El Ministerio de Sanidad regula las condiciones para los rodajes en la Fase 1 de la desescalada

El ICAA detalla las medidas de seguridad e higiene que permiten retomar las producciones audiovisuales en la Fase 1 del «Plan para la transición hacia una nueva normalidad».

Como saben, este documento satisface, sin ser vinculante, una petición del sector audiovisual y las distintas administraciones de que exista un documento consensuado, tras la normativa aprobada por el Ministerio de Sanidad para la desescalada en el ámbito de los rodajes.

Desde el 11 de mayo es posible rodar en las provincias y los territorios que se encuentran en la Fase 1 del proceso de desescalada, siempre que se cumplan las normas básicas de protección tanto para los trabajadores como para el público y los usuarios de los espacios previstas en la Orden SND/399/2020 “para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma”.

El Boletín Oficial del Estado publica la orden del ministro de Sanidad, realizada en base a los protocolos propuestos por el Ministerio de Cultura y Deporte, que permite el inicio de los rodajes y producciones audiovisuales, así como la realización de espectáculos culturales.

La orden ministerial aprobada establece que en las producciones audiovisuales se deberá mantener distancias de seguridad entre personas y hacer uso de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo. En los casos en los que la naturaleza del trabajo no permita respetar la distancia interpersonal ni el uso de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo, como puede darse el caso en los actores y actrices, se atenderá a medidas de seguridad diseñadas por los responsables del rodaje, para cada caso particular, a partir de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Todos los platós y espacios de rodaje deberán limpiarse y desinfectarse previamente a su uso. En las actividades de maquillaje, peluquería y vestuario se deberá utilizar el equipo de protección adecuado al nivel de riesgo que asegure la protección tanto del trabajador como del artista, debiendo asegurar en todo caso el mantenimiento de la distancia de dos metros entre los artistas y la desinfección de los materiales después de cada uso. Lo mismo sucede con el vestuario, que deberá ser higienizado, antes de que sea facilitado a otra persona.

Información completa sobre las medidas de seguridad e higiene publicadas por el ICAA que permitan retomar las producciones audiovisuales en la Fase 1 del “Plan para la transición hacia una nueva normalidad”​ en este enlace.