Junta de Andalucía

Viviendas Nuevas

Imprimir Imprimir
Volver
 
 
Cuando tienes intención de comprar una vivienda nueva debes tener en cuenta que se pueden dar dos situaciones al respecto:
  1. Que se trate de una vivienda sobre plano o en construcción
  2. Que se trate de una vivienda ya construida
 
 
Si te planteas comprar una vivienda sobre plano o en construcción, deberías asegurarte de que se reflejen los plazos de entrega de la vivienda, el derecho a no seguir con la compra en caso de no cumplirse esos plazos, así como las indemnizaciones (mínimo, devolución de las cantidades entregadas más el interés legal del dinero).
 
Por una parte hay una serie de cosas de las que debes informarte y observar en el piso piloto cuando vayas a comprar una vivienda una vivienda sobre plano o en construcción:
  • Situación del edificio en planta, dentro del solar y de la zona.
  • Descripción de las zonas comunes, tanto internas como externas.
  • Situación de las viviendas dentro del edificio.
  • Situación de los garajes y trasteros dentro del edificio.
  • Diferentes tipos de viviendas dentro de la promoción.
  • Distribución de las viviendas.
  • Habitaciones interiores y exteriores.
  • Metros cuadrados útiles y construidos.
  • Superficies de cada hueco y distancia entre tabiques.
  • Pilares, salidas de humo, ventilación y tuberías.
  • Calidad de los materiales de construcción de la vivienda y del edificio.
  • Calefacción y agua caliente.
  • Aire acondicionado.
  • Tomas de electricidad, luz y TV.
  • Posibilidad de hacer cambios y mejoras en la distribución y en los materiales.
  • Armarios empotrados.
  • Cocina amueblada.
  • Aislamiento térmico.
  • Aislamiento acústico.
 
Por otra parte, y a un nivel más formal, el promotor deberá facilitarte, si así lo solicitas, la siguiente información:
  • La identificación de vendedor, constructor y arquitecto.
  • La concreción del precio total y de la forma de pago.
  • Los datos del Registro de la Propiedad y copia de las autorizaciones exigidas para la construcción de la vivienda y de la cédula urbanística o certificación acreditativa de las circunstancias urbanísticas de la finca, con referencia a la licencia para la ocupación de la vivienda, zonas comunes y servicios accesorios.
  • La entrega por la constructora de un plano general que especifique el emplazamiento de la vivienda y plano del piso. En él se debe describir el trazado de las redes eléctricas, de agua, gas y calefacción y sus garantías, además de concretar las medidas de seguridad contra incendios.
  • Documento donde se haga una descripción de la vivienda con su superficie útil y del edificio en el que se encuentra, de las zonas comunes y de los servicios accesorios, información sobre los materiales empleados, incluidos los aislamientos térmicos y acústicos, así como del edificio, zonas comunes, servicios accesorios, y las instrucciones sobre el uso y conservación de las instalaciones que exijan algún tipo de actuación o conocimiento especial.
  • El plazo de entrega y el derecho del comprador a elegir el notario para escriturar.
 
Y nunca olvides guardar la publicidad que te entreguen sobre viviendas "sobre plano". Tiene el valor de un contrato, dado que la empresa está obligada a cumplir todo lo que publicite en anuncios y folletos de la promoción. Esta información será útil si deseas reclamar.
 
 
 
Este caso es prácticamente análogo, en todo lo relativo a información a entregar al comprador y a aspectos legales, al de la vivienda sobre plano con la única particularidad de que si la vivienda ya está construida no visitas un piso piloto o tienes que imaginar la vivienda en función de planos y folletos, sino que puedes, simplemente, ver la realidad de la casa.
 
 
Si la vivienda ya está construida deberías observar, antes de decidirte a comprar los siguientes detalles:
  • Estado de las zonas comunes, tanto internas como externas: jardines, fachada, cubierta, portal, ascensor, escaleras.
  • Situación de la vivienda dentro del edificio.
  • Situación del garaje y del trastero dentro del edificio.
  • Distribución de la vivienda.
  • Habitaciones interiores y exteriores.
  • Metros cuadrados útiles y construidos.
  • Superficies de cada hueco y distancia entre tabiques.
  • Situación de pilares, salidas de humo, ventilación y tuberías.
  • Calidad de los materiales de construcción de la vivienda y del edificio.
  • Situación de las tomas de electricidad, luz y TV.
  • Estado de suelos, paredes y techos.
  • Calefacción y agua. Servicios centrales o individuales.
  • Presión del agua en los grifos.
  • Aire acondicionado.
  • Armarios empotrados.
  • Cocina amueblada.
  • Aislamiento térmico.
  • Aislamiento acústico.
Volver
Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía - Todos los derechos reservados. Avenida Diego Martínez Barrio, 10. 41071, Sevilla