Las enfermeras andaluzas realizan alrededor de 2.100 indicaciones desde el inicio de esta nueva prestación farmacéutica

Montero recibe la 'Venera de Oro' del Consejo General de Enfermería por reconocer esta profesión como elemento clave en el sistema sanitario andaluz y promover su desarrollo

Las enfermeras andaluzas han realizado alrededor de 2.100 indicaciones de fármacos y productos sanitarios no sujetos a prescripción médica. Andalucía se ha convertido en la primera comunidad autónoma española que regula esta indicación que permite una respuesta "más ágil, cómoda y segura a las necesidades de los usuarios", tal y como ha asegurado la consejera de Salud, María Jesús Montero, tras recibir en Madrid la 'Venera de Oro' del Consejo General de Enfermería.

El desarrollo de esta normativa permite a las más de 25.000 profesionales de Enfermería usar e indicar los medicamentos y productos sanitarios con cargo a la prestación farmacéutica del sistema sanitario público andaluz y colaborar con médicos y odontólogos en el seguimiento protocolizado de determinados pacientes. Uno de los primeros pasos en la puesta en marcha de este decreto es el programa de formación del que ya se han beneficiado cerca de 7.000 profesionales.

"La Estrategia de Cuidados de Andalucía es un claro ejemplo del compromiso de Gobierno andaluz con el desarrollo de esta profesión", señaló la consejera, que ha recogido la "Venera de Oro" que reconoce el trabajo de la Administración andaluza para situar la Enfermería en el plano estratégico de sus políticas sanitarias.

Diseño de nuevas competencias

Según Montero, en Andalucía se está propiciando "un cambio de gran calado en el ámbito competencial de la Enfermería, y son las propias enfermeras del sistema sanitario las que proponen cómo debe abordarse esa ampliación de competencias". En este sentido, la consejera ha indicado que se están diseñando nuevas competencias como la inclusión de estas profesionales en el programa de cirugía menor ambulatoria, de manera que podrán realizar entre el 92 y el 98% de estas intervenciones, con la consiguiente disminución de tiempos de espera para el ciudadano.

Entre estas nuevas competencias destacan también la asignación de responsables de Enfermería para la clasificación, identificación y atención inicial del paciente urgente, la posibilidad de prescribir pruebas complementarias, derivar pacientes a otros niveles o realizar determinadas técnicas diagnósticas y terapéuticas, como por ejemplo retinografías digitales o flujometrías, según ha precisado la consejera de Salud.

El seguimiento de las altas, el seguimiento telefónico de personas frágiles, las políticas de seguridad del paciente o la promoción de la salud y la prevención son otros de los campos en los que los profesionales de la Enfermería son piezas clave, según ha subrayado María Jesús Montero.

La consejera ha destacado el importante papel que las enfermeras tienen en la atención a las dependencias y ha insistido en los avances conseguidos en la gestión de casos, los programas de atención especial a las cuidadoras, el control y seguimiento de enfermos crónicos o el apoyo específico en el ámbito de la salud mental.

La titular de Salud ha señalado también como avances en esta materia la incorporación del modelo de Procesos Asistenciales Integrados, a los cuidados de personas con riesgo vascular, diabetes o cáncer de cérvix, al tiempo que ha destacado el papel que cobran los profesionales de enfermería en la descentralización profesional que se posibilita a través de las unidades clínicas, en las que se potencian la autonomía profesional, la corresponsabilidad y el trabajo en equipo.

Formación

Montero ha abogado por un mayor tiempo de formación y una preparación más especializada en determinados aspectos, al tiempo que se ha mostrado convencida que la convergencia en el espacio europeo de estudios superiores, con la creación del Grado de Enfermería, posibilitará un cambio esencial en el desarrollo de la profesión enfermera en nuestro país.

La consejera ha insistido en que el momento en el que se encuentra la formación universitaria de los profesionales de Enfermería, en plena transformación por el Plan Bolonia, es una oportunidad idónea para la extensión del mapa competencial. La implantación de los estudios de grado y el desarrollo de las especialidades enfermeras unificará la cualificación básica de los titulados en Enfermería, lo que fomentará la investigación y aumentará los conocimientos.

La responsable de Salud ha reafirmado el compromiso de Andalucía con la mejora y el progreso de la profesión enfermera y ha agradecido el reconocimiento que hace el Consejo General de Enfermería del trabajo realizado desde la comunidad autónoma andaluza en esta materia.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad