del tratamiento de mantenimiento.
  • Los criterios de derivación a AH son los que siguen:
    • Progresión clínica del estado funcional.
    • Falta de respuesta al tratamiento.
    • Dificultad para conseguir un tratamiento óptimo con dosis adecuadas de IECA, ARA II, betabloqueantes, o que presentan intolerancia o efectos secundarios graves atribuibles a estos fármacos.
    • Reajuste terapéutico cuando el soporte familiar es inapropiado.
    • Alta sospecha de incumplimiento terapéutico reiterado.
    • Sospecha de nueva cardiopatía.
    • Descompensación hemodinámica sin claro factor desencadenante.
    • Alteraciones bioquímicas graves: hiponatremia < 30 mEq/l, creatinina > 1,3 mg/dl, hipokaliemia e hiperkaliemia.
    • Valoración de candidatos a opciones terapéuticas no farmacológicas (Anexo 4.2 del Proceso): cateterismo, cirugía cardiaca, rehabilitación cardiaca, resincronización, desfibrilación o trasplante cardiaco.

Población diana

Pacientes que cumplen los criterios de inclusión del Proceso.

Sistema de información y registro

Historia de salud digital.

Indicadores

  • Número de personas incluidas en el Proceso insuficiencia cardiaca.
  • Número de personas diagnosticadas de IC y que en su Hª de salud consta la etiología de la misma x 100/ Número de personas diagnosticadas de IC.
  • Número de personas diagnosticadas de IC y que en su Hª de salud está registrada la Clasificación Funcional de la NYHA x 100/ Número de personas diagnosticadas de IC.
  • Número de personas diagnosticadas de IC a las que se les ha realizado en el último año determinación de urea, creatinina y electrolitos x 100/ Número de personas diagnosticadas de IC.
Fecha de actualización
02/03/2017