Economía y Empleo

El presupuesto de la Junta para 2020 supera el debate de totalidad en el Parlamento

Juan Bravo asegura que las cuentas del Gobierno de Andalucía tienen como objetivo "reforzar la política social y el Estado del bienestar"

El proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2020 ha superado el debate de totalidad en Parlamento de Andalucía, tras quedar rechazadas las respectivas enmiendas a la totalidad presentadas por PSOE y Adelante Andalucía, con 59 votos en contra y 48 votos a favor. De esta manera, queda fijada la cuantía global de las cuentas en 38.539,89 millones y cada una de las secciones presupuestarias. A partir de ahora, el proyecto de Ley de Presupuestos se remitirá a la Comisión de Hacienda, Industria y Energía para su continuar su tramitación.

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha defendido durante su intervención que las cuentas presentadas "tienen como objetivo esencial el reforzamiento de la política social y del estado del bienestar, con crecimientos prioritarios para Sanidad, Educación y Dependencia, como ya ocurriera en 2019". El objetivo, ha dicho el consejero, es que el esfuerzo en política social sea sostenible a lo largo de la próxima década, lo cual "nos exige extremar el rigor y el equilibrio en las cuentas, de ahí que -por primera vez desde que existe la Ley de Estabilidad- la Junta de Andalucía haya elaborado un Presupuesto con déficit cero".

"Este Presupuesto financia las ambiciosas medidas de reforma que está impulsando este Gobierno para enfrentar con garantías un contexto de enfriamiento de la economía, como son las nuevas políticas activas de empleo, la mejora de la regulación económica, el refuerzo de la educación para evitar el fracaso escolar o la transformación digital de la Administración que está impulsando el equipo de esta consejería junto a Presidencia", ha precisado Bravo, quien ha destacado que, en paralelo, "hay que poner los mimbres para que haya unos niveles razonables de inversión en infraestructuras en los próximos años y seguir implementando medidas de racionalización de la administración y control sobre los órganos instrumentales de la Junta de Andalucía".

El consejero ha señalado la "vocación social" de estas cuentas. "En 2018, el último Presupuesto del PSOE, la inversión en Sanidad era del 6,1% sobre el PIB; nosotros elevamos este porcentaje al 6,3% en 2019 y en 2020 se situará en el 6,4%. La dependencia ha pasado de 0,7% al 0,8% del PIB. Cada décima que se sube es un esfuerzo enorme: hablamos de más de 1.974 millones de euros en Sanidad entre 2018 y 2020".

Así, ha ejemplificado esta vocación con algunas partidas específicas en políticas sociales como la atención a la dependencia. De esta manera, se dota con 462,6 millones el servicio de ayuda a domicilio, con el objetivo de llegar a 30.000 nuevos beneficiarios; se destinan 103,2 millones al servicio de centro de día y la previsión es incorporar 2.350 nuevos usuarios; 31 millones van para el servicio de teleasistencia, con objeto de atender a unas 250.000 personas, y se eleva en más de 15 millones el presupuesto del servicio de atención residencial para contratar 400 nuevas plazas (200 para mayores y 200 para personas con discapacidad).

En línea con el objetivo de unos presupuestos sociales sostenibles, en 2020 se abre una vía que enlaza con una filosofía presupuestaria diferente, con la puesta en marcha de una línea de financiación, que contará inicialmente con 20 millones de euros, para seleccionar actuaciones o partidas que por su propia naturaleza permitan mejorar el funcionamiento de la administración y la capacidad de generar ingresos.

Es un Presupuesto en el que la inversión social crece sobre el PIB, si bien esto no es incompatible con una mejora del entorno fiscal, ha asegurado Bravo. En 2019 se inició esta política con la bonificación de Sucesiones y Donaciones para los Grupos I y II, la reducción de la escala autonómica en el IRPF de forma progresiva a lo largo de los ejercicios de 2019 a 2022 (la reducción de la escala más baja ya es efectiva en su totalidad en este año 2020) y la minoración de tramos, que pasan de ocho a cinco. A esto se le sumaron mejoras en transmisiones patrimoniales (ITP) para familias numerosas y actos jurídicos documentados (AJD) para emprendedores, autónomos y empresas.

En 2020 se incorporan nuevas rebajas fiscales en ITP y AJD para la adquisición de vivienda habitual en inmuebles de hasta 130.000 euros, con un tipo de gravamen reducido del 7%, lo cual está encaminado a facilitar el acceso a la vivienda de los más jóvenes. Se trata de una medida de la que se puede beneficiar una de cada tres operaciones de compraventa de inmuebles en Andalucía, según la radiografía actual del mercado inmobilario andaluz. Así lo constatan los datos del portal especializado idealista, que señala que el 36,4% de las viviendas que están en venta en la comunidad se encuentra por debajo de ese precio (un total de 63.588).

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, durante su intervención en el pleno del Parlamento.

Esta medida, que se traduce en un ahorro de unos 1.300 euros en la compra de una residencia habitual, es aplicable sobre más del 69% de los inmuebles puestos a la venta en Jaén; en el 64,6% de los supuestos en Almería; en el 53,8% de los casos en la provincia de Huelva; en el 47,4% de las viviendas en venta en Córdoba; en el 46,9% de los inmuebles en la provincia de Granada; en el 41,7% si hablamos de la provincia de Sevilla, en el 37,5% de las viviendas de la provincia de Cádiz y en un 12,9% de las viviendas en la provincia de Málaga.

Asimismo, habrá ventajas fiscales (un tipo reducido del 2%) en determinadas operaciones financieras con sociedades de garantía recíproca encaminadas a la reestructuración de pequeñas y medianas empresas. "Eso ya está plasmado en el Presupuesto de 2020, un año en el que no renunciamos a continuar mejorando la fiscalidad con nuevas medidas", ha apuntado el consejero.

Juan Bravo ha defendido que se trata de unas cuentas que recogen "reformas con sentido económico", entre las que ha citado la que afronta la Consejería de Empleo, donde destaca la recuperación de la formación para el empleo, que pasa de 0 a 80 millones desde 2017 a 2020; la mejora de los servicios públicos de empleo utilizando más y mejor información de los trabajadores y las empresas (perfilado estadístico de oferta y demanda); una mayor garantía de utilización de los recursos asignados por otras administraciones: Conferencia Sectorial de Empleo (pérdida de 1.300 millones en 20122018) y Fondos Estructurales, así como la evaluación de las políticas activas de empleo para mantener lo que funciona y cambiar lo que no ha obtenido los resultados buscados.

Otra de las prioridades pasa por mejorar la eficiencia de la Administración instrumental. En este sentido, ha mencionado que la Intervención General de la Junta de Andalucía llevará a cabo durante 2020 la contratación de auditorías operativas de las entidades sector público instrumental con el objetivo de mejorar el control y eficacia de estas entidades, una actuación inédita hasta la fecha que contará con una partida de 3 millones de euros.

El presidente de la Junta abraza al consejero de Hacienda al término del debate de totalidad.

"La política de los presupuestos ficción ha terminado. A diferencia del año anterior, con las previsiones actuales de ejecución sabemos que se puede cumplir con las reglas fiscales tanto de déficit, como de deuda y regla de gasto. Las cuentas de 2020 hacen un nuevo esfuerzo porque la ejecución sea realista, especialmente en el capítulo de invesiones, y para ello vuelve a hacer también un esfuerzo por el buen aprovechamiento de los fondos europeos. Todo ello, con el objetivo de cumplir en 2020 el déficit cero".

Si analizamos el gasto por Consejerías, se vuelve a percibir la fuerte vocación social del Gobierno de la Junta de Andalucía. La Consejería de Salud y Familia tiene un Presupuesto para 2020 de 11.056,22 millones de euros, con un crecimiento del 4,3% (452,44 millones más). La Consejería de Educación y Deporte eleva su cuantía en un 3,6% (en 237,4 millones) y se sitúa en 6.868 millones de euros. La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliacion crece casi un 3% (en 61,67 millones) y se sitúa en 2.174,1 millones.

El peso global de estas tres consejerías en el presupuesto andaluz, excluyendo la PIE (Participación en los Ingresos del Estado) y FAGA, es notable. Salud y Familias representa el 32,29%, Educación y Deporte es el 20,06%, e Igualdad y Políticas Sociales es casi el 6,35%. Las tres unidas representan el 58,7% del Presupuesto total para 2020, lo cual pone de manifiesto que el Estado del Bienestar es el núcleo principal del presupuesto andaluz.

Como conclusión, el consejero ha destacado que el Presupuesto, que alcanzará una cifra global de 38.540 millones, con un incremento del 5,4% respecto al de 2019, es "riguroso y prudente, con una marcada vocación social, muy centrado en la mejora de la eficiencia y el aprovechamiento de los fondos europeos, pero que sienta las bases para favorecer un crecimiento robusto de la economía de Andalucía sin dejar a nadie atrás".

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad