Solicitar vivienda protegida

Para solicitar una vivienda protegida es necesario que te inscribas en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de tu municipio.

Una vez te inscribas como demandante es obligatorio comunicar cualquier modificación en tus condiciones (por ejemplo, tus ingresos anuales o necesidades en relación a la vivienda) en el plazo máximo de tres meses. La inscripción tiene una duración de tres años y se puede renovar una vez pasado este periodo.

La inscripción en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida implica la comprobación previa del cumplimiento de los requisitos para acceder a este tipo de viviendas, que en términos generales son:

  • Ser mayor de edad.
  • No ser titular de una vivienda en propiedad, ni estar en posesión de la misma en virtud de un derecho real de uso o disfrute vitalicio.
  • Compromiso de que la vivienda solicitada se destinará a residencia habitual y permanente.
  • Acreditar el solicitante o la unidad familiar o de convivencia unos ingresos que no excedan de 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) para la Vivienda en Propiedad, de 2,5 veces el IPREM para el Alquiler y de 3,5 veces el IPREM para el Alquiler con Opción a Compra. En el caso de solicitar una vivienda en propiedad, se exigen unos ingresos mínimos de una vez el IPREM.

Si quieres conocer todos los requisitos que debes reunir, puedes consultarlos en el siguiente enlace:

Programas de vivienda protegida

Puedes consultar los programas disponibles a través del siguiente enlace:

Proceso de adjudicación

La adjudicacion de viviendas protegidas se realiza entre las personas demandantes inscritas en el registro que cumplan los requisitos de cada programa y los cupos establecidos.

El registro asignará una calificación provisional y, tras verificar la aceptación, comunicará al promotor una relación priorizada de las personas seleccionadas, así como sus posibles suplentes. Esta relación de adjudicatarios se publica en la web de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

Si eres persona adjudicataria de la compra de una vivienda protegida mediante un sorteo, tendrás derecho a rechazarla en caso de que no obtengas un préstamo hipotecario, si sufres desempleo sobrevenido o si el inmueble no se ajusta a tus circunstancias familiares actuales. Estas renuncias no se consideran voluntarias, por lo que podrás recibir ofertas de futuras viviendas sin tener que participar en otro procedimiento de selección.

Más información

Índice